Hoy os llevo de visita a la ciudad de Buenos Aires y aterrizaremos en el barrio de Palermo, una zona muy verde de la ciudad con calles empedradas repleta de terrazas, para descubrir un precioso patio escondido tras una antigua fachada de piedra.

Al llegar a estas enormes puertas negras, nos encontramos con un carro sobre raíles decorado con unas plantas en macetas. Si nos asomamos, encontramos un callejón adornado con plantas trepadoras sobre los muros. Al fondo, una terraza interior que da cobijo a una tienda de hogar, una floristería y una cafetería y salón de té.

Un espacio íntimo y tranquilo decorado con un gusto exquisito que une lo rústico con lo refinado. El lugar ideal para relajarse un rato en medio de una ciudad bulliciosa.

Según leo, el patio perteneció a una antigua carbonería y el carro sobre raíles se utilizaba para transportar el carbón hasta la calle.

Me encantan estos lugares reconvertidos que guardan el misterio de un pasado que no conocimos y, que en lugar de caer en el olvido y desuso, han sido recuperados para disfrutarlos en la actualidad.

¿Planeas un viaje a Buenos Aires?

Anota la dirección y no dejes de visitarlo, Gorriti 4865.

¡Ojalá yo pudiera!

Y como reza la siguiente imagen: “deja que la vida te sorprenda”.

Fotografías: Facebook Paul

suscríbete