Hace algunos años ni me imaginaba que sería capaz de cultivar mis propias plantas desde semillas, el proceso de germinación se me antojaba lento y arduo para alguien con poca paciencia como yo. Normalmente iba al vivero con mi lista de plantas en mano para comprar lo que quería. El problema es que no siempre tienen lo que buscas y a veces, si lo hay, son plantas caras. Por eso, desde hace ya varias temporadas, cada primavera me animo a sembrar alguna de esas plantas que me encantan y no encuentro.

Semillas, la solución para conseguir plantas que no encuentro en los viveros

Desde hace mucho tiempo voy detrás de unos cosmos, pero nunca he conseguido dar con ellos. No sé cual puede ser la complicación, son plantas muy sencillas, pero en los gardens que suelo visitar nunca los he visto. Al final he optado por sembrarlos yo misma y, por ahora, van así de bien. Estoy pensando que, si todas estas plantitas prosperan, me voy a ahorrar un buen dinero. Un sobre de semillas me costó 1,5€ y una planta, según he visto en internet, ronda los 4,5€. Qué diferencia, ¿verdad?

Cosmos

Germinar mis propias semillas resultó más fácil de lo que creía

¿Sabes cómo me di cuenta de que esto de las semillas no podía ser tan difícil? Cuando descubrí que de un año para otro aparecían nuevas plantitas de tomate en el huerto. Sin yo sembrarlas a conciencia, las simientes de algunos tomates que se quedaron en mis plantas cayeron al suelo y allí germinaron sin yo hacer nada. A veces un exceso de celo es lo que nos impide hacer bien alguna cosa. Ahora lo que hago es, antes de sembrar, informarme bien de lo que necesita cada semilla y sembrar sin preocuparme demasiado. Eso sí, procuro experimentar con plantas sin grandes exigencias.

tomatera de semilla

Dónde conseguir información sobre las semillas de todo tipo de plantas

Hay plantas con flores que es facilísimo obtener de semillas, como el Dondiego de noche, la vinca o la caléndula. También hortalizas, como el tomate o los pimientos. Porque si yo lo he conseguido, seguro que puede cualquiera. Me gusta informarme antes de hacer las cosas y para saberlo todo sobre las semillas, una web que tiene mucha información y suelo consultar es https://esferabotanica.com/. Es una página especializada en las semillas y, tanto si se trata de hortalizas, de plantas de flor o incluso árboles, allí encuentro todo tipo de instrucciones y consejos para lograr las plantas en el semillero. Si te animas, no solo te ahorrarás tu buen dinero, hacer germinar una simiente es una experiencia muy especial. El día que te acercas al semillero y descubres las plántulas recién nacidas, te llevas una alegría.

plántulas de cosmo

Como jardinera, considero que las semillas son una gran opción para comenzar un jardín sin gastar demasiado dinero. La mayor parte de estas plantas de cosmos que he sembrado este año irán a mi nuevo jardincito cuando terminen las obras y comience a plantar. También he pensado trasplantar allí algunas matas de erigeron que este año han aparecido de manera espontánea por las macetas. Como pondré estas plantas y otras que conseguiré por esquejes, conseguiré llenar el espacio sin gastar mucho dinero.

erigeron

Cultiva hortalizas y recoge algunas semillas para la siguiente temporada

En el huerto, las semillas son la mejor opción. Cualquiera que haya cultivado sus hortalizas lo sabe. La primera temporada, para comenzar, hay que comprar algunas plantas o semillas (es evidente), pero luego ya te olvidas. Solo has de ser previsor y guardar algunos frutos o simientes de las flores maduras. Con ese gesto tendrás suficiente para perpetuar tus cultivos un año tras otro sembrando tus propias plantas. ¿No es una idea genial?

Como os decía al principio, nunca imaginé que lo conseguiría. Pero ahora que lo logro con facilidad, conseguir mis propias plantas es una de las cosas que más me gusta de la jardinería.