Visitar bosques en otoño es una delicia. Pero no están los tiempos para coger un avión y recorrer el mundo, aunque nada nos impide soñar y viajar con nuestra imaginación. Menos cuando la tecnología nos permite descubrir rincones fabulosos sin salir de casa. Hoy os traigo un post que huele a otoño. Sí, es la época de las castañas y las calabazas, tiempo de ver caer las hojas de los árboles y de que un viento suave nos haga sentir el frío que se aproxima. Hoy os invito a viajar por Estados Unidos y, cobijados y a salvo en nuestros hogares, recorrer parques maravillosos que cambian de color conforme la estación avanza.

Arboreto Nacional, Washington DC

Arboreto Nacional, Washington, DC

El Arboreto Nacional es como un museo viviente, aquí se puede ver plantas nativas de Norteamérica junto a lugares de interés como las columnas originales del Capitolio Nacional. En el otoño, las columnas de casi 200 años adquieren un brillo casi dorado por las hierbas y hojas apagadas que las rodean. Esta colección botánica de árboles tiene 1,78 km² (446 acres) de extensión, se encuentra en la capital de los Estados Unidos y es uno de los mayores centros de investigación botánica del mundo. Cuenta con árboles y arbustos de hoja perenne y caduca, así como especies ornamentales que en estas fechas adquieren tonalidades fantásticas.

Jardín Botánico de Fort Worth

Jardín Botánico de Fort Worth

Forth Worth es una ciudad en el estado de Texas que a finales del siglo XIX fue un importante centro de comercio de ganado para los vaqueros y rancheros de la época. Actualmente es una ciudad moderna, con instituciones de arte internacional y bellos jardines como el que citamos aquí. Este botánico cuenta con un jardín japonés que en estas fechas despliega un espectacular colorido que merece la pena observar. Entre el 7 y el 8 de noviembre se celebra el festival de otoño con espectáculos de música, baile y otras actividades de folclore japonés. Este año no podremos ir pero, ¿quien sabe que nos depare el futuro?

Jardín Botánico de Missouri

Jardín Botánico de Missouri

El Jardín Botánico de Missouri es un respiro del ajetreo y el bullicio de la ciudad. Alberga una de las colecciones de orquídeas raras más grandes del mundo pero los jardines son en esta época los grandes protagonistas. Su bonito diseño y la paleta de colores en sus bosques en otoño otoñales que la cubre lo convierten en un paisaje fabulosos. Cornus florida, Heliaunthus salicifolius, Salvias azules, crisantemos y muchas otras plantas aseguran un colorido espectacular.

Jardín Botánico de Brooklyn

Jardín Botánico de Brooklyn

En pleno centro de la ciudad, este parque es la joya de la corona del distrito de Brooklyn en Nueva York. Desde rosas de floración otoñal hasta la flora nativa con sus tonalidades y texturas propias, pasando por el jardín japones; todo el parque es un recorrido de innumerables placeres sensoriales.

Jardines de Longwood, Pennsylvania

Jardines de Longwood, Pennsylvania

Longwood Gardens o jardín botánico de Longwood, es uno de los jardines botánicos más importantes de los Estados Unidos de América. El parque, ubicado en el Valle de las Parras de Brandy (Brandywine Valley) – en el vecindario de Kennett Square – cuenta con unos 4,2 km² (1050 acres) de jardines, bosques, y prados. Del 22 de octubre al 20 de noviembre celebran el Festival del Crisantemo, un festín para la vista, con más de 17.000 flores dispuestas en arreglos increíbles. Mención a parte merece el Crisantemo de las mil flores, una planta que tiene más de 1.500 flores perfectamente dispuestas en un solo pie.

Dallas Arboretum

Dallas Arboretum

Si eres de los que le gustan las calabazas este parque te encantará. En los terrenos del Arboreto de Dallas, los bosques en otoño están prácticamente llenos con más de 90.000 calabazas y flores de color naranja. El espectáculo se mantiene hasta el 23 de noviembre, luego comienza la campaña navideña y el parque se transforma con decorados más festivos. En todas las estaciones se puede encontrar algún atractivo que justifique la visita al parque.

El Monte, Massachusetts

El Monte, Massachusetts

El Monte fue la casa de la escritora Edith Wharton, gran aficionada al diseño y la jardinería. Rodeado de bosque natural y entorno a su residencia construyó unos jardines de ensueño que se mantienen en la actualidad y admiten visitas. Desde que la autora falleciera, en 1937, la mansión y el parque que la rodea están abiertos al público permitiendo que los visitantes interactúen con el entorno, siempre con el respeto que se debe.

Asticou Azalea Garden

Asticou Azalea Garden, en Mount Desert Island, Maine

Desde mayo hasta octubre, las impresionantes azaleas de este parque estadounidense florecen mostrando una paleta de colores cambiante según la variedad. Los tonos ciruela, dorado y rjizos del otoño son particularmente impresionantes con las coloridas hojas de los árboles como fondo.

Bosque Encantado de Winterthur

Bosque Encantado de Winterthur, Delaware

El bosque encantado de Winterthur es un mundo lleno de fantasía ubicado en un entorno boscoso. La visita a este parque es siempre una experiencia memorable pero especialmente encantadora con los bosques en otoño, cuando el follaje ocre de los árboles y las hojas caídas le dan un aspecto más extraordinario.  

Jardín Botánico de Green Bay

Jardín Botánico de Green Bay

Green Bay Botanical Garden es un jardín botánico ubicado en Green Bay, Wisconsin. Casi 1 km2 de bosque y jardines que están abiertos al público todos los días en los meses más cálidos, o entre semana en los meses más fríos.  Los terrenos cuentan con una amplia variedad de plantas nativas que brindan hermosas vistas sin importar la temporada. Pero cuando llega la temporada de otoño y gracias al colorido de los árboles de hoja caduca, el paseo por el parque es una experiencia encantadora.