Bulbos de primavera en macetas

Los bulbos de primavera en macetas son una de las formas más fáciles de añadir color al jardín en cuanto el invierno llega a su fin. Con una buena composición de plantas bulbosas conseguirás combinar el color de muchas flores diferentes. Planta varias macetas en otoño y tendrás una maravillosa sorpresa en primavera. 

Cultivar bulbos en macetas

Si quieres decorar tu terraza, el patio o la entrada de casa con bellos colores y dulces aromas, cultiva bulbos de primavera en macetas. Es el complemento perfecto para un jardín pequeño con espacio limitado, puedo decirlo por experiencia. A mi me gusta tener jacintos, narcisos, iris y otros bulbos en algunos tiestos que pueden estar apartados en invierno y pongo en lugares prominentes cuando empiezan a florecer. No es una tarea complicada porque los bulbos son fáciles de cuidar, pero te cuento todo lo que necesitas saber sobre la plantación de bulbos para conseguir una bonita floración primaveral.

Mis pequeños bulbos de primavera en macetas: crocus en flor, jacintos, iris reticulata y fritillaria

Plantar bulbos de primavera en macetas

Puedes plantar toda clase de bulbos de primavera en macetas e incluso mezclar diferentes tipos. Es importante elegir un recipiente que tenga orificios de drenaje para que pueda salir el exceso de agua de riego. Planta los bulbos en el otoño. Utiliza un sustrato suelto y aireado para que drene bien, el exceso de humedad durante tiempo prolongado los puede pudrir.

Los bulbos de primavera en macetas pueden permanecer al aire libre durante el invierno, pero necesitan protección si el clima es muy frío. Elige recipientes grandes que contengan suficiente tierra para aislar los bulbos. 

Si te gustan más las macetas pequeñas, tendrás que llevarlas a resguardo cuando se prevean heladas. Mantén los bulbos en un como un garaje o cobertizo para que permanezcan constantemente frío pero no lleguen al punto de congelación. No lleves las macetas al interior de casa con calefacción porque la temperatura será demasiado cálida para que se desarrollen adecuadamente.

Un pequeño grupo de bulbos de primavera en macetas puede ser muy decorativo

Cómo plantar los bulbos

Llena la maceta con una buena mezcla de sustrato nuevo y planta los bulbos a la misma profundidad que se pondrían en el suelo. Tulipanes y narcisos a unos 10 cm, y bulbos más pequeños como crocus o iris reticulata a unos 5 cm. Una vez hayas plantado tus bulbos de primavera en macetas, cubre con tierra y dales un buen riego.

Deja las macetas invernar al exterior o en un lugar frío sin riesgo de heladas. Necesitan pasar un periodo de frío para florecer.

bulbos de primavera crocus
Los crocus son de los primeros bulbos de primavera en florecer

Combinaciones y arreglos con bulbos de primavera en macetas

Conforme se acerque la primavera y las temperaturas comiencen a subir notarás que los bulbos empiezan a brotar. Según el género florecerán más pronto o más tarde y puedes tener colorido durante mucho tiempo si combinas bulbos que florezcan escalonadamente. Crocus, narcisos, jacintos, iris reticulata y muscarís son de los primeros en florecer. Tulipanes y alliums florecen algo más tarde.

También puedes complementar el colorido de los bulbos de primavera en macetas con plantas anuales y de temporada. Las pequeñas prímulas comienzan a florecer también a final de invierno, los pensamientos y los ciclámenes están en pleno auge.

Otro bonito arreglo de bulbos de primavera en macetas es plantar diferentes tipos de bulbos en el mismo tiesto a diferentes profundidades según la variedad. Planta bulbos grandes de tulipanes y narcisos formando una capa profunda, cúbrelos con tierra, y planta encima bulbos más pequeños, como crocus, fritillarias o galanthus encima de los primeros.

Los bulbos de primavera en maceta quedan genial, y tienen una floración tan bonita que hagas lo que hagas te van a enamorar con sus colores y aromas. Utiliza tu imaginación y haz los arreglos que consideres bellos para tu casa. Incluso puedes improvisar recipientes de plantación con latas, frascos de cristal o tazas que ya no uses. A mi me encantan los bulbos pequeños, más que los grandes, y en macetas de tamaño casi minúsculo. Por fortuna vivo en un clima cálido y, cuando la floración ya pasa, puedo dejar los bulbos en esas macetitas todo el año al exterior esperando una nueva temporada.

Newsletter

Apúntate y recibe nuestras publicaciones en tu correo