Una funda para proteger los muebles de jardín, a medida y barata

Un jardín, por diminuto que sea, proporciona muchas satisfacciones. Nuestro pequeño espacio verde nos da mucho juego: tenemos las plantas que nos gustan para cuidarlas y ver sus flores en primavera. También es el lugar de reunión familiar cuando hace buen tiempo. El jardín es mi parte preferida de la casa, en él encuentro diversión cuando la busco y tranquilidad cuando la necesito. De hecho, ahora mismo estoy escribiendo sobre la mesa del jardín. Estos días, aprovechando que las temperaturas lo permiten, hago preparativos y mejoras para la próxima temporada.

arcón banco de jardín

Tras la renovación de nuestro jardín, el verano pasado, conseguimos un espacio con más superficie útil para estar en él. La configuración anterior tenía mucha zona de plantas y poco suelo para pisar las personas. Ahora hay una buena terraza donde estar y la voy amueblado lo mejor que puedo. Tengo una mesa y unas sillas que hacen su función, pero no son precisamente bonitas y quiero sustituirlas antes de la próxima primavera.

Cuando el espacio es limitado hay que elegir piezas lo más funcionales posible. Además, una zona al aire libre debe ser cómoda, fácil de usar y estar lista para disfrutar en cualquier momento. Me tomo mi tiempo en buscar muebles y accesorios que cumplan estos requisitos. De momento solo tengo unos arcones de madera que cumplen una función doble: además de proporcionar espacio de almacenamiento son un banco donde se pueden sentar varias personas.

arcón de jardín
almacenaje arcon jardin

El banco lleva unos cojines para sentarse sobre algo blandito y cómodo, así resulta más confortable. Me encantan los cojines gruesos sobre los que te sientas y parece que estés entre algodones, pero este banco solo admitía éstos que veis en las fotos, que tampoco están mal. Lo malo es que, cuando la terraza es descubierta (como lo es la mía), siempre hay que estar pendiente de guardarlos si llueve. Los cojines no duran tanto ni igual de bonitos si los dejas expuestos a las inclemencias del tiempo.

funda muebles de jardín

Esto de guardar y sacar cojines me parecía poco práctico. Necesitaba encontrar una manera de proteger el banco para poder usarlo en cualquier momento sin tener que andar buscando los cojines. Así que se me ocurrió una solución muy simple: hacerles una funda fácil de poner y quitar.

Sé que existen fundas ya hechas para proteger los muebles de jardín, pero en general son voluminosas, de colores oscuros y suelen formar pliegues que acumulan agua. Las he probado y no me resultan cómodas. Lo que yo buscaba era una funda ligera, fácil de poner y quitar. Encontré la solución adaptando un toldo vela impermeable.

gancho s

Es uno de esos toldos de tela que se estiran sobre la terraza y ofrecen algo de sombra debajo. De hecho yo lo compré hace años para eso, pero me resultaba pequeño y no llegué a usarlo para su cometido original. Ahora, en cambio, he podido adaptarlo cortándolo al tamaño que me interesa para que cubra los cojines sin que sobre mucha tela. Esto último es clave para que sea rápido y fácil de poner y quitar, y cuando está retirado puedo guardarlo detrás del banco para que no se vea. Para mantenerlo sujeto simplemente le he puesto unas gomas y ganchos en forma de “s” que son rápidos de agarrar. El toldo creo que me costó unos 30 euros y me sirve para este arcón y las tumbonas (que haré en un futuro próximo).

Si eres de los que procura tener el jardín a punto para usarlo en cualquier momento, puede que esta solución te venga bien para proteger tus muebles y cojines de exterior. Sobre todo si no encuentras una funda ya hecha que se ajuste bien a las medidas que necesitas. Las fundas grandes son un engorro, seguro que más de uno sabe a qué me refiero.

Por cierto, si lo que buscas es un arcón de jardín para guardar cosas, en esta entrada te propongo algunos buenos ejemplos que se pueden adquirir online.