El sistema de bancal elevado se ha utilizado desde la antigüedad y por los buenos resultados que se consiguen, sigue siendo hoy en día uno de los sistemas de cultivo mejor valorados y más empleados, sobre todo para hortalizas.

Una de las ventajas que aporta el bancal elevado es que la tierra se mantiene aireada, mullida y esponjosa con lo que las raíces pueden captar mejor el agua y los nutrientes y los cultivos se desarrollan mejor.

Construir un bancal elevado no es nada complicado y si tienes cierta destreza puedes hacerlo por tu cuenta. Necesitarás listones y tacos de madera para formar el armazón que luego llenarás de tierra. ¿Te atreves? Yo te dejo las instrucciones con los pasos que hay que seguir, las encontré en BHG y no me parecieron difíciles.

montaje de un bancal elevado

Fotografias: BH&G

1.- Determina las dimensiones que quieres que tenga el bancal teniendo precaución para que no te quede ninguna parte de terreno inaccesible. Yo creo que 2×1,5 metros pueden ser buenas medidas. Prepara el terreno de la base para que cuando coloques las tablas queden niveladas.

2. Une los tacos a los extremos de los listones de dos lados opuestos, un taco en el extremo de cada listón. Estos tacos formarán cuatro pilares sobre los que se sustentará el bancal, uno en cada esquina de la estructura. Después,  atornilla los listones transversales a los que ya tienes para formar un tectángulo. Cuando ya tengas montados los listones de la parte baja del bancal, monta la segunda fila.

4. Mide con el metro la distancia entre vértices para comprobar que es la misma. De no ser así ajústalo, de ello depende en gran parte su resistencia.

5. Clava una estaca junto a la cara exterior de cada lateral para reforzar las paredes.

6. Llena el bancal hasta el borde con tierra mezclada con compost y materia orgánica. Riega abundantemente para compactar y ya lo tienes listo para plantar.

7. Planta tus vegetales y las plantas que más te gusten.

¿Te animas a montar tu bancal? Si lo haces no dejes de comentarnos el resultado.

suscríbete