El jardín hasta el que os llevo hoy está en Francia, concretamente en la región de Bretaña, al noroeste del país. Estamos en Les Jardins du Botrain, un parque privado de 2 hectáreas donde el romanticismo inglés se combina con el formalismo francés a la perfección. El parque, reconstruido después de que una tormenta lo destruyera en los años 90 del pasado siglo, es un conjunto de jardines temáticos que envuelven una hermosa villa campestre del siglo XVIII.

En este jardín francés de fuerte influencia inglesa destacan las dobles borduras mixtas

Si nos adentramos en él, aunque solo sea dando un paseo virtual, encontraremos un jardín dividido en zonas diferentes por setos de tejo recortados que recuerda mucho a Hidcote Manor, el bellísimo jardín inglés referente de grandes paisajista: un jardín japonés, un jardín francés, el huerto, el jardín medicinal y el jardín inglés, que ha llamado especialmente mi atención por sus borduras mixtas tan bien combinadas y cuidadas.

Pilares de tejo, bolas de boj y berberís, algún rosal, nepetas, verbenas bonariensis, stachys bizantina y algunas gramíneas es todo lo que llego a identificar en esta avenida de césped con borduras gemelas a ambos lados. También destaca un ejemplar de prunus nigra, con sus hojas púrpura oscuro en un lateral. Me encanta la manera en que está construido y ese arco de topiaria flanqueado por unos arbolitos en maceta al que lleva el paseo.

Sin duda tiene una fuerte influencia de la jardinería inglesa más tradicional. No en vano las islas británicas están muy cerca, justo al otro lado del Canal de la Mancha, y el clima en esta región francesa es muy similar al de Inglaterra.