Esta primavera llegó con agua y así continúa de momento, ya son 5 días seguidos de lluvia casi ininterrumpida. Una tenía ganas de que lloviera, lo reconozco, pero ya estoy echando de menos ver el sol.

Porque con el jardín empapado y la terraza encharcada no hay quien salga a hacer cosas fuera. No es que necesite trabajar, en general lo tengo todo preparado, pero la mesa de cultivo está esperando un cambio que parece que nunca llega. Tenía pensado sembrar unas semillas de fresas, rabanitos, tomates cherry y pimentos de padrón que compré hace unos días.

Las predicciones del tiempo indican que por aquí mañana seguirá nublado, pero el jueves ya sale el sol y llegamos a los 20ºC. ¡Qué ganitas que tengo!

Y por tu tierra, ¿qué tiempo hace?