Saltamontes, langostas y cigarras son insectos de considerable tamaño y muy voraces que pueden castigar notablemente jardines y huertos. Cuando aparecen en poca cantidad lo mejor es eliminarlos a mano, pero si se llegan a extender habrá que buscar soluciones más drásticas.

Algunas soluciones caseras para ahuyentar los saltamontes del jardín

Sinceramente, es complicado erradicar por completo las plagas de estos insectos hervívoros. Yo todos los años los tengo en el jardín devorando las hojas de mis plantas e incluso alguna que otra flor. En este enlace podéis ver que lo mucho que les gustan las rosas.

Existen repelentes a base de extracto de ajo que no los mata pero los ahuyenta, funcionan porque los saltamontes detestan su sabor y se van a otros lugares en busca del alimento. Sus depredadores naturales son patos y gallinas, de manera que si tienes huerto lo ideal es dejar acampar algunas de estas aves.

Los insecticidas naturales elaborados con aceite de neem pueden dar un buen rendimiento. Si estas soluciones no funcionan y necesitas pasar a pesticidas químicos, procura que sean específicos para este tipo de insectos y que no perjudiquen a otros que podrían ser beneficiosos, como mariquitas, mariposas o libélulas.

El problema de los pesticidas en la eliminación de saltamontes es que los individuos adultos suelen generar resistencia a sus compuestos, pero funcionan con los individuos jóvenes. En el caso de querer utilizarlos lo más conveniente es acudir a una agrotienda que nos asesore y nos indique el producto más específico y efectivo en nuestra zona.