Llantén, una sencilla planta silvestre con muy buenas propiedades

Llantén, una sencilla planta silvestre con muy buenas propiedades

Puede  que en un paseo por el campo hayas puesto tus pies sobre ella y ni te hayas dado cuenta. El llantén es una plantita silvestre de esas que no llaman la atención lo más mínimo porque estás acostumbrado a verla por todas partes: en jardines, entre el césped de un parque, en los márgenes de la carretera, entre las piedras de la playa o incluso en los tejados de casas antiguas que se caen a pedazos. Casi por cualquier sitio que pases te puedes encontrar con el plantago, siempre y cuando estés en una zona con humedad suficiente.

A pesar de ser tan común, sus propiedades medicinales y culinarias son bastante desconocidas, probablemente nadie se imagina que una planta silvestre que crece en cualquier parte  pueda tener tan buenas cualidades.

En tiempos de nuestras madres y abuelas, cuando la industria farmacéutica no había invadido los botiquines de todos los hogares, el llantén se utilizaba como hierba medicinal por sus propiedades analgésicas, desinfectantes y antiinflamatorias.  Para heridas leves, como picaduras, cortes, rasguños o quemaduras solares, se ponían unas cuantas hojas de llantén en agua hirviendo y se dejaban remojar mientras se limpiaba la herida con agua y jabón. Después, se cubría la zona con las hojas de llantén todavía calientes, a modo de cataplasma.

Propiedades beneficiosas del llantén

Además de las propiedades que he citado arriba, el llantén también es un buen astringente y sus hojas son ricas en vitamina C, por lo que su ingesta ayuda a fortalecer el organismo y prevenir catarros. Los síntomas de la faringitis, catarros y laringitis, se pueden aliviar haciendo gárgaras con la infusión tibia. Si se enfría, también calma las molestias de las hemorroides.

Aunque su uso más habitual es tomarla en infusión,  también sirven para realizar vahos y desinfectar y descongestionar las vías respiratorias. Toda la planta, incluidas las raíces, es comestible. Las hojas tiernas pueden hervirse ligeramente como las espinacas o servirse frescas en ensaladas.

Se trata de una planta herbácea perenne que crece a ras de suelo y no alcanza gran altura. Sus hojas son grandes, de color verde oscuro, y flores en forma de espiga que cuando maduran producen pequeños frutos en forma de cápsula.

Si te cruzas con esta planta, puedes recoger hojas para utilizarlas. Pero debe ser de una zona limpia de sustancias tóxicas y lavarlas muy bien antes de usarlas. También puedes comprarlas en un herbolario, en ese caso te doy dos recomendaciones: 

  • Elije, preferentemente, la especie de llantén Plantago Major. Es la que tiene mejores propiedades terapéuticas.
  • Comprueba que proceden de cultivos con certificado ecológico, para que no contenga restos de pesticidas o fertilizantes químicos.

Es importante que tengas en cuenta que, aunque el llantén se considera seguro, nunca debe usarse para tratar enfermedades serias sin asesoramiento médico.

Cómo identificar el llantén

El llantén o plantago, originario de Europa, es una planta perenne que se adapta a crecer en casi cualquier lugar con tendencia invasora. A pesar de sus beneficios, la resistencia de la planta, es un inconveniente para muchos jardineros que, por consiguiente, las consideran una mala hierba.

Son plantas de crecimiento bajo, con tallos cortos y gruesos, y rosetas de hojas oscuras, brillantes, y forma más alargada u ovalada según la especie. La planta florece hacia finales de verano formando espigas de flores en el extremo de tallos largos.

Tipos de llantén y características

Todos los tipos de llantén pertenecen al género Plantago, el cual agrupa más de 200 especies de plantas que pueden ser anuales, bianuales, perennes o incluso arbustos. Provienen de Europa y Asia, pero se han naturalizado por casi todas las regiones del mundo. Tiene la capacidad de crecer en todo tipo de terrenos, desde campos de cultivo hasta lugares baldíos.

De entre todas estas especies, las más utilizadas por sus propiedades medicinales o culinarias son el llantén menor, el medio y el llantén mayor. Se diferencian, principalmente, por la forma de sus hojas, pero las tres tienen propiedades similares. El más abundante, en nuestra península, es el Plantago Major.

Llantén mayor (Plantago major L.)

Es una planta herbácea perenne, de tallo corto y sin ramificar. Las hojas salen de una roseta basal, tienen forma ovalada y bordes ligeramente dentados. Las flores aparecen entre mayo y octubre, son muy pequeñas y forman espigas de color verde blanquecino. En las condiciones más favorables pueden llegar a medir 50 cm de altura, pero lo habitual es que no superen los 30.

Llantén medio (Plantago media L.)

Es muy similar al anterior, pero se diferencia en que las hojas tienen peciolos más cortos y limbo elíptico.

Llantén menor (Plantago Lanceolata L.)

Las hojas de esta especie también cuentan con peciolo corto, pero tienen forma lanceolada. Su aspecto es alargado y estrecho, lo que las diferencia bastante de las otras variedades. Las espigas de flores son algo más cortas.

Cultivar llantén en el jardín

El llantén es una planta muy apropiada para formar, junto a otras, un prado de flores silvestres. Por sus características, crecerá muy bien en nuestro entorno. Desde el norte, hasta el sur de la península.

Cultivar llantén en el jardín es muy sencillo, son plantas rústicas que toleran heladas. El llantén está a gusto a pleno sol o sombra parcial y en casi cualquier tipo de suelo, incluido el suelo arenoso o rocoso. Pero ten en cuenta que son plantas con una gran capacidad de reproducirse e invadir su entorno.

En estos días otoñales es posible que encuentres plantas con flores maduras que hayan producido semillas. Puedes recogerlas y sembrarlas la próxima primavera, en semilleros o directamente en el suelo del jardín. Para optimizar la germinación, les vendrá bien una semana previa de frío dentro del frigorífico de casa (estratificación).

Algunos enlaces por si quieres probar el llantén en alguna de sus formas o plantarlo en el jardín:

Hojas de llantén
Eco

Té de hierbas
llantén menta limón lavanda salvia

Llantén lanceolata
Semillas

Cultivo, cuidados y usos de la estevia del jardín

Cultivo, cuidados y usos de la estevia del jardín

El uso de estevia como edulcorante está de moda. La utilizan diabéticos, personas a dieta o quienes buscan endulzar sus bebidas y postres sin azúcar. En el mercado es fácil encontrar hojas secas envasadas, pero también es muy sencillo cultivarla en el jardín si tienes un trocito de tierra libre. Hoy os vamos a contar cómo cuidar la planta de estevia para obtener nuestro edulcorante natural.

Las grandes empresas se han dado cuenta de que lo natural vende y han invadido el mercado con edulcorantes derivados de estevia. Si lees la lista de ingredientes, verás que la mayoría de estos productos envasados tienen una cantidad ínfima de la planta mezclada con otros edulcorantes químicos (sacarina, aspartamo, etc). Por ese motivo nosotras decidimos hace tiempo comprar las hojas de estevia seca en la herboristería, hasta que este verano, por fin, la plantamos en el huerto.

La planta de estevia o stevia

Stevia es un género de arbustos tropicales compuesto por más de 200 especies. De todas ellas, la variedad Stevia rebaudiana, también llamada stevia verde, es la que se utiliza como edulcorante. En general, todas las variedades cuentan con varios glucósidos distintos (compuestos dulces) en sus hojas, pero la rebaudiana es la que contiene más esteviol, una sustancia muchísimo más dulce que el azúcar.

Esta planta tan dulce se originó en América del Sur, aunque se ha utilizado en muchos países durante cientos de años como edulcorante natural. Debe su nombre a Pedro Jaime Esteve (botánico y médico español del siglo XVI), quien investigó por primera vez la planta junto a otras que llegaron a Valencia procedentes del nordeste del territorio que hoy es Paraguay. En 1900, el químico paraguayo Ovidio Rebaudi publicó el primer análisis químico que se hizo de ella. En dicho análisis, Rebaudi descubrió un glucósido (rebaudiósido A) capaz de endulzar 200 veces más que el azúcar refinado, pero sin los efectos contraproducentes de éste último sobre el organismo humano. La especie fue bautizada oficialmente en su honor como Eupatorium rebaudiana o Stevia rebaudiana.

El rebaudiósido A, causante del sabor dulce de la planta, es una molécula compuesta por glucosa y esteviol con una estructura que los jugos gástricos de nuestro estómago no pueden descomponer. Por ello, a pesar de contener glucosa, no eleva el índice glucémico, ni aporta calorías. Esta es la razón por la que los diabéticos puede consumir éste edulcorante sin problema.

No vamos a dedicar el post a profundizar en las propiedades y beneficiosos que pueda tener la planta. Las agencias de seguridad alimentaria de cada país ya dedican muchos recursos a ello; pero nos gustaría aclarar algunas ideas básicas sobre los edulcorantes, incluidos también los naturales:

  1. Todos los edulcorantes, calóricos o no-calóricos, pueden contribuir a ganar peso o impedir bajarlo
  2. Los edulcorantes de origen natural (como la stevia) son siempre mejor opción que los producidos en un laboratorio (sacarina, aspartamo, etc)
  3. Independientemente de su origen, siempre es mejor reducir al mínimo el consumo de edulcorantes

estevia en el huerto de hierbas

Cultivar estevia en el jardín

La stevia es un arbusto perenne de unos 90 cm de altura con tallos rectos y vellosos de los que brotan hojas lanceoladas y dentadas, con la superficie rugosa y de color verde oscuro brillante. A esta planta no le gustan los terrenos muy secos ni los excesivamente húmedos, por lo que lo conveniente es mantener el sustrato ligeramente húmedo, con riegos ligeros y frecuentes.

Se puede cultivar tanto en el suelo del jardín como en macetas. En ambos casos necesita un suelo fértil y bien drenado. Si se planta en un contenedor, puede ser conveniente poner una base de grava en el fondo para evitar que el agua se estanque en el interior. Con una capa de mantillo sobre la superficie del suelo conseguiremos retener la humedad del terreno.

Por su origen tropical, la estevia necesita temperaturas cálidas para prosperar y no soporta las heladas. Puesto que se puede cultivar en macetas, se puede tener al exterior en verano y llevarla dentro de casa si en invierno hace mucho frío.

La estevia prefiere lugares soleados, aunque tolera algo de sombra siempre que no sea muy densa. La intensidad de la radiación solar que recibe la planta determina lo dulce que serán sus hojas, por lo que los expertos recomiendan situarla donde reciba el sol de la tarde. También aconsejan evitar las zonas ventosas.

Nuestra experiencia

Nosotras plantamos nuestra planta en el huerto, en primavera. El espacio no es profundo, pero sí holgado, y la estevia ha crecido muy bien. Regamos a diario por goteros y recibe el sol por la tarde. No ha tenido ningún problema de insectos y enfermedades, a pesar de que no utilizamos ningún pesticida en esta zona. El suelo es rico, ya que incorporamos materia orgánica (estiércol de caballo y oveja) a finales de invierno. El único percance que ha sufrido fue que el viento la dobló hace unas semanas, pero la levantamos y sujetamos a un trípode que le hicimos con cañas.

Ahora está comenzando a florecer. Las flores son minúsculas, sin demasiado interés, pero indican el momento ideal para podar la planta y secar las hojas. Justo antes de la floración, es la época de mayor concentración de compuestos dulces en las hoja.

Cómo usar la estevia del jardín para endulzar

Lo primero que hay que apuntar es que cualquier planta del huerto o del jardín que queramos utilizar como alimento no debe haber sido tratada con pesticidas químicos o, en caso de utilizarlos, se deben seguir al pie de la letra las instrucciones que indican los fabricantes en lo referente a plazos de seguridad.

Uso de las hojas frescas

Las hojas frescas de stevia se pueden utilizar como edulcorante en bebidas, como té, infusiones y zumos, o en salsas. Las hojas frescas de esta planta son menos dulces que las secas, pero, aún así, son mucho más dulces que el azúcar. Prueba poniendo poca cantidad al principio y añade algo más si deseas mayor dulzor.

Stevia seca

Con las hojas secas de stevia puedes preparar un edulcorante en polvo. Agrupa y cuelga los tallos frescos de la planta boca abajo en un lugar cálido y seco hasta que las hojas estén completamente secas. Luego separa las hojas de los tallos y, con un procesador de alimentos o molinillo de café, tritura hasta convertirlas en polvo. Guarda la estevia molida en un recipiente hermético. El polvo se puede incorporar a recetas que requieran un edulcorante, pero ten cuidado con la cantidad que utilices porque es muy dulce. Una regla general indica que 2 cucharadas de polvo de stevia equivalen a 1 taza de azúcar.

Jarabe de stevia

Con las hojas secas de stevia se puede hacer un jarabe para endulzar bebidas, salsas y alimentos. Mezcla una taza de agua tibia con un cuarto de taza de hojas de stevia frescas previamente trituradas. Coloca la mezcla en un recipiente hermético y deja que se asiente durante 24 horas antes de colar para retirar las hojas. Si lo deseas, puedes calentar la mezcla colada a fuego lento para reducirla y conseguir un sirope más concentrado. El jarabe debe durar mucho tiempo, si se guarda en un recipiente hermético en el frigorífico.

Nota:

La intención de este post no es recomendar del consumo de estevia, tan solo contar nuestra experiencia y proporcionar información útil sobre sus usos y cultivo. No debes confiar en la información de este sitio web como alternativa al consejo de tu médico, farmacéutico o nutricionista. Si deseas sustituir el azúcar por cualquier otro edulcorante, te aconsejamos que lo consultes con él.

Remedios naturales con plantas: semillas CBD terapeuticas

Remedios naturales con plantas: semillas CBD terapeuticas

El término marihuana medicinal se refiere al uso de toda la planta de cannabis sin procesar, o de sus extractos básicos, para tratar ciertos síntomas de enfermedades y otros trastornos. El CBD (cannabidol) es el principal componente de la planta de cannabis y comparado con el THC (tetrahidrocannabinol) no es psicoactivo, por lo que se considera más apropiado para aplicaciones terapeuticas.

Existen semillas de cannabis con alto contenido en CBD tienen probados efectos calmantes, sedativos y analgésicos. Su cultivo está permitido en España, siempre que no se excedan los límites del autocultivo (cultivo para uso propio). Para los profanos puede que todas las semillas nos parezcan iguales, pero es importante fijarse en este dato y elegir semillas de variedades con esta característica.

Es importante saber diferenciar entre las dos especies de cannabis: sativa e indica. La Sativa tiene mayor contenido en THC, el componente psicoactivo del cannabis que provoca alteración de los sentidos. Cannabis indica, contiene menores niveles de THC y mayores de CBD, lo que la hace más apropiada para usos medicinales. En https://eurogrow.es/279-semillas-cbd se pueden encontrar semillas de diferentes variedades de esta especie, con mayor proporción de cannabidiol.

Cannabis Indica y Sativa, diferencias generales

Aunque científicamente se distinguen dos especies diferentes dentro del género Cannabis, las diferencias entre unas plantas y otras son tan sutiles que algunos botánicos las consideran una sola especie.

Cannabis Sativa

La variedades de Cannabis sativa proceden de zona ecuatoriales. Se distingue porque es una planta alta, de un tono verde más claro que la indica y con flores femeninas más alargadas. El follaje es menos denso, lo que permite mejor ventilación en el interior de la planta proporcionando un crecimiento más sano evitando el riesgo de hongos en las condiciones húmedas y cálidas del clima del que es originaria.

Cannabis Indica

La mayoría de las variedades de Cannabis indica provienen de Asia, concretamente de la India y Pakistán. El arbusto es compacto y como mucho alcanza una altura de dos metros. El follaje es verde oscuro, en algunas variedades casi negro. Las flores forman cogollos densos, pesados y aromáticos.

La Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios establece que plantas de cannabis con concentraciones por debajo del 0,2 por ciento de THC no se consideran estupefacientes. El Cannabidiol es una sustancia legal que es frecuente encontrar en la composición de productos de parafarmacia. El aceite de cáñamo está indicado para aliviar las molestias de contracturas, lumbalgias, ciatica y otras lesiones. Alivia y reconforta mejorando la sensación de bienestar muscular y articular.

Los precios de las semillas de Cannabis son muy variados y pueden oscilar desde los 6,65 euros hasta los 28 euros la unidad. En la web de eurogrow.es puedes encontrar un amplio catálogo donde ampliar información de esta planta, sus propiedades terapeuticas y los distintos tipos de semillas que hay en el mercado: semillas regulares y semillas autoflorecientes.

Remedios naturales con plantas: aciano

Remedios naturales con plantas: aciano

Centaurea cyanus

Centaurea cyanus, más conocida como aciano, es una planta herbácea anual o bianual que ha pasado de ser maleza en el campo a ornamental en los jardines. Tiene unas bonitas flores azules, de azul intenso, muy llamativas por su tono y su forma tan original. Parece una corona de pétalos y aunque la más popular es la azul, también se puede encontrar en blanco, púrpura o rosado.

Esta variedad de Centaurea es nativa del continente europeo, pero se ha extendido y naturalizado por todo el mundo. Está asociada a los campos de cereales, donde se considera una mala hierba. Con la agricultura intensiva su presencia en los cultivos ha disminuido considerablemente y hoy en día se aprecia más en tierras sin cultivar y bordes de caminos. A pesar de que la búsqueda de campos libres fértiles hace peligrar su hábitat natural, su éxito como planta de ornamento asegura su continuidad.

Floración y cuidados

La floración del aciano se produce en primavera. Durante el mes de mayo (en nuestra latitud) aparecerá un estallido de flores que luego se irá ralentizando y que podemos fomentar eliminando las cabezas florales según se marchitan. Conviene dejar que algunas flores maduren y se sequen en la planta para que se autosiembre y tengamos nuevas plantas.

El aciano prefiere emplazamientos soleados en climas templados, pero en las regiones cálidas crece mejor a semisombra. No es exigente con el suelo, pero debe ser un terreno que drene bien porque le perjudica el encharcamiento. Prospera y florece mejor con riegos moderados, aunque es una planta que puede resistir la sequía. A las abejas y a las mariposas les encanta libar en esta planta.

El aciano tiene tallos delgados y flexibles que llegan al metro de altura, poblados con hojas de forma lanceada. Las flores aparecen en el extremo de los tallos, son compuestas y su forma parecen pequeñas coronas con diámetros entre dos y tres centímetros.

Propiedades medicinales del aciano

Al aciano posee mucílago, diversos flavonoides, y taninos que le confieren propiedades antibióticas, antiinflamatorias y diuréticas. También posee una rica cantidad de pigmento cianina, el que le da ese color azul característico de sus flores. Son precisamente las flores la parte de la planta con propiedades terapéuticas, que se pueden utilizar tanto frescas como secas. Con ellas se preparan infusiones calientes o frías, según la afección que se quiera tratar.

Infusión de aciano

La infusión de aciano, por sus propiedades antiinflamatorias y depurativas, ayuda a calmar los síntomas de estados catarrales, disminuir la fiebre, abrir el apetito y mejorar digestiones pesadas. También puede ser útil en el tratamiento de la artritis y el reumatismo.

La infusión se prepara a razón de una cucharadita de planta por taza de agua. El agua debe estar muy caliente y la infusión debe reposar durante unos 5 minutos.

Agua de aciano

El agua de aciano es eficaz para calmar la irritación y ardor de los ojos, así como descongestivo ocular para el tratamiento de la conjuntivitis. Los pigmentos de la flor tienen propiedades que contribuyen a mejorar la circulación de los vasos capilares, también los de la capa vascular de la retina, contribuyendo a retardar la aparición de la presbicia.

El agua preparada de aciano se elabora con flores frescas que se maceran en agua fría durante 24 horas. Pasado ese tiempo, se filtra el preparado y se aplica en lavados oculares o en compresas de algodón sobre los ojos.

Beneficios cosméticos del agua de aciano

También podemos sacar beneficios del aciano en lo referente a la belleza. Al fin y al cabo, el buen aspecto de nuestra cara y cuerpo tiene mucho que ver con nuestro bienestar interno. La falta de sueño, el cansancio o el estrés suelen ser la causa más general de las antiestéticas ojeras y las bolsas que se forman debajo de los ojos. Lo recomendable, es estos casos, son tres cosas: descanso, buena alimentación y ejercicio; pero el uso de algún producto específico para la zona de los ojos también puede ayudar.

En cosmética natural, el agua de aciano es (junto con la manzanilla), el producto ideal para la zona del contorno de los ojos. Para aplicarlo se empapan dos gasas o compresas de algodón con el agua preparada y se aplican sobre los ojos durante quince minutos.

Flores y plantas silvestres

Flores y plantas silvestres

Si te gusta el jardín tanto como a nosotras, seguro que también te encantan los paisajes naturales llenos de plantas y flores silvestres. Las plantas silvestres crecen de manera espontánea y natural cubriendo de color el paisaje. Hay multitud de especies y variedades distintas, con colores diversos, formas variopintas y deliciosos aromas que llenan el campo de escenas fascinantes.

Al llegar la primavera, las flores llenan los bosques, antes que las copas de los árboles se cierren en lo alto. Los arcenes de las carreteras y los caminos se van llenando de chispeantes colores. En la costa, cerca de las playas, tampoco faltan florecillas que tiñen en paisaje. Los humedales y los márgenes de los ríos también tienen su flora, sobre el barro de la orilla o flotando en el agua. Allá donde mires, descubres algún tesoro que antes estaba oculto a tus ojos.

Ramo de flores silvestres

Tabla de contenidos

  1. La riqueza de la flora española
  2. La función de las flores silvestres
  3. Plantas silvestres en el jardín
  4. Valor ecológico de las plantas silvestres
    1. Plantas de prados
    2. Plantas de bosques
  5. Beneficios de las plantas silvestres
    1. Plantas silvestres que se pueden comer
    2. Plantas medicinales
  6. Imágenes y nombres de plantas del campo
  7. Plantas campestres en jardinería
  8. Algunas plantas con su descripción

La riqueza de la flora española

La flora española es extraordinaria. España cuenta con el mayor número de especies vegetales de todos los países europeos y eso se debe a dos factores clave: el clima y el relieve. La gran diversidad climática y orográfica de nuestra península favorece la existencia de diferentes ecosistemas y una gran riqueza natural distribuida por toda la geografía, desde la vertiente cantábrica, zonas prepirenaicas, mesetas interiores, la región mediterránea y el litoral sur atlántico. Esto es aplicable tanto a la vegetación como a la fauna, somos también el país con mayor número de mamíferos y reptiles de Europa, aunque nosotras, aquí, nos centraremos en la flora.

En España tenemos cerca de 10.000 especies de plantas diferentes clasificadas entre no vasculares y vasculares según la forma en que absorben el agua, los minerales y el resto de nutrientes. Las plantas con flores forman parte, junto con los helechos, de las plantas vasculares y suponen más del 80% de la totalidad. Más de 1.500 especies son endemismos exclusivos, como la curiosa violeta del Teide, que sólo vive en Las Cañadas del Teide.  Existen otros 500 endemismos que compartimos con el norte de África.

Viola cheiranthifoliaVioleta del Teide – Foto de Abraham Martín

La función de las flores silvestres

Las flores silvestres no solamente son un placer para nuestros sentidos, tienen una finalidad muy importante: formar semillas para llevar a cabo el ciclo vital de la planta y conseguir la reproducción. El propósito de esas forman tan bellas y colores llamativos es atraer a insectos, aves e incluso murciélagos para que se produzca la polinización y se formen las semillas que, al caer al suelo, darán origen a nuevas plantas.

Algunas semillas pueden desplazarse grandes distancias antes de germinar. Unas tienen adherida una estructura plumosa, llamada vilano, que les permite volar  por el aire hasta lugares lejanos; otras caen al agua, donde flotan, y es la corriente la que se encarga de arrastrarlas a otras zonas; muchas están en el interior de atractivos y sabrosos frutos, y son los animales los que se encargan de su transporte. Pero la mayoría de semillas caen al suelo y germinan en zonas cercanas a la planta madre.

Semillas voladorasDiente de león

Plantas silvestres en el jardín

Es fabuloso pasear por el campo y descubrir las plantas que crecen de forma natural en los alrededores, sin intervención humana de ningún tipo. Estas plantas están adaptadas al clima de esta zona, les basta el agua que reciben de manera natural y atraen insectos polinizadores. Son plantas vigorosas y resistentes, con una calidad vital muy superior a las especies cultivadas. Son ideales para introducirlas en nuestro jardín y en alguna ocasión lo hemos hecho de manera activa. Algunas se introducen ellas mismas, sus semillas caen en nuestra pequeña parcela, donde germinan y crecen espontáneamente. Son regalos preciosos.

Pero hay que ser prudente y saber sacar provecho de la naturaleza sin perjudicar el medio. Hay reservas naturales donde no se debe tocar nada y te arriesgas a una multa si lo hace, lo mismo que si manipulas una especie protegida sin el permiso correspondiente. Si quieres coger unas pocas semillas del campo de una planta común no hay ningún problema; si tomas grandes cantidades, se considera aprovechamiento forestal y no debes hacerlo sin licencia. Si te interesa el tema, te recomiendo leer el artículo en el que hablamos sobre cómo recoger plantas silvestres con el mínimo impacto ambiental.

Euphorbia, una silvestre que introduje en mi jardín

Valor ecológico de las plantas silvestres

Imagino que ya lo sabes, pero todas plantas, además de tener un gran valor estético y recreativo, tienen una enorme importancia para nuestra vida y la sostenibilidad de todo el planeta. Los vegetales forman parte de la cadena alimenticia, producen oxígeno, filtran la contaminación del aire y del agua, regulan la temperatura del planeta evitando su sobrecalentamiento,  y protegen y fertilizan el suelo. Por eso es tan necesario cuidar de las plantas que pueblan bosques y praderas, más importante que su belleza es la influencia que tienen en nuestra vida.

Plantas de prados

Las praderas son ecosistemas donde las precipitaciones no son suficientes para permitir el crecimiento de árboles, la vegetación predominante en los prados son hierbas y arbustos. En estas regiones predominan las gramíneas, juncos y hierbas con flores que en primavera componen alfombras de color.

Me encantaría tener un jardín grande para hacer una pradera de flores silvestres, pero como no es el caso, me conformo con tener algunas plantas en determinados rincones o en macetas, que le dan al jardín un aire campestre. Varita de San José, euforbias, alyssum y arabis son algunas de ellas.

Plantas de bosques

La vegetación predominante en el bosque son los árboles, pero debajo de ellos crecen otras plantas más pequeñas que constituyen lo que se denomina sotobosque. Existen muchos tipos de bosque, cada uno con sus características y con una vegetación propia: bosque boreal, bosque tropical, bosque mediterráneo, etc. Pero en general, el suelo del bosque es fresco y rico en materia orgánica. Allí prosperan muchas plantas con una característica común, crecen a la sombra de los árboles sin necesidad de sol directo.

Nunca hemos intentado introducir plantas silvestres del bosque en nuestro jardín, pero compartimos algunas especies con el bosque que hay frente a nuestra casa. Está tan cerca que es inevitable que algunas semillas lleguen hasta aquí y germinen. Es curioso, pero donde más plantas espontáneas aparecen es en la base del seto perimetral, allí prosperan zarzas, esparragueras o lentiscos. Solemos eliminarlas para que no perjudique el crecimiento de las thujas.

Euphorbia silvestre

Beneficios de las plantas silvestres

Tendríamos que remontarnos muchos siglos atrás para descubrir el momento en que el hombre comenzó a beneficiarse de las plantas silvestres, seguramente desde inicio de su existencia, pero fue hacia el año 65 d.C. cuando el médico y botánico Dioscórides recopiló y publicó un catálogo con 600 especies mediterráneas que se utilizaban en la antigua Grecia con fines medicinales. En “De Materia Médica”, indicaba todo los referente a cada hierba: lugar de procedencia, toxicidad, si eran comestibles, si tenían usos medicinales, etc., e incluso las pócimas y recetas que se podían elaborar con ellas. Fue el inicio de la etnobotánica, un término que se acuñaría en el siglo XIX como la ciencia que estudia la relación del hombre con su entorno vegetal y que engloba, además de la culinaria y la farmacológica, cualquier otro uso de las plantas: para fabricar viviendas, vestimenta, instrumentos musicales, herramientas, juegos, etc.

Plantas silvestres que se pueden comer

Cuentan los historiadores que, hace ahora unos diez mil años y después de muchos intentos, el hombre descubrió la forma de cultivar la tierra. Aparecía la agricultura, una actividad que garantizaba una alimentación más segura y abundante que la recolección de lo que la tierra producía de manera espontánea. La práctica de recoger plantas silvestres se fue perdiendo durante la evolución humana, pero no así su valor como alimento y quienes lo saben no desaprovechan la ocasión de aprovechar los vegetales y frutos silvestres que da la tierra. Seguro que muchos habréis ido a coger moras o fresas silvestres en alguna ocasión, son frutos bien conocidos que se pueden coger sin temor, pero hay muchas especies menos populares que también son alimenticias, como la verdolaga o la cerraja.

Lo que recomiendo encarecidamente es no consumir nunca una hierba desconocida o que no haya sido identificada correctamente por alguien que conozca bien el tema, considera que es similar al riesgo de consumir una seta que no conozcas.

Plantas medicinales

Las plantas han sido los medicamentos humanos desde tiempos inmemoriables, todo asentamiento humano ha estado siempre rodeado de plantas con las que se intentaba curar a los enfermos, aunque no siempre se conseguía el efecto deseado. El hombre sabía que en las plantas había sustancias que permitían luchar contra las enfermedades y algunas eran realmente efectivas. En la Edad Media se cultivaban jardines de hierbas medicinales en los monasterios, las monjas y monjes las empleaban en los hospitales de caridad. Cualquier señor feudal que se preciara tenía su propio jardín de boticario en su palacio o castillo donde sus sirvientes cultivaban hierbas para realizar pócimas curativas.

Durante el siglo XIX, la síntesis química comenzó a desbancar a las plantas medicinales, los expertos comprobaron que era mucho más efectivo la extracción y aplicación de ciertas sustancias aisladas, como la morfina extraída de la amapola o la quinina de la quina. También en ese siglo comenzaron a aparecer las primeras medicinas sintéticas, como el ácido salicílico, y comenzó la carrera por la fabricación de drogas curativas.

Las plantas siguen siendo la materia prima de muchos fármacos que nos ayudan a mantenernos sanos pero ellas, por si solas, son fuente de salud. La naturopatía, la medicina natural y la terapia herbal nos proponen hacer uso directo de las plantas para mantenernos sanos. Yo pienso que no son la panacea que remedia todos los problemas, pero unido a un estilo de vida saludable y una nutrición correcta, pueden constituir un gran cambio.

Página manuscrita por DioscóridesManuscrito sobre la mandrágora, de Dioscórides (fuente wikipedia)

Si te interesan las plantas silvestres tanto como a nosotras, en Guía de Jardín puedes encontrar muchos artículos sobre el tema: su uso en el jardín para darle un aire más natural, las malas y buenas hierbas, ramos con flores del campo, remedios naturales, etc. A continuación tienes una lista de temas que seguro te gustan:

Imágenes y nombres de plantas del campo

Fotografías de plantas silvestres

16 plantas silvestres para identificar

25 gramíneas y plantas silvestres para identificar

Plantas silvestres en la playa

15 plantas silvestres con flores azules

Plantas campestres en jardinería

Uso de plantas silvestres en el jardín

Jardines de estilo naturalista y silvestre

Bordura de silvestres

Cómo recoger plantas silvestres

Un ramo de flores silvestres

Plantas silvestres que florecen en invierno

Flora arvense. ¿Qué son las malas hierbas?

La clara amable de las malas hierbas

Algunas plantas concretas y su descripción

Rosas silvestres

Fresas silvestres

Genista silvestre

Agave americana

Limonium

Narcisos silvestres

Araujia sericifara

Cardo azul

Moricandia arvensis, flores azules, blancas o amarillas

Fuentes: ecoembeswikipedia

Si quieres que hablemos sobre alguna cuestión concreta relacionada con las plantas en la naturaleza, tanto si es una duda como si quieres aportar información, nos encantará que lo hagas en la sección de comentarios.