Popular pero con estilo, simple pero con encanto y sobre todo espacioso y cómodo para acoger a los vecinos del barrio en sus reuniones veraniegas. Estas fueron las premisas a la hora de diseñar este jardín de aire despreocupado en un solar vacío al sur de la ciudad de Filadelfia. Y sin duda, la diseñadora Karen Regan de Tallulah&Bird supo cumplir con la misión, el resultado salta a la vista.

De solar vacío a jardín comunitario lleno de vecinos

Está realizado con materiales y objetos recuperados: puertas de granero, sillas, butacas, cubos de cinc e incluso alguna bañera. Tiene cierto aire decadente, parece más un lugar añejo que algo recién construido pero ahí es donde radica su encanto. Y es sobre todo cómodo y funcional, un espacio agradable para pasar un rato con los amigos y vecinos las tardes de verano.

Si te gustan los ambientes de estilo vintage seguro que te encantarán las imágenes e incluso podrás sacar alguna idea inspiradora para tu jardín. Puedes conocerlo mejor si vivistas la web de designsponge, un blog fantástico que me gusta visitar de vez en cuando.

¿A que apetece sentarse a tomar una cervecita fresca, charlar y escuchar música? Pues si quieres ver otro espacio que invita a la reunión con los amigos no te pierdas la entrada del patio de vecinos en Copenhage, tampoco tiene desperdicio.