A muchos nos seduce la idea de convertirnos en huerteros y cultivar hortalizas en casa. Unos dispondrán de más espacio que otros, pero hasta en un pequeño rincón del balcón se puede colocar un huerto urbano. Y para muestra puedes ver cómo cultivamos algunos vegetales en anteriores temporadas, utilizando como contenedor una pequeña mesa de cultivo que nos regalaron.

Ahora estamos planeando ampliar nuestra huerta y lo vamos a hacer con unos cajones de madera que hemos instalado en la terraza. Tampoco será un huerto grande, ni mucho menos, pero supone una gran diferencia. Te invitamos a iniciarte en este tipo de cultivo junto a nosotras y a seguir los artículos que dedicaremos a este tema para empezar con buen pie, que es lo que vamos a intentar. No somos expertas y no podemos asegurar que no nos equivoquemos nunca, pero si lo hacemos rectificaremos y aprenderemos, aunque sea a consta de algún error 🙂

En este artículo vamos a analizar los primeros pasos en la creación de un huerto casero. Un huerto sencillo en casa, para autoconsumo y del que podamos disfrutar toda la familia.

El contenedor para el sustrato

Nuestro huerto lo vamos a instalar en una terraza, sobre losas, por lo que debe ser en un contenedor elevado. Una vez decidido el lugar y las dimensiones que podemos abarcar, elegimos unos cajones de madera de 120×120 cm de ancho y largo, y 40 cm de profundidad. Nos caben dos cajones, uno al lado del otro, con lo que conseguimos en total 2,88 m2 de superficie para plantar.

Ubicación del huerto casero

Pero para empezar un huerto urbano no solo hay que tener un lugar donde ubicarlo, es sumamente importante situarlo en el lugar donde pueda recibir mucho sol directo, pues ello va a condicionar qué vegetales se podrán cultivar. Si tu huerto va a estar en un balcón y no tienes posibilidad de elegir orientación tampoco te preocupes, lo ideal es que esté orientado al sur (en nuestro hemisferio, en el hemisferio sur mejor si es al norte 🙂 pero si no es así nada está perdido, hablaremos de hortalizas que pueden crecer con pocas horas de sol directo. Eso si, te aviso que a la sombra total no funcionará muy bien.

Sustrato para un huerto urbano

Grande o pequeño, tu huerto va a necesitar un buen sustrato, el medio en el que las plantas van a vivir y desarrollarse. Sé que hay muchas posibilidades para crear una buena mezcla y muy buenos tutoriales sobre cómo hacerla, pero yo para empezar he decidido comprar una mezcla preparada específica para huero. Lo hicimos así con nuestra pequeña mesa y nos dio resultados muy buenos, son sustratos ricos en nutrientes para hortalizas que nos aseguran comenzar con buen pié. Cuando hayamos aprendido a cultivar nos adentraremos en el mundo de las mezclas y abonos preparados por nosotros mismos.

Riego

Como puedes imaginar necesitaremos agua, imprescindible para que nuestras plantas vivan. Lo ideal es tener un grifo cerca para poder regar con comodidad pero si el balcón o la terraza no lo tiene busca una regadera que te permita suministrar el líquido elemento al huerto. Normalmente un huerto de balcón es pequeño y regar a mano es algo asequible. El agua de lluvia es ideal y recogerla en bidones una gran idea. Yo de momento ni me lo planteo, estamos en mayo y dudo que las lluvias por aquí aparezcan pronto. Sé que tendré que echar mano de la manguera y con el tiempo pretendo instalar riego por goteo, pero eso será más adelante.

Qué plantar en un huerto urbano

Con nuestro huerto lleno de sustrato y agua a mano para regar ya tenemos lo básico para comenzar. Llega el momento divertido: elegir y plantar nuestras hortalizas. ¿Qué vamos a plantar? Ahora en España estamos en primavera, además bastante adelantada, por lo que elegiremos hortalizas de verano. Las opciones son muchas, sobre todo contando con un contenedor con suficiente profundidad: tomate, lechuga, calabacín, pimiento, berenjena, cebolla, espinacas, acelgas, etc. De momento pondremos planteles, para obtener resultados antes y en el futuro nos adentraremos en el mundo de los semilleros.

Espero que este artículo te anime a comenzar tu propio huerto urbano y te aficiones a la horticultura con nosotras, podemos compartir experiencias y conocimientos. Esto es solo el comienzo de una práctica que promete ser entretenida y gratificante. ¿No te parece?