Crocus: Cómo plantar, cultivar y cuidar bulbos de estos bonitos azafranes

Cuando parece que el invierno nunca va a terminar, los delicadas flores de los crocus se abren paso rompiendo la tierra (o incluso emergiendo a través de la nieve) para mostrar una exhibición de colorido. Debes plantar estos bulbos perennes en otoño para disfrutar de su espectáculo primaveral.

Bulbos de crocus

Desde los pequeños azafranes de nieve (Crocus chrysanthus), los primeros en florecer, hasta los azafranes holandeses gigantes (Crocus vernus), más tardíos y de mayor tamaño, estas flores ofrecen una variedad de colores que contrastan con el sombrío paisaje de finales de invierno. Puedes verlos en rosa, rojo, naranja, amarillo, morado, azules e incluso más tonalidades. Muchos tienen un perfume dulce que atrae a las abejas y otros insectos polinizadores.

Los bulbos de crocus (que técnicamente se llaman “cormos”) son perennes y se naturalizan con facilidad. Con pocos cuidados se multiplican y vuelven a florecer año tras año cubriendo una extensión cada vez más grande. 

flores de crocus
Flores de crocus en una maceta de mi jardín

Cuándo plantar crocus

  • En otoño, antes que el suelo se congele. Los bulbos de crocus se pueden plantar casi en cualquier lugar, evitando lugares de sombra densa como la cara norte de un muro o debajo de otros arbustos con follaje muy espeso.
  • Lo ideal es plantar cormos de crocus cuando la temperatura del suelo llegue a unos 15ºC. Esto suele ser durante septiembre, octubre e incluso noviembre dependiendo de la zona geográfica.

Elegir y preparar la zona de plantación

  • Para plantar crocus elije una zona de suelo suelto donde haya buen drenaje. Los bulbos se pudren en la tierra empapada y compactada.
  • Antes de plantar, agrega materia orgánica al hoyo de plantación. Puedes poner compost, turba o un buen puñado de hojas trituradas en el fondo. Cava y mueve la tierra hasta una profundidad de al menos 25 cm.

Cómo plantar azafranes

  • Planta los bulbos de crocus a 10 cm de profundidad con el extremo puntiagudo hacia arriba. Después de plantar, riega abundantemente.
  • Planta los cormos en grupos. Las flores son pequeñas y no se aprecian tan bien si crecen aisladas. Planta conjuntos de 10 o más crocus en grupos separados unos 8 o 10 centímetros.
  • Puedes plantar azafranes en zonas de césped o praderas. Con el tiempo se extenderán formando una alfombra de color. También quedan genial en el borde exterior de los macizos de flores formando borduras.
  • Planta otros bulbos o arbustos más altos que florezcan en primavera detrás de los crocus. Lograrás un contraste de color impresionante.
  • Más información sobre los bulbos de otoño.
crocus y otros bulbos de primavera
Algunos bulbos de primavera

Cómo cuidar los crocus

Abono

Aplica un abono equilibrado después de que los bulbos florezcan. Los crocus tendrán la oportunidad de absorber los nutrientes para producir mayores reservas de alimento.

Riego

Durante el otoño, riega la zona de los crocus si el clima se vuelve seco, pero sin saturar el suelo. Cubre las camas con mantillo antes de que empiece el invierno.

Mantillo

A finales de febrero, retira el mantillo (que los protegía del frío de invierno) para ayudar a que asomen los brotes nuevos.

Cortar las hojas

Deja que las hojas de los crocus se marchiten en la planta. No las cortes ni arranques antes de tiempo. Si crecen en medio del césped no deberás segar hasta que las hojas se hayan marchitado. Es un tiempo que las plantas necesitan para recargar de energía los bulbos.

Propagar bulbos de crocus

Los bulbos de crocus se deben desenterrar para dividirlos cuando las plantas estén en reposo vegetativo. Esto suele ser cuando todas las hojas están completamente muertas. Asegúrate de cavar lo suficientemente lejos de los bulbos para no dañarlos y a la suficiente profundidad para levantarlas con cuidado del suelo.

Una vez levantados, puedes separar suavemente los nuevos bulbillos que habrán crecido alrededor del bulbo original. Estos bulbos hijos se forman a partir de yemas que el bulbo madre desarrolla bajo tierra.

Conserva solo los bulbos más grandes y saludables. Deja que se sequen en un lugar ventilado y seco durante una semana. Después usa una bolsa de papel o malla para almacenarlos guardados en un lugar seco y oscuro hasta que llegue el momento de plantar.

Plagas y enfermedades de los crocus

  • Los roedores y ardillas pueden alimentarse de los bulbos. Un posible solución es plantar crocus en jaulas o mallas de alambre enterradas.
  • Los pájaros a veces arrancan las flores.
  • Los cormos pueden formar moho y pudrirse si se almacenan en un lugar húmedo.
flor de crocus
Púrpura, naranja y blanco en una sola flor de crocus

Mis pequeñas flores de crocus

He plantado crocus en varias ocasiones, pero no me suelen durar mucho tiempo. Creo que la culpa es solo mía, porque en cuanto llega el verano y veo el hueco que ocupaban estas plantas vacío, escarbo para plantar nuevas cosas. Y claro está, termino por destrozar los bulbos que había bajo la tierra o por desenterrarlos.

Los he tenido de muchos colores: blancos, amarillos y púrpura. Éstos últimos son los que más me gustan y por eso he repetido esta temporada en ese color. Sólo tengo una maceta, pero no voy a plantarlos en el suelo esta vez. Quiero ver qué tal se dan en tiesto y si de esta manera puedo conservarlos durante más tiempo. Ya os contaré el próximo año. De momento disfrutaremos de estas primeras flores que nos trae la temporada. Ya falta menos para la primavera.

Newsletter

Apúntate y recibe nuestras publicaciones en tu correo