El invierno es el mejor momento para plantar las rosas. En estas fechas, todos los viveros especializados, ponen a nuestra disposición un amplio surtido de rosales a raíz desnuda. Esta presentación es muy segura y la más económica con diferencia, lo que nos permite comprar a muy buen precio arbustos de rosas que en otras fechas resultarían más caros.

La plantación del rosal: tipos de rosales

Cuando vas a comprar un rosal puedes encontrar tres formas de presentación diferentes:

  • Rosal a raíz desnuda
  • Rosal en cepellón
  • Rosal en maceta

Rosales a raíz desnuda

Son arbustos de rosas que se venden con las raíces al descubierto, sin nada de tierra. Los productores de rosas extraen las matas de la tierra y las limpian dejando las raíces más vigorosas e importantes. Es un formato que solo se puede ofrecer en invierno, cuando la planta está en reposo vegetativo, ya que en otro momento el rosal moriría.

En el momento de la compra, elige un rosal con raíces sanas, firmes, y que tengan una longitud de 20 cm por lo menos. Observa también los tallos, debe haber un mínimo de tres por planta y deben ser verdes y fuertes.

Si adquieres un rosal a raíz desnuda, lo debes plantar cuanto antes. Si no puedes hacerlo de inmediato en su lugar definitivo, ponlo en una maceta o en algún rincón del jardín y tapa las raíces con tierra hasta que lo ubiques definitivamente. No es necesario que lo riegues, pero así evitas que se reseque en exceso. Aún así, no dejes pasar mucho tiempo hasta designarle su emplazamiento final.

Rosales en cepellón

Al igual que los anteriores, los rosales en cepellón se venden en invierno, pero suelen aparecer en los viveros y centros de jardinería más cerca de la primavera. Se venden con las raíces dentro de una malla o una pequeña bolsa que mantiene cierta cantidad de tierra unida a las raíces. Los tallos están podados y un buen ejemplar debe presentar por lo menos tres ramas.

En teoría, la malla que sostiene el cepellón es biodegradable y se puede introducir en la tierra a la hora de plantar. La realidad es que muchos productores han optado por usar bolsas de plástico y, en ese caso, debemos separar el cepellón antes de ponerlo en el suelo.

En este caso las raíces no son visibles, pero observa bien los tallos cuando elijas tu ejemplar. Deben parecer sanos, verdes y firmes.

Rosales en maceta

Los rosales en maceta se venden durante todo el año y se pueden plantar en cualquier estación. Son arbustos que tienen raíces desarrolladas dentro del contenedor en el que los compras, lo que facilita el arraigo de la planta y que se vea bonita desde el momento en que la plantas.

No esperes encontrar rosales en macetas llenos de flores, al menos no todos. A excepción de los rosales “mini” y los “de patio”, los rosales necesitan suelos profundos para desarrollarse plenamente y llenarse de flores.

Cuando lo extraigas de la maceta para ponerlo en su lugar definitivo, afloja la tierra y suelta un poco el cepellón para facilitar el crecimiento de raíces nuevas.

Espero que estos sencillos conceptos te sirvan para distinguir los tipos de rosales que puedes encontrar a la venta y te ayuden a la hora de elegir la mejor opción para tu jardín. Puede que ahora te interese leer un poquito más sobre cómo plantar y cuidar los rosales. Estamos en el mejor momento para elegir las rosas más bonitas para nuestro jardín.