Silene latifolia o colleja blanca, una bonita planta silvestre en busca de jardín

Silene latifolia, más conocida por otros nombres comunes como “colleja” o “jabonera blanca”, es una vistosa planta silvestre de porte erguido, hojas elípticas y racimos de bonitas flores blancas que aparecen en primavera. El género Silene es enorme, el más grande de la familia botánica de la familiaCaryophyllaceae, con más de 900 especies de plantas anuales, bienales y perennes. Silene latifolia es una especie originaria de Europa, Asia y África del Norte que se ha naturalizado en otras partes del mundo, incluso Alaska y Groenlandia. Se encuentra silvestre por toda nuestra península, incluida la cuenca mediterránea.

Silene latifolia, planta silvestre y ruderal

Como planta silvestre, se encuentra en espacios abiertos, como praderas y campos. Pero se trata de una planta ruderal y arvense, lo que significa que se extiende con facilidad como maleza en hábitats alterados por la acción del ser humano, como bordes de caminos, campos de cultivo abandonados o zonas urbanas. Una mala hierba tan bonita que bien merece hacerle un hueco en el jardín.

Descripción de Silene latifolia

Silene latifolia es una planta vivaz, bianual, con un ciclo vital que dura dos años. El primer año se forman los tallos y las hojas de la planta, pero no florece hasta el segundo. Después de ese periodo, la planta muere, pero le seguirán plantas nuevas que nacerán de las semillas que esparce sobre el terreno. Se trata de una especie dioica, se caracteriza por contar con flores femeninas o masculinas en plantas diferentes. Las flores masculinas tienen un cáliz estrecho, mientras que el de las flores femeninas se hincha por la base a medida que el ovario madura. Todas ellas cuentan con 5 pétalos.

flor de colleja o silene
Flor de Silene latifolia – © Guía de Jardín

Etimología del nombre

El nombre Silene proviene del personaje de Sileno (padre adoptivo y leal compañero de Dioniso, el dios del vino), conocido por su vientre hinchado, característica del cáliz de esta flor. Latifolia es un epíteto que procede del latín y que significa “de hoja grande”.

Uso en el jardín

Las flores blancas de Silene latifolia son considerablemente llamativas por el día y encantadoras cuando están iluminadas por la luz durante la noche. El atractivo de la planta, junto a su riqueza en polen que atrae la biodiversidad, la hacen ideal para el jardín entremezclada en márgenes mixtos. Requiere poco mantenimiento y está prácticamente exenta de problemas relacionados con enfermedades y plagas, tan solo puede verse afectada por algo de oidio.

Silene latifolia también quedará preciosa en prados de flores y en jardines informales. Es perfecta para añadirla a su jardín de rocas o cultivarla en maceta. Ideal para atraer mariposas y abejas plantada junto otras plantas atractivas para polinizadores como Aster, AlyssumCalendula.

Flor de colleja
Cáliz engrosado de la flor femenina de Silene latifolia – © Guía de Jardín

Cuidados de Silene latifolia

Si quieres incluir Silene latifolia en tu jardín debes saber que:

  1. Prospera a pleno sol o con sombra ligera
  2. Prefiere suelos moderadamente fértiles, húmedos y bien drenados. Mejor si son arenosos o pedregosos.
  3. Crece entre 60 y 80 cm de alto y unos 30 o 60 de ancho.
  4. Son plantas que se siembran solas muy fácilmente, por lo que aunque tus primeros ejemplares no duren mucho, pronto serán reemplazadas por pequeñas plántulas de colleja que brotarán en la zona donde estaban las anteriores.

También te puede interesar:

2 comentarios en «Silene latifolia o colleja blanca, una bonita planta silvestre en busca de jardín»

  1. Hola Mónica. Preciosas las Silenes, en mi tierra son muy abundantes y estos días están preciosas. Buen comentario y bonitas fotos. Besinos.

  2. Hola Mónica. A muchas de estas silvestres habría que darle una oportunidad en el jardín, seguro que aportan un gran valor ornamental.
    Un fuerte abrazo.

Los comentarios están cerrados.

Newsletter

Apúntate y recibe nuestras publicaciones en tu correo