Colores otoñales en Sheffield Park

Sheffield Park, en East Sussex (Inglaterra) es famoso por sus deslumbrantes exhibiciones de colores otoñales. Conforme se acerca el otoño, y otros jardines ingleses cierran sus puertas al público, este parque permanece abierto para mostrar su fabulosas siluetas otoñales teñidas de tonos amarillos, rosados y rojizos. En realidad es un espacio maravilloso durante todas las estaciones, pero destaca sobre los demás en esta época del año. Veamos, desde la distancia, que hace tan especial a este jardín.

Sheffield Park
Uno de los lagos de Sheffield Park – 📷 Mandy Willard

Son las enormes extensiones de agua y las plantas alrededor de los lagos de Sheffield Park lo que hace que este paisaje sea tan hermoso. El agua produce extraordinariosreflejos escarlata de los arces y robles durante toda esta estación. En Sheffield park no hay lechos formales, ni borduras de herbáceas, ya que se trata principalmente de un jardín arbolado. En primavera destacan las masas de rododendros y azaleas, que llenas de flores y color, producen un espectáculo tan bueno como el de estos colores otoñales.

rojos, púrpuras, escarlatas, los colores del otolo
Reflejos otoñales con la casa de fondo – 📷 John Tomsett

La propiedad fue adquirida en 1769 por John Baker Holroyd, primer conde de Sheffield. El diseño del jardín se debe tanto a Capability Brown como Humphrey Repton, ya que ambos paisajistas trabajaron para la familia en el trazado del parque. Aunque se nota el toque que ambos maestros de la jardinería infundieron en el parque durante el siglo XVIII, la plantación actual se debe, en gran parte, a Arthur Soames. Este rico cervecero, compró la propiedad en 1909 y se embarcó en un importante proyecto de plantación acumulando la magnífica colección de árboles exóticos, coníferas y arbustos acidófilos que hay hoy en día. También añadió un invernadero. La vista de estos colores otoñales, junto al lago, es maravillosa.

Una imagen otoñal del lago
Vista desde el borde del lago – 📷 Sue Lockhart

Arthur Soames también extendió el lago superior con la intención de hacer una catarata que desbordara sobre el lago inferior. La firma de paisajistas victorianos Pulham and Son se encargaron de la construcción del salto de agua. Las escenas invernales también son espectaculares en el parque, sobre todo cuando hay una gran helada y los lagos se congelan quedando en silencio al dejar de fluir el agua. Virginia Woolf, quien tenía su retiro campestre en la cercana  Monk’s House, adoraba este jardín.

La cascada en otoño
La cascada entre los dos lagos de Sheffield Park – 📷 David Fletcher

Tras la muerte de Soames la propiedad fue heredara por su sobrino, quien intentó mantener el legado paisajístico de su tío. Pero comenzó la Segunda Guerra Mundial y Sheffield se convirtió en cuartel general de varios destacamentos militares. El impacto militar en la propiedad fue significativo y, aunque Soames intentó restaurarla tras la guerra, finalmente la vendió.

colores otoñales
Contraste de tonalidades en el parque – 📷 Floato

La propiedad se vendió dividida, pasando la casa y parte del jardín a manos privadas, y una buena porción de terreno al National Trust. Sheffield park es una de las propiedades más emblemáticas de la fundación y la que más visitantes atrae cada año, especialmente en otoño por el contraste de tonalidades que adquiere su paisaje.

Imagen de cabecera: Henry Hemming

Newsletter

Apúntate y recibe nuestras publicaciones en tu correo