Accesorios de jardín Shopping

Regadera de bonsai: las más baratas y bonitas

regadera bonsai

La clásica regadera bonsai es un complemento casi indispensable para quienes cultivan estos pequeños arbolitos, pero también para quienes tenemos en casa pequeñas plantas de interior en diminutas macetas. Regar estas macetas es imposible hacerlo con una regadera normal. Hay quien recurre a una jarra o un vaso, con el consecuente peligro de desbordamiento que acaba esparciendo agua alrederor de la maceta. Para regar las macetas pequeñas con precisión suficiente no hay nada mejor que una regadera también pequeña como las que se usan para los bonsais. Algunas regaderas bonsai son tan bonitas que, además, encajan como elemento decorativo en una estantería: el mejor modo de tenerlas siempre a mano.

Qué es una regadera de bonsai

El nombre lo dice todo, pero muchas personas no saben que existen o cuáles son sus beneficios. Una regadera de bonsai es un utensilio que se usa para suministrar agua cuidadosamente al suelo, de tal manera que el líquido se distribuya de manera uniforme. Hay varios tamaños, lo que facilita regar todas tus plantas con esta pequeña regadera de una sola vez.

La regadera bonsai tiene un diseño básico. Está el compartimento principal que almacena el agua del que sale un tubo, con forma de cuello de cisne, por donde cae el agua cuando inclinas el mango. Generalmente hay un difusor acoplado en el extremo, que deja caer el agua en forma de lluvia para que resulte más natural.

Beneficios de la regadera bonsai

Regar bien un bonsai es muy importante. No darle la cantidad correcta de líquido a estos pequeños árboles es una de las mejores formas de matarlo, ya sea por demasiada agua o muy poca. Un método popular y realmente útil es la regadera de bonsai, y tiene sus motivos.

Cada especie de planta tiene unos requisitos diferentes de riego, que a su vez varían dependiendo de la estación. Por eso no funcionan los sistemas de riego o las mangueras, no hay una forma global aplicable a todas las especies, salvo que tengas una forma de monitorizar cuánto recibe cada tipo de planta, cosa bastante difícil. Una regadera de bonsais es un producto que tiene verdadera utilidad.

Tipos de regadera de bonsái

Si bien en su mayoría son iguales, hay diferentes modelos de regadera de bonsai. En primer lugar, pueden estar hechas de diferentes materiales, como el zinc, el cobre, el acero inoxidable y el plástico. El precio varía según el material y el tamaño. 

El tamaño que elijas de tu regadera de bonsai dependerá de cuántos y de qué tamaño sean tus plantas. Puede que te interese una que pueda contener suficiente agua para regar varias plantas y así no necesites rellenar con demasiada frecuencia, ahorrando trabajo. Pero en cuanto al peso, una más pequeña puede resultar más manejable.

También puedes encontrar diferentes diseños. Las partes esenciales de una regadera de bonsai generalmente son siempre las mismas, todas tienen un compartimiento para el agua, un asa de agarre y un cuello de riego. Algunas llevan boquilla rociadora, otras varias, y algunas no llevan. La forma y tamaño del asa varía en muchas ocasiones, así como la forma del bidón del agua.

Dónde comprar una regadera para bonsai

Puedes adquirir una regadera para bonsai en cualquier centro de jardinería, sobre todo en los especializados en estos tipos de planta. Con un poco de suerte puede que la encuentres en algún bazar de tu localidad. Pero donde encontrarás las mejores regaderas de bonsai es a través de tiendas on-line. Yo soy fanática de Amazon, ya que allí hay una gran variedad de productos disponibles de muchos vendedores.

Si estás buscando una regadera bonsai de buena calidad a precio asequible, tengo algunas que puedo recomendarte. No solo me gusta el material, sino que los diseños son excelentes para el cuidado de las plantas y hay mucha diversidad de precios.

Características a considerar

Antes de adquirir una regadera de bonsai, hay algunas cosas que debe considerar. No se trata solo de que es una herramienta útil, también debes comprobar si se adapta o no a tus propósitos. Te aconsejo que tengas en cuenta los siguientes puntos antes de comprarla, tanto si la adquieres on-line como si lo haces en una tienda física.

  1. Asegúrate de comprar el tamaño correcto para regar la mayor cantidad posible de plantas a la vez.
  2. Ten en cuenta el peso de la regadera de bonsai llena de agua para ver si te resulta manejable.
  3. Decide de antemano qué material estás buscando.
  4. Comprueba que la boquilla de riego ajusta bien para que no derrame agua por los lados.
  5. Inspecciona todas las superficies en busca de abolladuras o daños.
  6. Un extra puede ser que se venda acompañada de accesorios o herramientas adicionales en un mismo paquete.

Regadera bonsai, materiales y precios

Para quienes buscan precio al adquirir una regadera bonsai debo decir que éste suele depender del material. Las regaderas de plástico suelen ser más económicas y menos bonitas que las de acero o cobre. Aún así, una regadera para bonsai de plástico es práctica y puede ser bastante decorativa. Y para muestra te presento estas dos que a mi me encantan. Su precio es de 13,89 la primera, y 15,99 € la segunda.

Existen muchos otros modelos de regadera para bonsai fabricadas en plástico. Este material tiene otra ventaja además del precio, y es su ligereza. No pesan mucho con lo cual resultan livianas y manejables. Las hay de distintas capacidades: desde diminutas regaderas con 0,5 litros de volumen hasta regaderas algo más grandes que permiten transportar 1,5 litros de agua. Tu decisión debe basarse en la cantidad de agua que desees transportar de una vez en la regadera. Si tienes muchas plantas, una regadera más grande te ahorrará algún viaje para llenarla. Las siguientes cuestan 14,99€ y 17,99€ respectivamente.

Puede que otras características como el color o la forma te resulten interesantes en una regadera de bonsai. No hay ningún problema, existen en todo tipo de formas y colores. Pero ten en cuenta que, con independencia de tus gustos, lo importante de estas regaderas es que permiten regar con esmero las pequeñas macetas de los bonsais y las plantas de interior. Su largo y delgado cuello facilita decantar lentamente la cantidad de agua para que todo el sustrato se moje por igual. Los siguientes modelos tienen rociador y cuestan 19,95€ y 23,90€.

Regaderas para bonsai metálicas

Las regaderas de acero, cobre o zinc son las más duraderas y las más bonitas, aunque también es cierto que su función es la misma y resultan algo más caras que las de plástico. Pero si lo que quieres es una regadera de bonsai indeleble y muy ornamental, para tenerla junto a tus plantas siempre a mano, estas son la mejor elección. Las hay realmente pequeñas, como ésta negra que tiene un volumen de 300 ml. Su precio es de 18,99€ y la de al lado, de 1,1 l de volumen, cuesta 15,69€.

Entre las regaderas para bonsais de acero también puedes elegir distintos acabados, como estas en color dorado y cobrizo. La de la izquierda tiene una capacidad de 1,1l y un precio de 26,63€; la de la derecha puede almacenar 0,5 l de agua y tiene un precio de 22,99€.

Un par más de modelos de regaderas de bonsais en metal. Las dos me parecen prácticas y tan bonitas que quedarán genial en una estantería de la sala donde tengas tus plantas. En la de la izquierda cabe 1l de agua y cuesta 35,99; la de la derecha tiene un volumen de 1l y su precio es de 53,69€.

Beneficios de usar una regadera de bonsái

He mencionado al principio que hay muchas maneras de proporcionarle agua a las plantas. Los más populares son los sistemas de riego automático, los sistemas de goteo, la nebulización y las mangueras. Pero hay buenas razones por las que la regadera de bonsai es una mejor opción para las plantas y árboles pequeños:

  • Riego controlado: Como cada especie tiene unas necesidades de riego distintas, tú controlas la cantidad de agua que le suministras a cada planta. Un sistema de riego automatizado puede hacer que algunas de ellas se rieguen en exceso.
  • Nebulizar no es un buen método de riego: Una botella nebulizadora es muy útil para aumentar la humedad y hay quien la usa para regar pequeñas macetas, pero no siempre funciona bien. No es una buena idea usar esa botella para regar, ya que hay plantas (como las suculentas) que agradecen que sus raíces se empapen de agua en el momento del riego. Aunque solo por unos instantes, luego la maceta debe drenar el exceso de agua.
  • Menos viajes: Si tu regadera de bonsai tiene la capacidad adecuada, es posible que solo necesites hacer un viaje para regar todas tus plantas sin tener que volver a llenar la regadera. 
  • Almacenamiento de agua para el día siguiente: El principal beneficio que tiene la regadera sobre las mangueras y los sistemas de riego es que puede almacenar agua hasta que esté lista para dársela a tus plantas. Cuando se suministra directamente del grifo, el cloro en suspensión pueden afectar a su salud. Si lo dejas reposar 24 horas, el cloro se neutraliza y el agua es más segura.
  • Distribución uniforme: El accesorio de boquilla rociadora ayuda a distribuir el agua sobre la maceta como si fuera lluvia. Es un suministro más natural que inunda por igual todo el sustrato.

Puede que también te guste...

       

Newsletter

Apúntate y recibe nuestras publicaciones en tu correo

* Necesario