Quizás a los más jóvenes y a los aficionados a los tattoos les suene su nombre, pero yo acabo de descubrirla leyendo una revista de jardinería. Katherine Von Drachenberg Galeano, más conocida como Kat Von D, es tatuadora, empresaria y una celebridad de la televisión estadounidense, popular por su trabajo en el programa de televisión L.A. Ink.

Kat es un icono de estilo a la que siguen millones de personas, activista por los derechos de los animales y también amante de la naturaleza. A través de su cuenta de Instagram comparte su trabajo, gustos y aficiones. Vive en una casa en Los Angeles y comparte su vida con varios gatos y perros. Ahí he descubierto que mi perrita tiene una hermana gemela…, ¡en California! No os perdáis las ultimas fotos.

Pero lo que me ha llamado la atención es que también es aficionada al jardín y en su casa cultiva uno poco convencional. No es que sea excesivamente extravagante pero, dado su gusto por la estética gótica y oscura, lo más característico de su jardín es que todas las flores son negras. A servidora, bastante convencional en gustos paisajísticos, siempre le han seducido los jardines monocromáticos: blancos, azules, rosas…, pero jamás habría imaginado uno negro.

No he encontrado fotografías del conjunto y no vislumbro el efecto global de las flores negras. La idea de un jardín negro suena bastante lúgubre, pero para los fans de este movimiento cultural puede resultar bastante mágico. Aunque para mi no tenga el mismo sentido, lo cierto es que para mi todas las plantas tienen su encanto y la estética Dark, si se lleva con gusto, también tiene su gracia. Pero juzgar por vosotros mismos con las fotografías del jardín de Kat.

Pasando el ratón por encima de las fotos veréis el nombre de todas las flores.

Urna de temática gótica

Centaurea negra

Ipomoea

Kat en el jardín

Scabiosa negra

Cosmos negro

Iris negro

Flor iris negro

Azucenas

Cala

Dahlia negra

Nemophila negra

Pensamientos

Girasol

Girasol negro

Girasol negro

Ornamentos góticos y oscuros en el jardín

Aquí, como os decía, su perrito y mi perrita. Con estilos distintos, ¡pero se parecen tanto!

Su perrito y mi perrita :-)