Todavía quedan unos días de verano para disfrutar de las temperaturas cálidas. En casa y por el tiempo que hace en el Mediterráneo, diría que aún tenemos por delante días de intenso calor. Pero al atardecer corre una brisa que me recuerda que el otoño está cerca.

En otoño las inclemencias del tiempo se pueden sobrellevar. En los árboles quedan restos de frutas y las semillas del huerto y los insectos constituyen buen alimento para los pájaros. Cuando llegue el invierno con sus fríos de rigor, no les será tan fácil encontrar comida y en ese momento, si pudieran, seguro que nos agradecerían encontrar algún suplemento en el jardín.

Si tienes soltura con el bricolaje, puedes fabricar casitas y comederos para aves y colgarlas en los árboles. Yo reconozco que no soy nada manitas, pero me gusta proporcionar alimento y refugio a los pajarillos. En alguna ocasión coloqué una casita de madera en el jardín, pero es tan pequeño que no se acercaban. Este año he decidido poner un comedero, ya fabricado, que espero les sirva de buena despensa durante las próximas estaciones.

Reciclando envases de los que casi todos los días desechamos en casa, se pueden hacer cosas tan sencillas y bonitas como estas:

Puedes seguir los tutoriales para fabricarlas en blogs de manualidades. Nuestro mundo creativo es uno de ellos.

Pero si no te sientes capaz de hacerlo puedes comprarlas ya hechas. Estas casitas las he visto en Amazon.

1 //
2 //
3 //
4

Y estos refugios y comederos son un complemento ideal para el jardín, porque además de proporcionar comida y refugio a las aves, decoran cualquier rincón.

Nos vemos de nuevo el lunes ¡Feliz fin de semana a tod@s!

seguir el blog