Mirabilis jalapa 

Ubicación: sol 

 Riego: moderado 

Altura potencial: 1 metro 

Diámetro potencial: 1 metro

En varias ocasiones he intentado cultivar esta planta en mi jardín, es una planta sencilla que además se asilvestra con mucha facilidad, pero los descuidos con el riego siempre terminaban con las que tuve. Ahora tengo un nuevo ejemplar, que apareció este verano en una de las macetas y he decidido cuidar con más esmero.

Es una de las primeras plantas que recuerdo de mi niñez, a mi abuela paterna le encanta y me llevaba con ella a pasear hasta una casita en cuyo jardín crecían estas flores en todos los colores. Nosotras recogíamos las bolitas negras que son sus semillas y la verdad es que no sé donde acababan, porque no recuerdo verlas en el jardín de mi abuela.

Es una planta herbácea vivaz, que llega a alcanzar más de un metro de altura. Sus flores, que se pueden encontrar de diversos colores (incluso en una misma planta) comienzan a abrirse al atardecer y se cierran cuando llega el medio día. Tienen un suave y dulce aroma.

Cunado la flor se marchita comienza a formarse la semilla, una pequeña bola verde que cuando madura se vuelve de color negro. Las semillas tienen un tamaño considerable comparado con el de la flor, algo más de medio centímetro de diámetro, y es muy fácil conseguir que germinen. Se entierra y aportando la humedad adecuada, aparece una nueva planta entre 1 y 2 semanas después.

Se trata de una planta originaria del sur de América y su nombre científico es Mirabilis jalapa, pero tienen tantos nombres comunes como regiones en las que se puede encontrar actualmente. Crece en climas cálidos y se debe ubicar a pleno sol.

Soporta muy bien el aire salino, por lo que es común encontrarla en zonas de influencia marítima. De hecho, la casa de mi abuela estaba muy cerquita de la playa y por todo el entorno podíamos ver esta planta.