Young House Love

Los asociamos a casas y jardines lujosos, pero comprar un spa para el jardín es algo más asequible desde que aparecieron los jacuzzis y piscinas hinchables. Siempre he soñado con tener una pequeña piscina en casa. No necesariamente con burbujas, solo lo suficiente para poder sumergirme y relajarme en el agua. Lo que sí me gustaría es poder calentar el agua para utilizara en invierno.

Pero la realidad es que no puedo instalar una piscina de agua caliente en mi jardín, no hay espacio y no dispongo de un gran presupuesto. La cuestión económica puedo superarla eligiendo un spa hinchable. Los he visto en algún centro comercial y me parecen interesantes. No son tan bonitos y aparentes como los jacuzzis tradicionales, pero están bastante bien. Tampoco disponen de múltiples chorros y jets, tan solo hace burbujas, pero con eso me basta. Realmente para mi es suficiente que en invierno se pueda calentar el agua y, eso, lo hacen muy bien.

El tema del espacio lo resolveré en breve. Ahora mismo podría ponerlo en la terraza, pero ese no es un lugar precisamente íntimo. Lo ideal es instalar el jacuzzi en el jardín trasero, y voy a aprovechar unos cambios que tengo planeados para incluir un pequeño spa hinchable allí. Compartiré esos cambios cuando los tenga más avanzado. De momento son solo sueños, y soñar es algo que me encanta.

Si en tus sueños también entra disfrutar a tope de tu jardín, seguro que estas fotos con jacuzzis de exterior te resultarán muy inspiradoras.

Young House Love
Young House Love
Outer Space
Zen Scape

Y algunos spas hinchables que, aunque no resulten tan elegantes, tienen un precio mucho más asequible y también pueden dar mucha diversión.

Spas hinchables de Amazon