Calefactores de jardín y terraza

Un calefactor de terraza o jardín es un dispositivo parecido a las estufas de casa pero diseñado específicamente para calentarnos en el exterior. Con estos artefactos también se puede disfrutar del jardín en invierno, ya que consigue que la temperatura entorno a él sea muy agradable. Seguro que lo habrás visto en terrazas de bares y restaurante, incluso puede que te hayas sentado cerca de uno y comprobado su eficiencia. Hoy vamos a analizar sus pros, sus contras y a proponeros algunas buenas opciones.

¿Cómo funcionan los calentadores de patio?

Como cualquier otro tipo de calentador, un calefactor de terraza utiliza alguna fuente de energía para mantener el espacio caliente. Pueden ser eléctricos, de propano, de gas natural o incluso de leña. Son artilugios preparados específicamente para usarlos en exteriores, generalmente en porches cubiertos y espacios similares, según las especificaciones del fabricante.

Existen diversos modelos: hay calefactores de jardín para colocar sobre el suelo, de colgar, para montar en la pared o de sobremesa. Algunos incluyen un espacio para hacer brasas y los hay incluso con chimenea. Todo un complemento para estar calentitos y entretenerse al aire libre.

Ventajas y desventajas de los diferentes tipos de calefactor de terraza

Según la fuente de energía que utilice un calefactor de terraza nos encontraremos con ventajas e inconvenientes. Es importante que las conozcas antes de hacer una compra para elegir la opción más conveniente en tu caso particular.

Calefactor de terraza de gas natural

Un calentador de terraza de gas natural requiere de una tubería de conducción para funcionar. Es una opción bastante popular en otros países (yo los descubrí cuando viajé a EEUU), aunque en España no se instala mucho. Parece ser que son muy cómodos y los más fáciles de mantener, pero requieren de un instalador profesional y son más costosos que otros modelos. Además no son portátiles. Donde lo instales, allí se queda.

Calefactor de jardín eléctrico

La electricidad es otra opción muy popular. Son fáciles de usar, pueden ser fijos o portátiles y bastante seguros. Sin embargo, los calentadores de terraza eléctricos pueden salir más caros a largo plazo debido a las tarifas eléctricas, y deben ponerse cerca de un toma de corriente. 

Calefactor de Propano/Butano

Un calentador de terraza de propano o butano también es una buena opción. Calienta rápidamente y se puede mover con facilidad de un lugar de la terraza a otro. Sin embargo, cuando se consume una bombona de gas hay que reemplazarla. Comparado con el natural, el precio del gas es más caro. Por regla general no se recomiendan calentadores de gas en espacios cubiertos, aunque lo que prevalece al final son las instrucciones del fabricante.

Calenfactor de terraza de leña

Por último, el calefactor de terraza de leña, los braseros y las chimeneas son las opciones más asequibles. Como contrapartida necesitan un mantenimiento más frecuente, ya que las cenizas deben limpiarse con frecuencia. También hay que tener en cuenta que producen chispas y brasas, que pueden ser inseguras si se dejan desatendidas.

Personalmente estos últimos son los que más me gustan. Creo que los inconvenientes no son muy graves y que mantener un fuego, en un lugar seguro, tiene su encanto. Yo recuerdo que de niña me tostaba pan en una chimenea de jardín y me lo pasaba genial. Por entonces no sabíamos que las nubes dulces, tostadas al fuego, estaban riquísimas. Ahora es un clásico!

¿Es seguro un calefactor de terraza?

Cualquier dispositivo de calentamiento puede provocar lesiones personales, daños o incendios si se utiliza incorrectamente. La mejor manera de usar de forma segura un calentador de jardín de cualquier tipo es seguir todas las instrucciones del fabricante, evitar el contacto directo con el aparato y dejar suficiente espacio libre a su alrededor.

Una de las principales preguntas que puedes hacerte sobre los calentadores de patio es si se pueden usar en cualquier entornos. Como regla general se deben evitar los calentadores a gas en zonas cubiertas como porches y carpas. Los braseros siempre deben usarse bajo cielo abierto. Las chimeneas en cualquier lugar si tienen su correspondiente salida de humos. En cuanto a los eléctricos, se pueden utilizar en todo tipo de espacio exterior.

Todo tipo de calefactor de terraza debe limpiarse con regularidad para que sea seguro y para evitar que la suciedad perjudique al aparato. Lo mínimo es hacerlo una vez al año.

Algunos modelos de calefactor de jardín

Si tienes posibilidad de hacerlo, incluir un calefactor de terraza en tu espacio exterior es una buena idea. Con el calor que proporciona podrás seguir disfrutando del aire libre durante más tiempo. A continuación te proponemos algunas opciones de los distintos sistemas que existen en el mercado. ¡Espero que te gusten!

Calefactores de terraza de gas

Calefactor de terraza eléctrico

Calefactor de jardín a leña (braseros y chimeneas)