Vivir en la ciudad tiene muchísimas ventajas pero el suelo de la urbe es caro y disponer de un trocito sin cemento u hormigón donde crear un jardín se convierte en todo un reto. Los seres humanos necesitamos la naturaleza, en las ciudades se buscan los parques y jardines públicos para revivir esas sensaciones que solo el campo puede proporcionar. Debería haber muchísimos más parque en las ciudades.

Un jardín en macetas, cuidadas con mimo, convierten esta calle en un jardín

Afortunadamente cada día conozco más personas que opinan como yo y que velan por llevar un trocito de naturaleza a sus hogares, tanto en el campo como en la ciudad. Huertos urbanos, mesas de cultivo yjardines en macetasson la única opción en muchos casos, pero una opción estupenda que supone un gran cambio. Un balcón, una terraza o un patio se transforma en un pequeño paraíso cuando está repleto de plantas bien cuidadas.

Hoy os traigo una muestra espectacular de esto que os comento, nos vamos a un lugar lejano pero muy bonito, a una calle donde los vecinos se han puesto de acuerdo para convertir la entrada a sus casas en un jardín en macetas. Como están bien hermanados por esta causa común, el resultado es una transformación absoluta de una calle asfaltada, antigua y gris en un paseo ajardinado.

En los inicios cada vecino se encargaba de la fachada de su vivienda, era su única responsabilidad y se dedecaba a cuidar solo eso. Cuentan que el trabajo con las macetas les hizo salir de sus hogares y compartir conversaciones e inquietudes unos con otros, creando lazos de amistad y una unión muy especial por un objetivo común. En la actualidad comparten los trabajos, los éxitos con el jardín, se ayudan cuando algo falla en las macetas del otro, y pasan el invierno deseando que llegue la primavera para volver a compartir en el exterior.

Esta calle es Alley Cat, llamada así (callejón del gato) porque por ella transitan muchos mininos, y está en el centro de Sidney. Me ha parecido un estilo de vida fantástico para quien reside en una gran ciudad y un ejemplo a imitar. Como recompensa, la calle ganó varios premios de jardinería entre los años 2004 y 2007.

Imágenes y más información: Cat Alley