Cuidado de crisantemos, sencillas y bellas flores de otoño

El crisantemo es una magnífica flor, ideal para embellecer jardines y terrazas en otoño. Su nombre botánico es Chrysanthemum, un género de alrededor de 30 especies de plantas perennes en la familia Asteraceae. Son plantas nativas de Asia y Europa que pueden comportarse anuales o perennes dependiendo de la variedad. Su altura también puede variar, encontrarás crisantemos bajitos de unos 40 cm de altura y otros más altos que pueden llegar al metro. El cuidado de crisantemos es sencillo y, con unas atenciones básicas, cualquiera puede disfrutar de estas bonitas plantas.

crisantemos pompón
Crisantemos de flores grandes y compuesta – Foto de Erol Ahmed en Unsplash

Plantar crisantemos

Las plantas jóvenes de crisantemo se plantan idealmente en primavera para que desarrollen un buen sistema radicular y se establezcan antes de florecer a finales de verano o en otoño. Si son plantas compradas en macetas en otoño, se pueden plantar directamente en el suelo, en jardineras o en macetas más grandes.

Las plantas que han sido plantadas en el suelo en primavera y se han establecido bien serán más resistentes a las inclemencias de la temporada fría que las que viven en macetas. Pero, por otro lado, las macetas siempre se pueden llevar al interior para que pasen protegidas el invierno.

  • Coloca las plantas jóvenes en primavera en un suelo que haya sido enmendado y que drene bien.
  • Se recomienda encontrar un lugar soleado que embellecerá la floración.

crisantemos perennes

  • En regiones frías se siembran los crisantemos de marzo a mayo en un invernadero. En climas cálidos se siembran directamente en el suelo en primavera.
  • Los crisantemos perennes se pueden propagar por división de mata en primavera.

Crisantemos anuales

Estos son los crisantemos que generalmente aparecen a la venta en los viveros a finales de verano.

  • En climas fríos, los crisantemos anuales se pueden sembrar desde febrero a marzo en invernadero. En zonas cálidas se pueden sembrar directamente en el suelo a principios de mayo.
  • Las plantas en maceta de pasan al suelo en primavera, dejando un espacio de unos 50 cm entre ellas.
cuidado de crisantemos
Crisanetmos de flor doble y color naranja

Poda, cuidado y riego

Los cuidados del crisantemo son relativamente pocos y sencillos.

  • Retira las flores secas a medida que se marchitan, de esa manera aumentará la producción de flores nuevas.
  • Riega cuando el suelo esté seco, especialmente si los cultivas en una maceta. A los crisantemos les gusta un suelo húmedo para crecer adecuadamente.
  • Debes procurar no mojar las hojas. Es la forma más segura de evitar la aparición de enfermedades como la roya o el oídio.
cuidado crisantemos
Crisantemos bicolor

Enfermedades de Los crisantemos

Los crisantemos pueden ser víctima de varias enfermedades y parásitos, pero podrás evitarlos si llevas cuidado. Sobre todo ten cuidado de no mojar el follaje. Separa las planta lo suficiente para que no se toquen entre sí, así habrá una buena aireación de las hojas y menos posibilidades de que aparezcan hongos.

  • Mildiú: se manifiesta como un polvo blanquecino que cubre las hojas y los tallos.
  • Roya: aparecen una ampollas polvorientas en la parte inferior de las hojas.
  • Pulgones: insectos que se implantan en los tallos y brotes jóvenes. Las hojas se enrollan y se caen.

Más información sobre el crisantemo

El crisantemo es originario de Corea pero ha alcanzado un estatus de culto en Japón, donde se ha convertido en la flor favorita de los japoneses. En el país nipón se la conoce como la flor del otoño y simboliza la alegría y el placer.

Hay una gran cantidad de variedades de crisantemos. Son plantas muy populares por sus bonitas flores en tonalidades rosas, rojas, naranjas, amarillas o blancas.

El crisantemo tiene la ventaja de florecer tarde, hasta el mes de noviembre. Por lo tanto, parece decorar nuestros jardines justo cuando otras flores comienzan a escasear.

También se plantan en macetas para adornar balcones y terrazas. Para ello, elige una buena mezcla de tierra para plantas de flores, porque tiene la ventaja de retener la humedad que la planta necesita.

El crisantemo es muy versátil y encajará perfectamente en un macizo de flores, en una maceta o jardinera. Puede decorar en cualquier parte del jardín y son ideales para ponerlos en la puerta de casa y alegrar los cambiantes días de otoño.

cuidado de crisantemos
Crisantemos en Longwood Gardens

Variedades y tipos de crisantemos

Existen muchas especies diferentes de crisantemos y muchas variedades conseguidas por el hombre mediante hibridación. Los distinguimos principalmente por la forma de sus flores. Básicamente, los cuidados del crisantemo son los mismos, sea cual sea la variedad.

  • El más típico es el crisantemo de tipo margarita. Lo que nos parece una flor es, en realidad, una inflorescencia compuesta por muchas flores. Unas son diminutas y forman el centro. Otras, llamada lígulas, son flores modificadas y son lo que nos parecen pétalos.
  • Otro tipo de crisantemo es el que tiene flores dobles. Son como margaritas con muchas filas de pétalos.
  • Un último tipo son los crisantemos con flores esféricas con forma de pompón. Forman plantas espectaculares. Son la base de los estilos florales de los estilos imperiales japoneses.
También te puede interesar:

2 comentarios en «Cuidado de crisantemos, sencillas y bellas flores de otoño»

  1. Me encantan los crisantemos, casi siempre tengo pero me he comprado un par de plantitas más porque algunos de los más viejos ya no creo que puedan producir floración y así los sustituyo, los demás están a punto de florecer, son una apuesta segura para colorear el jardín en otoño.
    Mil besos, guapa.

Los comentarios están cerrados.

Newsletter

Apúntate y recibe nuestras publicaciones en tu correo