Un domigo perfecto

Hoy ha sido un domingo redondo. Solecito para las plantas y los humanos que nos hemos reunido en casa para celebrar un cumple como toca: con paella. Suerte que mi cuñado tiene afición porque la cocina no es lo mío. Yo, muy agradecida, le he cedido el delantal más colorido que he encontrado 🙂

Y mientras unos vigilaban el arroz, otros tomaban el sol del medio día el las cómodas sillas Adirondack.

Tengo que reconocer que la paella ha salido deliciosa. En esta entrada publiqué la receta según la hacemos…, perdón, la hacen en mi familia 🙂

¿Qué tal vuestro domingo?

También te puede interesar:

5 comentarios en «Un domigo perfecto»

  1. Pues si que pintaba bien el domingo, que arroz más rico y además con sol. Mi fin de semana pasado por agua, granizo y frío, como ves casi como el tuyo jajajajajajajajajajajjaja. Un beso amiga y feliz semana.

Los comentarios están cerrados.