Una de las grandes satisfacciones que tiene esto de escribir un blog es que, de vez en cuando, una abre el correo y se encuentra un comentario amable, un agradecimiento o una sugerencia que le lleva a descubrir un rincón maravilloso del planeta donde las plantas son las protagonistas.

Así sucedió hace unos días, Lourdes, una seguidora, me escribió invitándome a conocer la fascinante flora de uno de los muchísimos exuberantes y exóticos jardines de su país, Cuba. Le agradezco la sugerencia y hoy quiero dedicarle esta entrada con algunas fotografías de cheeses en flickr y la información que ella me ha proporcionado y he complementado con wikipedia y las páginas cienciadecuba y albaceteporcuba.

El Jardín de los Helechos de Santiago de Cuba es en la actualidad un jardín botánico de unos 3000 m2, especializado en helechos, que dirige y mantiene Manuel García Caluff junto a un equipo de 15 jardineros. Manuel estudió diseño y, aunque el dibujo y la pintura le apasionaban, a los 29 años descubrió otra gran pasión, la botánica. Así fue como empezó a crear este jardín, en los terrenos de su propia casa, que con el paso del tiempo se convirtió en un importante centro docente y de investigación botánica de Cuba y América.

En 1984 Manuel donó su colección de plantas a la Academia de Ciencias cubana, junto con un herbario especializado escrito por él mismo. El objetivo de su trabajo es contribuir a la educación ambiental y divulgar el conocimiento de la flora nacional para su conservación.

Sus estudios e investigaciones botánicas le han llevado a recibir numerosos galardones como el premio “Julián Acuña” otorgado por la Sociedad Cubana de Botánica o la mención honorífica del Premio Iberoamericano de Medio Ambiente Augusto González de Linares, de la Universidad de Cantabria.

¿No os parece un lugar apasionante?

Si viajara a Cuba habría muchos lugares que desearía visitar y éste sería uno de ellos.