Las suculentas y los cactus (éstos también son plantas suculentas) son perfectos para jardines de bajo riego, en realidad son las plantas que menos riego necesitan puesto que son capaces de almacenar agua en sus hojas y así resistir largos periodos de sequía. Se utilizan en xerojardinería y hay auténticos edenes creados con solo este tipo de plantas, aunque también es posible combinarlas con otro tipo de plantas de bajo riego. Yo intercalo suculentas en las zonas más complicadas de regar del jardín, solucionan un problema y me encanta el resultado.

Las suculentas engloban todos los tipos de plantas que almacenan reservas de agua en sus hojas o tallos

Hoy comparto algunas ideas en la revista del Jardín Botánico de Valencia con quienes siempre es un honor colaborar. Si buscas información sobre el uso de las suculentas en el jardín seguro que te gustará mi artículo de hoy en la revista Espores.