Plantas de exterior fáciles de cuidar

Si te sientes desalentado porque no se te dan bien las plantas de exterior has llegado al sitio adecuado, hoy te vamos a hablar de varias plantas de exterior fáciles de cuidar para que cultives con éxito tu querido jardín. Aunque creas que vigilar tus plantas, comprobar cómo están, darles todo tu amor y cariño parezca un gran esfuerzo, verás mantener hermosas plantas al aire libre no tiene por qué ser tan difícil como crees. De hecho, puedes cultivar muchas plantas excelentes con muy poco esfuerzo.

Fotinia (Photinia fraseri), una planta ideal para cuidar al exterior

plantas de exterior faciles de cuidar: fotinia

Esta especie de fotinia es un arbusto muy especial por el intenso color rojo de sus hojas nuevas que aparecen a principios de la primavera. Esta característica, unido a su resistencia y porte compacto, hace que la fotinia sea una planta de exterior muy popular en todo el mundo. Es un fantástico arbusto ornamental que alcanza los 3 metros si la cultivas en el suelo del jardín pero bastante menos si lo haces en una maceta. Es una de las plantas de exterior más fáciles de cuidar, la debes plantar en un sustrato con buen drenaje tanto a pleno sol como semisombra. Puedes podarla después de la temporada de crecimiento de verano.

Abelia grandiflora, otra de las plantas de exterior fáciles de cuidar

abelia, una planta de exterior muy fácil de cuidar

La abelia grandiflora es una excelente planta de jardín que llenará tu espacio exterior con el aroma dulce de sus pequeñas flores en forma de campana. Lo más destacado de esta planta, además de su fácil mantenimiento, es su prolongado periodo de floración que se produce desde la primavera hasta mediados del otoño.

Su cultivo es sencillo, le basta un emplazamiento abrigado en zonas de inviernos fríos, un suelo permeable y riego abundante en verano. Florece mejor a pleno sol, aunque puede prosperar bien en semisombra produciendo menos flores. La abelia tolera algo de sequía pero, para que esté bien bonita, se debe cuidar el riego.

Carrasquilla azul (Lithodora diffusa), sencilla de cuidar en tu espacio exterior

Carrasquilla azul – © Alfonso Condi

Hablando de plantas de exterior, la carrasquilla es una de las más resistentes. Su pequeño tamaño y porte rastrero la hace ideal para rocallas, aunque también es una estupenda tapizante de jardín. Donde quieras que la plantas llenará el espacio de alegres florecillas azules.

La carrasquillas azul prefiere la luz directa del sol, aunque también prosperará a la sombra. Soporta que el suelo se seque y bastará un nuevo riego profundo para que recupere su tersura. No tiene más exigencias, Ponla en tu jardín y observa cómo esta planta perenne mediterránea hace que tu exterior sea un poco más bonito.

Laurel (Laurus nobilis)

laurel, una de las plantas de exterior fáciles de cultivar

El laurel es un arbusto de bajo mantenimiento que puede crecer en un contenedor durante más de 10 años. Los antiguos pueblos romanos y griegos ya conocían esta planta de exterior de larga vida y la apreciaban como símbolo de la inmortalidad, la victoria y la salud.

Al laurel le gusta crecer bajo el sol, pero también puede pasar períodos a la sombra. No la debes regar con demasiada frecuencia, también soporta algo de sequía y prefiere el suelo algo seco que empapado. Si no quieres que se haga demasiado grande, sobre todo si está en el suelo del jardín, dale un buen corte a finales de verano.

Boj (Buxus sempervirens)

boj, de las plantas de exterior más fáciles de cultivar

El boj es una planta de jardín apreciada en todo el mundo. Se trata de un arbusto de hoja perenne que puede alcanzar alturas asombrosas si se deja crecer durante décadas. Lo habitual es cultivarlo como un arbusto recortado con bonitas formas geométricas y es muy sencilla de cuidar en tu espacio exterior.

El boj prospera en casi todo tipo de suelos y prefiere estar fuera de la luz solar directa si es posible. Aún así puede tolerar el sol si el calor del verano no excesivo.

Aralia (Fatsia japonica)

Hoja con de aralia con forma palmeada – © Liliana Zacchero

La aralia, o Fatsia Japonica, es un arbusto de exterior muy resistente. Es una planta de hoja perenne muy fácil de cuidar al exterior en casi todos los lugares, incluso en entornos urbanos más complicados. Lo único que le perjudica un poco es el viento extremo. Si tienes un jardín complejo, por una aralia y disfruta en otoño de sus hermosas flores blancas.

Junco japonés (Acorus Gramineus)

acoro, otra de las plantas de exterior fácil de cuidar

Conocido como acorus, acoro o junco japonés, ésta es una planta originaria de Asia donde suele crecer en humedales y aguas poco profundas. Son plantas resistentes y fáciles de cuidar si tienes un estanque o un jardín donde llueve mucho. La luz no es un problema, ya que prospera bien al exterior, tanto a la sombra como a pleno sol.

El acoro se multiplica muy bien por división de mata. Para sacar el máximo provecho de tu planta, conviene que la dejes madurar y la dividas cada tres o cuatro años. Cada división dará lugar a una mata nueva.

Carex

carex bronce

Los Carex son gramíneas que no necesitan mucho mantenimiento. Hay muchas variedades de Carex y todas ellas son de rápido crecimiento sin importarles la ubicación: pueden crecer en cualquier emplazamiento al aire libre. Toleran tanto el sol como la sombra, con necesidades de riego escasas salvo que haga mucho calor. En general, los carex, pueden tolerar temperaturas frías de hasta -20ºC y soportan muy bien el viento.

No dejes de tener en cuenta algún los carex si buscas plantas de exterior fáciles de cuidar para tu jardín

Hiedra (Hedera)

hiedra

Por su bajo mantenimiento, la hiedra es perfecta para los jardineros principiantes. No importa dónde la plantes, con luz brillante o sombra profunda, la planta crecerá abundantemente durante la primavera. Luego, en invierno, puedes cortarla tanto como quieras y darle la forma que más te convenga. Pocas plantas de exterior hay tan fáciles de cuidar como la hiedra.

Drácena roja (Cordyline)

Cordyline – © Andrew Fogg

La Cordyline joven forma una espectacular fuente de hojas con forma alargada que, cuando crece, se convierte en una palmera de aspecto exótico. Se trata de una planta versátil y llamativa con una sorprendente combinación de tonos rojos y verdes que combinarán muy bien en un entorno moderno al aire libre. Se trata de una planta sana y fácil de cuidar, tan solo debes controlar que el sustrato no se seque en exceso.

También te puede interesar:

3 comentarios en «Plantas de exterior fáciles de cuidar»

  1. Excelentes y encantadoras tus recomendaciones sobre plantas de exterior, siempre sabes cómo entusiasmar para cultivar estas plantas.
    Muchos besos, Mónica.

    Responder
  2. Una muy buena elección y como bien indicas muy fáciles de cuidar. Todas son una preciosidad, aunque yo personalmente me quedo con la Abelia grandiflora y con la Fotinia.
    Un gran abrazo, amiga y feliz resto de semana.

    Responder

Deja un comentario

Newsletter

Apúntate y recibe nuestras publicaciones en tu correo