Ya os comentaba en unpost anterior que las vacaciones familiares solemos pasarlas en un pueblecito de Teruel que se llama Bronchales. Es un entorno muy peculiar, hasta llegar al pueblo sólo se divisa llanura con campos en los que se cultivan cereales, pero conforme te acercas al municipio, comienza a abundar la vegetación silvestre y los bosques: juníperos, robles y pinos principalmente.

El pueblo está situado en la cara norte de la montaña y en sus cercanías existen numerosas fuentes. Siguiendo la carretera que lo cruza llegas a la parte más alta del monte, que está poblado por un inmenso y frondoso bosque de pinos. El aire fresco y el descanso está siempre asegurado.

Bronchales

Bronchales

Bronchales

Bronchales

Bronchales

Bronchales

Bronchales

Bronchales