El término “Chill out” es una expresión informal del inglés que significa relajarse. Aplicada a una terraza denota un espacio acogedor y tranquilo dónde tumbarse para disfrutar de un tiempo de tranquilidad y descanso.

Para crear un ambiente relajante lo ideal es que el lugar no quede recargado, los elementos justos para conseguir un espacio fresco y cómodo: un parasol o toldo que proteja del sol, unas tumbonas y una mesa auxiliar bastarán para conseguir el efecto.