Con la llegada del verano se me van los ojos detrás de los muebles de fibras naturales, su aspecto fresco y ligero resultan muy atractivos en esta época del año y además de funcionales son muy decorativos. Hay que advertir, sin embargo, que no son tan resistentes como los muebles de madera, hierro o fibras sintéticas, no es conveniente dejarlos sufrir las inclemencias del tiempo de manera que es mejor colocarlos en patios cubiertos y porches. Con las precauciones adecuadas pueden durar muchos años.

Los muebles de fibras naturales son ligeros, frescos y muy decorativos

Además de la jardinería, me gusta la decoración y cada primavera intento darle un aire nuevo al jardín o a la terraza. No siempre hay presupuesto para grandes gastos, pero un pequeño detalle puede ser un gran cambio y puedes conseguir un ambiente diferente con solo cambiar las fundas de los cojines.

Este año tengo la intención de poner algo de mimbre en el porche, pero no serán tumbonas, mesas, ni sillas, porque ya tengo todo esos muebles y están en buenas condiciones. He pensado en un mueble auxiliar que me sirva como apoyo cuando comemos fuera, cuando hay comida familiar falta sitio en la mesa. Un pequeño mueble bar o una camarera sería perfecto porque en invierno lo podría llevar al interior, que también tengo un rincón para ella.

Todavía no tengo claro que será, pero buscando inspiración he encontrado algunos auxiliares que me gustan y muchísimos muebles que, de no tener los que ya tengo, podrían ajustar perfectamente a ese estilo veraniego que tanto me gusta.

Y ya que el verano se aproxima y el calorcito casi se puede tocar, os dejo algunas imágenes inspiradoras para ir abriendo boca. Cuando dé caza a la pieza que ando buscando os enseñaré imágenes del resultado. Mientras, aquí podéis ver mi terraza tal cual está hoy en día (más o menos) y aquí, el porche del jardín.

Fotografías:

1, 2, 3, 4, 5, 6, 7 y 8  Serena&Lily 

9 y 10 Maisons du Monde

11, 12, y 13 Ikea