Puesto que la primavera es el mejor momento para plantar bulbos que florecen en verano, hoy seguiremos hablando de ellos y dedicaremos este post a unos de los más pequeños que existen: los oxalis. Este trébol de cuatro hojas es una planta  de tamaño reducido, pero no por ello es pequeña su belleza. Son bulbos comienzan a brotar a finales de primavera y cuando llega el verano ya están listas para florecer.

Las hojas de oxalis tienen un aspecto similar a las del trébol, por lo que en ocasiones se confunden y podemos creer que se trata de un trébol de cuatro hojas. Los tréboles son plantas leguminosas y pertenecen al género Trifolium, con más de 250 especies distintas. De oxalis también hay muchas variedades, parecen tréboles, pero no son lo mismo.

Oxalis pes-caprae en mi jardín

Existen cientos de especies de oxalis que se diferencian por las flores o el follaje. Las flores de este pequeño bulbo adquieren diversas tonalidades. Rojo, rosa, blanco y amarillo son los colores más habituales. También en las hojas encontraremos distintos tonos y matices de verde, e incluso algunas con tintes púrpura.

Flores de Oxalis triangularis

Algunos oxalis forman parte de la flora arvense de determinadas regiones. Aquí, en el Mediterráneo, el Oxalis pes-caprae tienen una capacidad tremenda para reproducirse y se considera una mala hierba que invade los campos de naranjos. También invaden cada primavera mi jardín.

Invasión de Oxalis en mi jardín

Pero hay oxalis que son menos invasivos y mucho más ornamentales. Entre las especies más apreciadas están Oxalis thetraphyla, de flores rosas y hojas verdes con un dibujo en púrpura que recuerda una cruz, y Oxalis triangularis, con delicadas florecitas blancas y hojas verdes o púrpura según la variedad.

Oxalis triangularis

Es fácil ver crecer oxalis en cualquier región templada del mundo. Son plantas herbáceas, generalmente perennes, que tienen raíces tuberosas o bulbosas. Lo habitual es que pierdan su parte aérea en invierno y vuelvan a aparecer cuando llega la primavera, aunque en regiones tropicales pueden comportarse como perennes. Quedan preciosos en maceta o en primera línea del jardín, en un macizo de flores.

Cultivar oxalis no tiene ningún misterio, basta con plantar los bulbillos en tierra esponjosa con buen drenaje en un lugar soleado o a media sombra. Se riegan de primavera a otoño, mientras la planta está activa, y en invierno podemos olvidarnos de ellos.

Bulbo de oxalis

Hay muchos más bulbos que florecen en verano y que llenan el jardín de color durante los días más cálidos del año. En el siguiente enlace encontrarás una lista con muchos de ellos:

Bulbos de verano para el jardín o macetas

Imágenes: Guía de Jardín, ibulb