Sabéis que tenemos sorteo ¿verdad? La firma Lechuza de macetas y jardineras nos ha facilitado un par de jardineras para sortear entre los seguidores de Guía de Jardín y si no te has apuntado, todavía estás a tiempo. El enlace al post del sorteo está aquí.

Me decidí a poner en la ventana unos geranios colgantes en color rosa

Hoy os voy a enseñar cómo son las jardineras de Lechuza, porque a mi también me han regalado una y la he recibido hoy mismo. Qué ganas tengo de hacer el sorteo y que alguien más pueda tener una en su casa. Es muy bonita y el sistema de desagüe me parece genial. Me ha gustado tanto que no he podido resistirme a ir a buscar unas plantas de geranioy ponerla en la ventana. Tenía ganas de tener geranios colgantes, como los que mi madre tenía en el balcón cuando yo era niña.

La jardinera se compone de dos módulos, el contenedor para el sustrato y la maceta decorativa. Trae además, una bolsa de grava fina, un sustrato mineral que se extiende en el fondo para evitar la sedimentación en el área de la raíz y que el sistema de riego por capilaridad funcione correctamente. En una de las esquinas se coloca un tubo que mide el nivel de agua almacenada y si se coloca al exterior, se debe extraer el tornillo rojo que hay en la base para que el depósito desagüe si se supera el volumen que puede contener.

Estas son las plantas que he elegido para mi jardinera, dos Pelargonium peltatum (o geranio hiedra) que tienen porte colgante. Me gustaron en este tono rosa clarito porque van a estar cerca de la glicinia lila.

Os enseño el sistema que utilizo para plantar sin que me caiga demasiada tierra fuera del contenedor. Saco las plantas de sus macetas de plástico y las pongo en el lugar que ocuparán los cepellones de las plantas, relleno con tierra alrededor y cuando la jardinera ya está llena y el sustrato compactado retiro las macetas de plástico y coloco en el hueco que queda la planta.

¡Y ya está! Los geranios todavía no tienen muchas flores abiertas, pero está llena de capullos que cuando abran van a ser espectaculares. El sitio donde la voy a poner recibe mucho sol y eso a los geranios les encanta.

Con el contraluz no se aprecia muy bien el efecto, pero alegra muchísimo las vistas del dormitorio de mi hijo. Me parece que a él le va a dar igual, pero cuando yo entre en su cuarto, en vez de mirar el desorden habitual procuraré mirar a la ventana, para compensar el soponcio 🙂

Recordad que el plazo para participar en el sorteo de dos jardineras como esta está abierto hasta el 15 de abril. ¡Que tengáis un feliz día!