Helecho Asplenium: una planta de interior muy decorativa

Helecho Asplenium es un género de plantas que agrupa más de 370 especies distintas que proceden, en una gran mayoría, de los bosques húmedos de Australia y Malasia. Por su origen necesitan un ambiente húmedo y relativamente cálido para vivir. Si tu jardín no reúne estos requisitos, puedes cultivarlo en invernadero o dentro de casa si le proporcionas los cuidados necesarios. Esta temporada yo tengo uno en casa y, teniendo cuidado de regarlo antes que la tierra se seque por completo, se mantiene bastante bien.

Como todos los años, cuando comienza a hacer frío y ya no apetece trabajar en el jardín, me ocupo más de las plantas de interior. Este helecho lo compré en septiembre para tener verde dentro de casa y durante estos meses ha echado nuevas hojas y ha crecido mucho. Hoy os voy a explicar cómo he cuidado el asplenium para que esté así de bonito.

Helecho desplegandose

Una de las cosas que más me llaman la atención de este asplenio, además del modo en que despliega sus hojas, es que éstas son de diferentes formas. Algunas tienen los foliolos más compactos y otras los tienen más divididos. Se puede observar en las dos últimas fotos. Todas son igual de hermosas, tersas y de un verde intenso.

Cuidados y cultivo del helecho Asplenium

Luz

Los Asplenium son helechos arbóreos (o helecho arborescentes) que crecen en el sotobosque tropical, debajo de árboles y arbustos de mayor tamaño que le proporcionan luz filtrada. Por este motivo debemos mantener la planta en un lugar con luz brillante pero sin que reciba los cálidos rayos solares de manera directa. En los días fríos de invierno podría soportarlo, pero en verano quemaría sus hojas. Luz indirecta o filtrada por una ligera cortina es lo mejor.

Humedad

Es conveniente mantener nuestro helecho asplenium con cierta humedad ambiental. No necesita demasiada pero tampoco puede vivir en un ambiente muy seco como podría ser el de una habitación con calefacción o aire acondicionado. Podemos colocar un plato con grava o piedras debajo del tiesto que contiene el helecho, procurando que en ese plato siempre haya agua. La evaporación del líquido bastará para humedecer el aire alrededor de la planta y el asplenium se sentirá bien.

Hoja de Asplenium

Riego del helecho Asplenium

El asplenium es una planta exigente en lo que a humedad del sustrato se refiere. No dejes nunca que se seque por completo. Para ello riega con moderación sin que el agua encharque la maceta. Puedes comprobar el estado de humedad de la tierra tocando con los dedos la superficie. Mi truco es observar las ramas, he observado que cuando le falta agua las hojas del helecho decaen un poco. No espero a que se vuelvan lacias y caigan por completo, a la más mínima señal lo riego.

Sustrato

Asplenium necesita un sustrato rico en nutrientes, ligero y poroso que drene con facilidad. Si hay algo contraproducente para la salud de este helecho es que se encharque agua en sus raíces. Se pudren con facilidad. Observa bien el riego y asegúrate que el agua sobrante se filtra por los agujeros de drenaje de la maceta.

asplenio

Fertilización del helecho Asplenium

Aplica un abono para plantas verdes una vez al mes durante el periodo vegetativo (primavera-verano). Durante el periodo de reposo no es necesario abonar (otoño-invierno). A finales de invierno es muy recomendable añadir un puñado de abono orgánico (humus o estiércol) a la maceta.

Temperaturas

El asplenium es una planta de temperaturas cálidas. Las más bajas no deberían ser inferiores a los 3 o 5ºC ni las más altas superar los 25ºC. El rango ideal para su cultivo está entre los 15ºC – 20ºC.

También te puede interesar:

Deja un comentario