Hace algunos días hablamos sobre el riego como un factor fundamental para que las plantas suculentas crezcan sanas y se desarrollen bien. Para regar correctamente este tipo de plantas debemos empapar el sustrato y después esperar a que se seque por completo antes de volver a regar. Pero el sustrato no debe permanecer mojado muchos días, después de un día o dos con el sustrato mojado, las raíces de la suculentas comenzarán a asfixiarse y pudrirse, con lo que la planta enfermará.

El cultivo de las plantas suculentas es mucho más sencillo si se utiliza un sustrato apropiado

Una de las razones que provoca más fracasos en el cultivo de las plantas crasas, los cactus y suculentas en general es el uso de un sustrato inadecuado. El hecho de que estas plantas no soporten la humedad en la raíz durante mucho tiempo implica el uso de un sustrato con dos cualidades fundamentales:

1.- Buen drenaje para que no retenga agua y no se encharque

2.- Poroso y ventilado para que el aire penetre bien y seque la humedad

Cualquier sustrato que tenga un exceso
de arcilla permanecerá mojado demasiado tiempo

y llevará a la asfixia de las raíces, por ello se recomienda
un sustrato que tenga partículas de tamaño
relativamente grande mezclado con algo de materia
orgánica.

Tierra para cactus y suculentas

En el mercado se puede encontrar sustratos preparados específicamente para crasas y cactus y cumplen a la perfección con los requisitos de drenaje y ventilación. Suelen traer poca materia orgánica porque en general las crasas y los cactus no son demasiado exigentes en nutrientes, pero según la especie puede que sea necesario proporcionar algo de abono. Personalmente me llama la atención que son preparados algo caros.

Sustratos de preparación casera

Muchos aficionados a las suculentas prefieren elaborar su propio sustrato realizando la mezcla de diferentes componentes. Confieso que no soy una experta en ello porque suelo cultivar mis suculentas en el suelo del jardín y allí el tema nunca me ha resultado complicado, mi suelo es muy arcilloso y cada cierto tiempo tengo que hacer enmiendas con algo de arena y materia orgánica. Pero no solo por las suculentas, lo necesitan todas mis plantas en general.

Preparar un buen sustrato para crasas y suculentas supone obtener una mezcla con las cualidades antes descritas más una cierta dosis de nutrientes, mayor o menor según la especie concreta de planta. Para ello la mezcla debe llevar materia orgánica que bien puede ser sustrato universal bien molido o humus de lombriz, arena de río (no de playa porque lleva salitre), arena gruesa o grava muy fina que permitirá que el sustrato esté ventilado. Hay quien además añade perlita que retiene algo de agua y facilita el enraizamiento.

Ingredientes y cantidades para preparar un sustrato de cactus y suculentas

Materia orgánica 30%

Arena de río fina 25%

Arena de río gruesa 15%

Perlita 30%

Arcilla o grava para drenaje en la base, 1 cm

(receta obtenida en cecicatus)

Por último añadir que los cactus epifitos, los que viven sobre los troncos de los árboles de las selvas tropicales (Rhipsalis, Epiphyllum, etc.) crecen bien con el sustrato normal para plantas de interior.