Holland Park, la historia de uno de los mejores jardines (casi secretos) de Londres

Holland park está situado en Kensington, un distrito al oeste del centro de Londres. La zona se compone principalmente de calles arboladas con grandes casas adosadas victorianas además de muchas tiendas, atracciones turísticas culturales como el Museo del Diseño. También hay spas de lujo, hoteles y restaurantes, así como las embajadas de varios países. Pero lo que hoy nos lleva hasta allí es un gran jardín, vestigio de lo que en su día fuera el terreno de una mansión jacobea llamada Holland House.

Historia de Holland Park

Construida en 1606, Holland House fue una de las primeras grandes casas de campo edificadas en la zona oeste del centro de Londres. Por entonces la ciudad era un núcleo urbano mucho menos extenso que la metrópolis que es hoy en día. En la propiedad, de más de 200 ha, se plantaron numerosos árboles y plantas exóticas traídas por el botánico y jardinero John Tradescant el joven.

Holland Park a través de los siglos

Durante los siglos XVII y XVIII la propiedad vivió años de gloria. La finca era próspera, sus propietarios disponían de grandes rentas y un estilo de vida que podían sufragar. Pero llegó el siglo XIX y aquel modus vivendi comenzó a hacer agua. Los gastos excedían los ingresos, por lo que James fox (propietario por aquel entonces) emprendió una serie de desarrollos residenciales en la finca. La utilizó como garantía para obtener préstamos para financiar el estilo de vida de la familia. Comenzaron a urbanizar la zona, con una gran avenida y parcelas de terreno que desgajaron de la finca grande. Se construyeron varias calles y muchas de las casas victorianas que hoy en día se erigen en el entorno. Pero la casa principal permanecía cuidada y majestuosa con un enorme y bello jardín a su alrededor.

Casas victorianas en Holland Park
Casas y jardines en Holland Park – © Harrisburg

Holland House y la guerra

El siglo XX marcó el final de Holland House y su parque como propiedad privada. El 7 de septiembre de 1940, comenzaron los bombardeos alemanes sobre Londres. Durante la noche del 27 de septiembre, Holland House fue alcanzada por veintidós bombas incendiarias que casi la convirtieron en una ruina. Gran parte de la casa fue destruida, solo el ala este y la biblioteca, con importantes volúmenes, permanecieron intactas.

Por todos es sabido el interés de los ingleses por conservar su patrimonio y, tras la guerra, esta mansión se benefició de la protección legal. Holland House fue designado como edificio catalogado de Grado I en 1949 bajo los auspicios de la “Ley de planificación urbana y rural de 1947”. Esta ley procuraba salvaguardar edificios de especial importancia histórica de los daños causados ​​por los bombardeos en tiempos de guerra. El edificio siguió siendo una ruina quemada hasta 1952, momento en pasó a manos públicas y hoy en día lo gestiona el gobierno local.

El jardín

Holland House tenía unos preciosos jardines formales y una gran zona de bosques que pasaron a ser de propiedad pública después de que los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial los dejase reducidos a cenizas. Aunque las plantaciones originales y los trabajos realizados por el reconocido paisajista Charles Hamilton en el siglo XVIII se perdieron, el gobierno local se encargó de recuperarlos y transformarlos en el brillante parque que es hoy en día. En la actualidad están abiertos al público con un nuevo y eficiente diseño del que se beneficia la población.

Opera en Holland Park
Opera y conciertos en el exterior de Holland House – © London-unattached

Un zona de Holland House se utiliza actualmente como albergue juvenil, mientras que la terraza delantera de la casa se utiliza para las producciones teatrales y los conciertos de música clásica que cada año se realizan al aire libre en el parque. Durante el Festival de Japón que se celebró en Londres en 1992, se instaló un exótico jardín de estilo japonés (conocido como “Kyoto Garden”) en el centro del parque, con un estanque lleno de carpas koi, un puente al pie de una cascada y numerosos arces japoneses.

Zonas y atracciones en Holland Park

En Holland Park te puedes encontrar florecientes jardines de rosas y cerezos en primavera, un sendero que se llena de libélulas a finales de verano, amplias praderas de hierba verde salpicada por florecillas silvestres donde pasear o sentarse a descansar. Por supuesto que tampoco falta las aves exóticas favoritas de los británicos, por lo que es habitual cruzarse con los pavos reales que residen en el jardín. Multitud de sorpresas pueden salirte al paso cuando paseas por Holland Park.

La sección sur del parque está repleta de instalaciones deportivas como una cancha de tenis, campos de práctica de golf, baloncesto e incluso un campo de cricket. La sección norte del parque cuenta con una enorme área boscosa con claros verdes llena de flores y todo tipo de vida silvestre.

Kyoto park
Kyoto Gardens – © Parkgrandkesington

Lugares y actividades en Holland Park

En el centro del parque se sitúa la casa, en realidad sus restos recuperados y bien cuidados. Aquí también están los Jardines de Kyoto y el Jardín Conmemorativo de Fukushima. Este último fue construido en 2012 conmemorando la gratitud del pueblo japonés al pueblo británico por su apoyo tras los desastres naturales que ocurrieron en marzo de 2011. Un lugar destacado es la fuente del jardín de los iris que por las noches ofrece un espectáculo de agua y luces majestuoso.

El parque también cuenta con numerosas estatuas esparcidas por toda su superficie, algunas muy contemporáneas y otras más clásicas como la de Lord Holland, en honor a su último propietario. Además hay un enorme juego de ajedrez al aire libre, un tiovivo y un área de juegos para niños con equipo complejo para escalar, una tirolina, un balancín gigante, columpios, etc.

el estanque
Estanque en Holland Park – © marshanandparsons

Acceso a Holland Park

El acceso al parque es de entrada libre, sin desembolsar ni un penique, por lo que es un jardín popular entre los habitantes de la ciudad. Con todo lo que el lugar ofrece es fácil ver por qué Holland Park está considerado uno de los secretos mejor guardados de Londres. Así que, si estás pensando visitar Londres y recorrer sus mejores parques, tenlo en cuenta. Holland Park es uno de los que deberías anotar en tu cuaderno de viaje.

Newsletter

Apúntate y recibe nuestras publicaciones en tu correo