Remedios naturales con plantas: Jengibre

Remedios naturales con plantas: Jengibre

El jengibre, (Zingiber officinale) es una planta muy apreciada por las propiedades de sus tallos subterráneos, unos rizomas que se extienden horizontalmente por debajo del suelo y que se utilizan, desde la antigüedad, con fines culinarios y terapéuticos. Procede de los bosques tropicales del sur de Asia y fue una de las primeras variedades que llegaron a Europa a través de la ruta de las especias. Sus hojas llegan a alcanzar los dos metros de altura y las flores son pequeñas pero muy vistosas, semejantes a pequeños farolillos.

Cultivo del jengibre

El jengibre es una planta tropical y en su hábitat natural crece en lugares cálidos pero con humedad, tanto en el suelo como en el ambiente. Se puede cultivar en otros climas, siempre que las temperaturas sean templadas y puede soportar algo de sol, pero evitando la fuerte insolación del medio día. Si la cultivas dentro de casa y la proteges del frío del invierno, la planta estará siempre verde, pero si la dejas fuera las hojas se perderán y entonces puedes aprovechar para cosechar las raíces y utilizarlas.

Sembrar jengibre es muy fácil, puedes comprar un trozo en el supermercado y plantarlo en una maceta. Conviene utilizar un tiesto grande, de unos 40 cm de profundidad, y llenarlo con una tierra esponjosa y aireada, rica en nutrientes. Enterraremos el rizoma en horizontal y a unos 5 centímetros de profundidad, después habrá que mantener la tierra ligeramente húmeda hasta que veamos asomar los brotes de la planta. En lo sucesivo regaremos con pequeñas cantidades de agua, pero a menudo, para que el sustrato no se encharque pero nunca se seque por completo.

Beneficios de consumir jengibre

El jengibre es una de las plantas con más uso e historia dentro de las técnicas tradicionales de medicina. Es rico en antioxidantes, sustancias fenólicas, vitaminas B6 y C, y minerales: calcio, magnesio, potasio y fósforo. Las propiedades medicinales del jengibre permiten aliviar los síntomas de muchos malestares y estados indeseables leves que normalmente nos hacen recurrir a medicamentos y productos químicos. Nos parece interesante comentar algunos de ellos, ya que siempre puede ser más conveniente utilizar un antídoto simple y natural.

Esta planta tropical, que pertenece a la misma familia botánica de la cúrcuma y el cardamomo, se ha utilizado durante miles de años como alimento interesante y medicina natural de muchas culturas que encontraban en él una manera eficaz para aliviar las náuseas y los vómitos ocasionados por mareos y diversas enfermedades.

Investigaciones modernas han confirmado más tarde que el jengibre reduce los síntomas provocados por múltiples causas: náuseas matutina, malestar postoperatorio, tratamientos de quimioterapia y mareos por movimientos bruscos (como el mal del navegante). Quizás sus efectos no son tan rápidos como el popular dimenhidrinato (químico conocido en España por Biodramina), pero puede ser igual de efectivo y cuenta con menos efectos secundarios.

3 efectos positivos del consumo de jengibre

Estos son algunos beneficios que se han descubierto del consumo esporádico de jengibre o su toma regular. Además, podemos encontrar más información aquí sobre la incorporación del jengibre a la nutrición para deportistas.

1. Tratamiento de los síntomas de náuseas

Como ya se ha indicado, estamos ante una de las mejores curas tradicionales para las náuseas. El jengibre ha sido utilizado en una variedad de productos, desde tisanas hasta soluciones. Ya sea en un té de limón y jengibre o en un suplemento en polvo, los estudios sugieren que el jengibre actúa de manera positiva contra las náuseas, incluso las asociadas al embarazo. La dosis recomendada se encuentre entre el gramo y los tres gramos de consumo diario.

2. Eficaz antiinflamatorio

El jengibre, al igual que su pariente lejano, la cúrcuma, tiene un poderoso efecto en los procesos inflamatorios del cuerpo, especialmente aquellos asociados con la artritis. Consumirlo puede ayudar a la remisión de procesos inflamatorios, pero también puede aplicarse como un tratamiento líquido tópico para aliviar el dolor superficial, sobre todo si se relaciona con problemas de articulaciones. Los resultados no son comparables a los de los analgésicos más potentes, pero sí al resultado que produce el Ibuprofeno y sin efectos secundarios tan indeseables.

3. Reducción del colesterol

Algunos estudios apuntan que puede contribuye a disminuir el colesterol total en sangre de manera satisfactoria y, por tanto, reduce las posibilidades de desarrollar complicaciones cardíacas graves, como la hipertensión, accidente vasculares y problemas generales derivados del sistema circulatorio.

Conclusiones

El consumo regular de jengibre favorece los procesos antiinflamatorios y la regulación del colesterol en la sangre, por lo que puede resultar de gran beneficio en pro de la salud. Además de un excelente suplemento medicinal, se puede usar como un apetitoso alimento. Más allá de la mejora que aporta en el sabor de los alimentos, nos proporciona una gran cantidad de efectos positivos. Mejorar el bienestar general es una gran razón para elegirlo y aquellos que se encuentran ante dificultades regulares, como las que hemos mencionado, encontrarán a corto plazo un gran aliado en este producto.

Remedios naturales con plantas: aciano

Remedios naturales con plantas: aciano

Centaurea cyanus

Centaurea cyanus, más conocida como aciano, es una planta herbácea anual o bianual que ha pasado de ser maleza en el campo a ornamental en los jardines. Tiene unas bonitas flores azules, de azul intenso, muy llamativas por su tono y su forma tan original. Parece una corona de pétalos y aunque la más popular es la azul, también se puede encontrar en blanco, púrpura o rosado.

Esta variedad de Centaurea es nativa del continente europeo, pero se ha extendido y naturalizado por todo el mundo. Está asociada a los campos de cereales, donde se considera una mala hierba. Con la agricultura intensiva su presencia en los cultivos ha disminuido considerablemente y hoy en día se aprecia más en tierras sin cultivar y bordes de caminos. A pesar de que la búsqueda de campos libres fértiles hace peligrar su hábitat natural, su éxito como planta de ornamento asegura su continuidad.

Floración y cuidados

La floración del aciano se produce en primavera. Durante el mes de mayo (en nuestra latitud) aparecerá un estallido de flores que luego se irá ralentizando y que podemos fomentar eliminando las cabezas florales según se marchitan. Conviene dejar que algunas flores maduren y se sequen en la planta para que se autosiembre y tengamos nuevas plantas.

El aciano prefiere emplazamientos soleados en climas templados, pero en las regiones cálidas crece mejor a semisombra. No es exigente con el suelo, pero debe ser un terreno que drene bien porque le perjudica el encharcamiento. Prospera y florece mejor con riegos moderados, aunque es una planta que puede resistir la sequía. A las abejas y a las mariposas les encanta libar en esta planta.

El aciano tiene tallos delgados y flexibles que llegan al metro de altura, poblados con hojas de forma lanceada. Las flores aparecen en el extremo de los tallos, son compuestas y su forma parecen pequeñas coronas con diámetros entre dos y tres centímetros.

Propiedades medicinales del aciano

Al aciano posee mucílago, diversos flavonoides, y taninos que le confieren propiedades antibióticas, antiinflamatorias y diuréticas. También posee una rica cantidad de pigmento cianina, el que le da ese color azul característico de sus flores. Son precisamente las flores la parte de la planta con propiedades terapéuticas, que se pueden utilizar tanto frescas como secas. Con ellas se preparan infusiones calientes o frías, según la afección que se quiera tratar.

Infusión de aciano

La infusión de aciano, por sus propiedades antiinflamatorias y depurativas, ayuda a calmar los síntomas de estados catarrales, disminuir la fiebre, abrir el apetito y mejorar digestiones pesadas. También puede ser útil en el tratamiento de la artritis y el reumatismo.

La infusión se prepara a razón de una cucharadita de planta por taza de agua. El agua debe estar muy caliente y la infusión debe reposar durante unos 5 minutos.

Agua de aciano

El agua de aciano es eficaz para calmar la irritación y ardor de los ojos, así como descongestivo ocular para el tratamiento de la conjuntivitis. Los pigmentos de la flor tienen propiedades que contribuyen a mejorar la circulación de los vasos capilares, también los de la capa vascular de la retina, contribuyendo a retardar la aparición de la presbicia.

El agua preparada de aciano se elabora con flores frescas que se maceran en agua fría durante 24 horas. Pasado ese tiempo, se filtra el preparado y se aplica en lavados oculares o en compresas de algodón sobre los ojos.

Beneficios cosméticos del agua de aciano

También podemos sacar beneficios del aciano en lo referente a la belleza. Al fin y al cabo, el buen aspecto de nuestra cara y cuerpo tiene mucho que ver con nuestro bienestar interno. La falta de sueño, el cansancio o el estrés suelen ser la causa más general de las antiestéticas ojeras y las bolsas que se forman debajo de los ojos. Lo recomendable, es estos casos, son tres cosas: descanso, buena alimentación y ejercicio; pero el uso de algún producto específico para la zona de los ojos también puede ayudar.

En cosmética natural, el agua de aciano es (junto con la manzanilla), el producto ideal para la zona del contorno de los ojos. Para aplicarlo se empapan dos gasas o compresas de algodón con el agua preparada y se aplican sobre los ojos durante quince minutos.

Flores y plantas silvestres

Flores y plantas silvestres

Si te gusta el jardín tanto como a nosotras, seguro que también te encantan los paisajes naturales llenos de plantas y flores silvestres. Las plantas silvestres crecen de manera espontánea y natural cubriendo de color el paisaje. Hay multitud de especies y variedades distintas, con colores diversos, formas variopintas y deliciosos aromas que llenan el campo de escenas fascinantes.

Al llegar la primavera, las flores llenan los bosques, antes que las copas de los árboles se cierren en lo alto. Los arcenes de las carreteras y los caminos se van llenando de chispeantes colores. En la costa, cerca de las playas, tampoco faltan florecillas que tiñen en paisaje. Los humedales y los márgenes de los ríos también tienen su flora, sobre el barro de la orilla o flotando en el agua. Allá donde mires, descubres algún tesoro que antes estaba oculto a tus ojos.

Ramo de flores silvestres

Tabla de contenidos

  1. La riqueza de la flora española
  2. La función de las flores silvestres
  3. Plantas silvestres en el jardín
  4. Valor ecológico de las plantas silvestres
    1. Plantas de prados
    2. Plantas de bosques
  5. Beneficios de las plantas silvestres
    1. Plantas silvestres que se pueden comer
    2. Plantas medicinales
  6. Imágenes y nombres de plantas del campo
  7. Plantas campestres en jardinería
  8. Algunas plantas con su descripción

La riqueza de la flora española

La flora española es extraordinaria. España cuenta con el mayor número de especies vegetales de todos los países europeos y eso se debe a dos factores clave: el clima y el relieve. La gran diversidad climática y orográfica de nuestra península favorece la existencia de diferentes ecosistemas y una gran riqueza natural distribuida por toda la geografía, desde la vertiente cantábrica, zonas prepirenaicas, mesetas interiores, la región mediterránea y el litoral sur atlántico. Esto es aplicable tanto a la vegetación como a la fauna, somos también el país con mayor número de mamíferos y reptiles de Europa, aunque nosotras, aquí, nos centraremos en la flora.

En España tenemos cerca de 10.000 especies de plantas diferentes clasificadas entre no vasculares y vasculares según la forma en que absorben el agua, los minerales y el resto de nutrientes. Las plantas con flores forman parte, junto con los helechos, de las plantas vasculares y suponen más del 80% de la totalidad. Más de 1.500 especies son endemismos exclusivos, como la curiosa violeta del Teide, que sólo vive en Las Cañadas del Teide.  Existen otros 500 endemismos que compartimos con el norte de África.

Viola cheiranthifoliaVioleta del Teide – Foto de Abraham Martín

La función de las flores silvestres

Las flores silvestres no solamente son un placer para nuestros sentidos, tienen una finalidad muy importante: formar semillas para llevar a cabo el ciclo vital de la planta y conseguir la reproducción. El propósito de esas forman tan bellas y colores llamativos es atraer a insectos, aves e incluso murciélagos para que se produzca la polinización y se formen las semillas que, al caer al suelo, darán origen a nuevas plantas.

Algunas semillas pueden desplazarse grandes distancias antes de germinar. Unas tienen adherida una estructura plumosa, llamada vilano, que les permite volar  por el aire hasta lugares lejanos; otras caen al agua, donde flotan, y es la corriente la que se encarga de arrastrarlas a otras zonas; muchas están en el interior de atractivos y sabrosos frutos, y son los animales los que se encargan de su transporte. Pero la mayoría de semillas caen al suelo y germinan en zonas cercanas a la planta madre.

Semillas voladorasDiente de león

Plantas silvestres en el jardín

Es fabuloso pasear por el campo y descubrir las plantas que crecen de forma natural en los alrededores, sin intervención humana de ningún tipo. Estas plantas están adaptadas al clima de esta zona, les basta el agua que reciben de manera natural y atraen insectos polinizadores. Son plantas vigorosas y resistentes, con una calidad vital muy superior a las especies cultivadas. Son ideales para introducirlas en nuestro jardín y en alguna ocasión lo hemos hecho de manera activa. Algunas se introducen ellas mismas, sus semillas caen en nuestra pequeña parcela, donde germinan y crecen espontáneamente. Son regalos preciosos.

Pero hay que ser prudente y saber sacar provecho de la naturaleza sin perjudicar el medio. Hay reservas naturales donde no se debe tocar nada y te arriesgas a una multa si lo hace, lo mismo que si manipulas una especie protegida sin el permiso correspondiente. Si quieres coger unas pocas semillas del campo de una planta común no hay ningún problema; si tomas grandes cantidades, se considera aprovechamiento forestal y no debes hacerlo sin licencia. Si te interesa el tema, te recomiendo leer el artículo en el que hablamos sobre cómo recoger plantas silvestres con el mínimo impacto ambiental.

Euphorbia, una silvestre que introduje en mi jardín

Valor ecológico de las plantas silvestres

Imagino que ya lo sabes, pero todas plantas, además de tener un gran valor estético y recreativo, tienen una enorme importancia para nuestra vida y la sostenibilidad de todo el planeta. Los vegetales forman parte de la cadena alimenticia, producen oxígeno, filtran la contaminación del aire y del agua, regulan la temperatura del planeta evitando su sobrecalentamiento,  y protegen y fertilizan el suelo. Por eso es tan necesario cuidar de las plantas que pueblan bosques y praderas, más importante que su belleza es la influencia que tienen en nuestra vida.

Plantas de prados

Las praderas son ecosistemas donde las precipitaciones no son suficientes para permitir el crecimiento de árboles, la vegetación predominante en los prados son hierbas y arbustos. En estas regiones predominan las gramíneas, juncos y hierbas con flores que en primavera componen alfombras de color.

Me encantaría tener un jardín grande para hacer una pradera de flores silvestres, pero como no es el caso, me conformo con tener algunas plantas en determinados rincones o en macetas, que le dan al jardín un aire campestre. Varita de San José, euforbias, alyssum y arabis son algunas de ellas.

Plantas de bosques

La vegetación predominante en el bosque son los árboles, pero debajo de ellos crecen otras plantas más pequeñas que constituyen lo que se denomina sotobosque. Existen muchos tipos de bosque, cada uno con sus características y con una vegetación propia: bosque boreal, bosque tropical, bosque mediterráneo, etc. Pero en general, el suelo del bosque es fresco y rico en materia orgánica. Allí prosperan muchas plantas con una característica común, crecen a la sombra de los árboles sin necesidad de sol directo.

Nunca hemos intentado introducir plantas silvestres del bosque en nuestro jardín, pero compartimos algunas especies con el bosque que hay frente a nuestra casa. Está tan cerca que es inevitable que algunas semillas lleguen hasta aquí y germinen. Es curioso, pero donde más plantas espontáneas aparecen es en la base del seto perimetral, allí prosperan zarzas, esparragueras o lentiscos. Solemos eliminarlas para que no perjudique el crecimiento de las thujas.

Euphorbia silvestre

Beneficios de las plantas silvestres

Tendríamos que remontarnos muchos siglos atrás para descubrir el momento en que el hombre comenzó a beneficiarse de las plantas silvestres, seguramente desde inicio de su existencia, pero fue hacia el año 65 d.C. cuando el médico y botánico Dioscórides recopiló y publicó un catálogo con 600 especies mediterráneas que se utilizaban en la antigua Grecia con fines medicinales. En “De Materia Médica”, indicaba todo los referente a cada hierba: lugar de procedencia, toxicidad, si eran comestibles, si tenían usos medicinales, etc., e incluso las pócimas y recetas que se podían elaborar con ellas. Fue el inicio de la etnobotánica, un término que se acuñaría en el siglo XIX como la ciencia que estudia la relación del hombre con su entorno vegetal y que engloba, además de la culinaria y la farmacológica, cualquier otro uso de las plantas: para fabricar viviendas, vestimenta, instrumentos musicales, herramientas, juegos, etc.

Plantas silvestres que se pueden comer

Cuentan los historiadores que, hace ahora unos diez mil años y después de muchos intentos, el hombre descubrió la forma de cultivar la tierra. Aparecía la agricultura, una actividad que garantizaba una alimentación más segura y abundante que la recolección de lo que la tierra producía de manera espontánea. La práctica de recoger plantas silvestres se fue perdiendo durante la evolución humana, pero no así su valor como alimento y quienes lo saben no desaprovechan la ocasión de aprovechar los vegetales y frutos silvestres que da la tierra. Seguro que muchos habréis ido a coger moras o fresas silvestres en alguna ocasión, son frutos bien conocidos que se pueden coger sin temor, pero hay muchas especies menos populares que también son alimenticias, como la verdolaga o la cerraja.

Lo que recomiendo encarecidamente es no consumir nunca una hierba desconocida o que no haya sido identificada correctamente por alguien que conozca bien el tema, considera que es similar al riesgo de consumir una seta que no conozcas.

Plantas medicinales

Las plantas han sido los medicamentos humanos desde tiempos inmemoriables, todo asentamiento humano ha estado siempre rodeado de plantas con las que se intentaba curar a los enfermos, aunque no siempre se conseguía el efecto deseado. El hombre sabía que en las plantas había sustancias que permitían luchar contra las enfermedades y algunas eran realmente efectivas. En la Edad Media se cultivaban jardines de hierbas medicinales en los monasterios, las monjas y monjes las empleaban en los hospitales de caridad. Cualquier señor feudal que se preciara tenía su propio jardín de boticario en su palacio o castillo donde sus sirvientes cultivaban hierbas para realizar pócimas curativas.

Durante el siglo XIX, la síntesis química comenzó a desbancar a las plantas medicinales, los expertos comprobaron que era mucho más efectivo la extracción y aplicación de ciertas sustancias aisladas, como la morfina extraída de la amapola o la quinina de la quina. También en ese siglo comenzaron a aparecer las primeras medicinas sintéticas, como el ácido salicílico, y comenzó la carrera por la fabricación de drogas curativas.

Las plantas siguen siendo la materia prima de muchos fármacos que nos ayudan a mantenernos sanos pero ellas, por si solas, son fuente de salud. La naturopatía, la medicina natural y la terapia herbal nos proponen hacer uso directo de las plantas para mantenernos sanos. Yo pienso que no son la panacea que remedia todos los problemas, pero unido a un estilo de vida saludable y una nutrición correcta, pueden constituir un gran cambio.

Página manuscrita por DioscóridesManuscrito sobre la mandrágora, de Dioscórides (fuente wikipedia)

Si te interesan las plantas silvestres tanto como a nosotras, en Guía de Jardín puedes encontrar muchos artículos sobre el tema: su uso en el jardín para darle un aire más natural, las malas y buenas hierbas, ramos con flores del campo, remedios naturales, etc. A continuación tienes una lista de temas que seguro te gustan:

Imágenes y nombres de plantas del campo

Fotografías de plantas silvestres

16 plantas silvestres para identificar

25 gramíneas y plantas silvestres para identificar

Plantas silvestres en la playa

15 plantas silvestres con flores azules

Plantas campestres en jardinería

Uso de plantas silvestres en el jardín

Jardines de estilo naturalista y silvestre

Bordura de silvestres

Cómo recoger plantas silvestres

Un ramo de flores silvestres

Plantas silvestres que florecen en invierno

Flora arvense. ¿Qué son las malas hierbas?

La clara amable de las malas hierbas

Algunas plantas concretas y su descripción

Rosas silvestres

Fresas silvestres

Genista silvestre

Agave americana

Limonium

Narcisos silvestres

Araujia sericifara

Cardo azul

Moricandia arvensis, flores azules, blancas o amarillas

Fuentes: ecoembeswikipedia

Si quieres que hablemos sobre alguna cuestión concreta relacionada con las plantas en la naturaleza, tanto si es una duda como si quieres aportar información, nos encantará que lo hagas en la sección de comentarios.

Propiedades y beneficios de la manzanilla para la piel, el cabello y la salud en general

Propiedades y beneficios de la manzanilla para la piel, el cabello y la salud en general

La manzanilla es una hierba aromática que goza de muy buena reputación y no le faltan razones. El aceite esencial de manzanilla contiene camazuleno, un compuesto químico aromático con propiedades antiinflamatorias, analgésicas y antiespasmódicas que servía como remedio natural contra distintas dolencias cuando no existían los medicamentos de química sintética. Con esto no estoy aconsejando a nadie que sustituya sus tratamientos médicos, pero es bueno conocer las buenas cualidades de esta planta. Existen afecciones leves que se pueden calmar con una sencilla infusión.

Para quien no conozca la planta de la manzanilla, comenzaremos diciendo que se conocen con este nombre varias especies diferentes dentro de la familia de las compuestas, con flores en forma de pequeña margarita blanca. Entre ellas, dos son las más utilizadas por el ser humano: La manzanilla común, también conocida como manzanilla romana, y la manzanilla dulce, llamada también manzanilla alemana.

El término manzanilla engloba diferentes especies de plantas de la familia de las compuestas.

Dos de ella se utilizan por sus propiedades cosméticas y terapéuticas, son las siguientes:

Chamaemelum nobile 

Manzanilla común / Manzanilla amarga / Manzanilla romana

  • Planta herbácea, perenne, de entre 20 y 30 cm de altura que florece en verano
  • Flores compuestas, pequeñas margaritas blancas con centro amarillo, que no superan el centímetro de diámetro
  • Nativa de Europa occidental, la podemos encontrar bastante extendida por toda la Península Ibérica
  • Soporta suelos alcalinos y pobres en nutrientes, las heladas e incluso la sequía, pero para desarrollarse y florecer, requiere climas templados y estaciones cálidas
  • La infusión de tallos y flores de esta planta es muy aromática y ligeramente amarga

Matricaria recutita (sin. Matricaria chamomilla)

Manzanilla dulce / Manzanilla alemana

  • Planta herbácea, anual, de entre 50 y 60 cm de altura que florece desde principios de verano
  • Flores compuestas, con forma de margarita blanca y centro amarillo, de entre uno y dos cm de diámetro
  • Nativa de la Península Balcánica, desde donde se extendió al resto de Europa y regiones cálidas de Asia
  • Tolera casi cualquier tipo de suelo, pero prefiere los de naturaleza arenosa. Prolifera en zonas soleadas de campo abierto, resistiendo heladas y periodos de sequía.
  • La infusión de esta manzanilla también es aromática, pero menos amarga que la anterior

Las flores de manzanilla se pueden conservar secas durante mucho tiempo. Para ello se extienden sobre una bandeja, se tapa con un paño de algodón y se dejan secar durante dos o tres semanas. Sabremos que están secas cuando se deshagan entre los dedos al presionarlas. Se deben guardar en un bote hermético, en un lugar seco y oscuro.

10 aplicaciones beneficiosas de la manzanilla

1. Favorece el sueño y ayuda a dormir

La manzanilla tiene componentes relajantes y calmantes que ayudan a conciliar el sueño. Es la infusión que siempre se recomienda cuando estamos algo nerviosos o preocupados. Adquirir la rutina de tomar una taza de manzanilla antes de irnos a la cama no tiene efectos secundarios, vale la pena probar antes de recurrir a medicamentos más agresivos.

2. Limpiar y cuidar la piel del bebé

Esto os lo cuento con cierta añoranza. Cuando mis hijos eran pequeños, en cada cambio de pañal, utilizaba gasas empapadas en infusión de manzanilla para limpiarles el culete. Os aseguro que el resultado era mucho mejor que cuando utilizaba toallitas desechables, la piel quedaba más suave y se irritaba mucho menos. También les aplicaba un algodón impregnado en te de manzanilla para aliviar la rojez de la picadura de araña u otros insectos.

3. Calmar los efectos de un enfriamiento

Seguro que en alguna ocasión te has destemplado o has llegado a casa tiritando por el frío que hacía fuera. Una infusión caliente de manzanilla es ideal para entrar pronto en calor y evitar un constipado. Además, la inhalación de sus vapores pueden ayudar en el alivio de la congestión, la secreción nasal y el dolor de garganta.

4. Aliviar afecciones estomacales

La manzanilla está considerada un relajante digestivo que alivia alteraciones intestinales como dolor de estómago, indigestión, flatulencia, diarrea, náuseas y vómitos. Sustituye el café tras una comida copiosa, por un te de manzanilla, y favorecerás la digestión

5. Tratar cortes, heridas y sequedad en la piel

Las antiguas civilizaciones (romanos, griegos y egipcios) utilizaban manzanilla para tratar y curar heridas. Pero no hace falta irnos tan lejos en el tiempo, nuestros mayores sabían de las propiedades antiinflamatorias y antimicrobianas de esta planta y también la usaban para curar afecciones de la piel, como prúritos y eczemas.

6. Reduce el estrés

La infusión de manzanilla es un relajante suave y natural sin contraindicaciones. Tomar una taza después de comer o al final de un día caótico contribuye a aliviar la ansiedad y el estrés.

7. Aclara la piel

La manzanilla tiene también aplicaciones cosméticas, podrás verla en la composición de muchas cremas y tónicos faciales comerciales. Puedes hacer una mascarilla casera y natural (a base de miel y manzanilla) para suavizar y aclarar la piel del rostro o de aquellas zonas del cuerpo que más se resecan, como codos y talones.

8. Combate el acné

Por sus propiedades antiinflamatorias y antisépticas, la infusión de manzanilla aplicada por vía tópica, combate el acné a la vez que ayuda a atenuar las manchas y cicatrices.

9. Alivio de quemaduras solares leves

Si después de un día de playa regresas a casa con la piel enrojecida por haber estado mucho tiempo al sol, la infusión de manzanilla (fría) puede bajar la inflamación y calmar el escozor de la piel quemada. Prepara un te de manzanilla y deja que se enfríe. Empapa una toalla o compresa de algodón y cubre con suavidad la zona afectada.

10. Reducir el cansancio ocular

El procedimiento es el mismo que el del punto anterior. Aplicar infusión de manzanilla fría sobre los ojos cansados para calmar el escozor ocular y reducir la posible inflamación.

Espero que este artículo sobre los beneficios de la manzanilla os haya resultado interesante. Seguro que hay más aplicaciones y usos de la manzanilla que yo desconozco. ¿Se te ocurre alguno que no hayamos nombrado aquí?

Araña roja

Araña roja

En más de una ocasión hemos descubierto hojas moteadas con manchas amarillentas y marrones que poco a poco se van deteriorando hasta estropearse por completo. Se secan y caen, o, peor todavía, se mantienen en las ramas afeando el aspecto del arbusto, pero inservibles para la planta. Son el signo de que la araña roja se ha estado alimentando de las células de esas hojas. También la delata la fina tela de seda hilada por las arañas adultas, que la utilizan para viajar de una planta a otra.

Tetranychus urticae es una de las muchas especies de ácaros que se alimentan de plantas, un diminuto organismo que en su etapa de adulto mide tan solo medio milímetro. Se suelen encontrar en ambientes secos y se alimentan de las plantas. Se les llama arañas por su capacidad de tejer telarañas pero en realidad no son arácnidos, sino ácaros. Entre otros nombres se los conoce como araña roja, por su color, o ácaro de dos puntos.

Cómo identificar y reconocer la araña roja

¿A qué plantas afecta la araña roja?

La araña roja se alimentan de más de 200 tipos de plantas diferentes, incluyendo muchos arbustos de flores comunes, frutas y verduras. Yo me las he encontrado en los rosales del jardín y en muchas plantas dentro de casa. En el huerto puede atacar a todo tipo de hortalizas.

Signos para identificar la araña roja en las plantas

Manchas amarillas, rojiza o blancas en las hojas

Diminutos puntos blancos o rojos que se mueven (son los ácaros en sí)

Hilillos finos y algodonosos en la parte inferior de las hojas

Hojas encrespadas que cambian de color y caen

Los ácaros se suelen situar en el envés de las hojas que es la más porosa y donde más fácil les resulta chupar el alimento. Al situarse en la cara menos visible, es difícil descubrirlas sin una revisión minuciosa de la planta. Cuando vemos los síntomas en el haz, ya suele deberse a una invasión considerable.

Características de la araña roja

La araña roja es un ácaro, una subclase de las de arañas. Estos pequeños organismos forman plagas altamente destructivas muy comunes en invernaderos y en las plantas del interior de casa. Durante los meses cálidos de verano también pueden invadir las plantas al aire libre.

Se alimentan del contenido de las células de las hojas, perforándolas con su aparato bucal chupador. El resultado es un fino efecto moteado marrón en las zonas donde las células han muerto. Adicionalmente, podremos encontrar una fila tela de seda sobre la superficie de las hojas, que en infestaciones pesadas puede cubrir la mayor parte de la planta.

Los ácaros de araña roja viven una etapa de hibernación en que sus cuerpos toman una coloración naranja o marrón. Durante marzo y abril salen de su letargo y entonces e color de su cuerpo cambia, volviéndose verde con dos manchas oscuras en la espalda. Entonces es cuando depositan sus huevos en las plantas. Una hembra adulta puede poner hasta cien huevos durante toda su vida.

Los huevos eclosionan unos días más tarde y los individuos jóvenes comenzarán a alimentarse. Comienzan su vida con seis patas, desarrollando otras dos a medida que madura. La tela que tejen las arañas proporciona un escudo protector contra depredadores y condiciones ambientales adversas. También es un medio de extender la colonia a otras áreas de la planta.

Conforme se acerca el otoño, las hembras dejan de poner huevos y comienzan a buscar un lugar protegido donde pasar el invierno. Suelen refugiarse en grietas de paredes y material vegetal viejo.

Prevenir la araña roja y tratar las plantas afectadas por ella

Prevención de la araña roja

Se deben inspeccionar las plantas cada semana y tratar en cuanto se observan los primeros signos de infestación. Las hojas, yemas, flores y tallos afectados se deben retirar de inmediato para eliminar los ácaros que hay sobre ellas y evitar que contagien partes cercanas.

La araña roja prefiere los ambientes secos, de manera que es conveniente rociar las partes infestadas de la planta con agua. Regar el suelo del invernadero para que la humedad levante e impregne el ambiente resulta igualmente efectivo, retrasando la posibilidad de aparición de la plaga.

Tratamientos contra la araña roja

Si los tratamientos preventivos fallan y la plaga se instala entre nuestras plantas, habrá que pasar a la acción contra ella. Si la detectamos a tiempo y es poca cantidad, podemos retirarla a mano. Yo siempre abogo por eliminar los insectos del jardín de esta forma, es siempre la más inocua. Pero con la araña roja el problema es lo pequeñísima que es y la eliminación manual se complica mucho si no lo hacemos al menor atisbo.

Productos químicos

Los productos que contienen ácidos grasos naturales o tensioactivos son muy efectivos para combatir la araña roja. Es muy importante leer las instrucciones de uso del fabricante y la información de datos de seguridad antes de aplicar los tratamientos químicos. Yo no los aconsejo y recomiendo siempre buscar una solución orgánica, menos perjudicial para el medio ambiente.

Productos orgánicos

El jabón potásico es uno de los productos más efectivos en la batalla contra la araña roja y es un producto natural e inocuo para la salud. El aceite de neem, un insecticida natural que se extrae del fruto del árbol de igual nombre, refuerza el tratamiento si se aplica sobra la planta una hora o dos después del jabón.

Depredadores naturales

El ácaro predador Phytosieulus persimilis se alimenta del ácaro rojo y se reproduce mucho más rápido que su presa a temperaturas superiores a los 18 ° C . Mediante su liberación en zonas infectadas conseguiremos controlar rápidamente el tamaño de la plaga.

Limpieza y desinfección, para evitar que el ácaro sobreviva de una temporada a otra

Los ácaros pasan el invierno en grietas y hendiduras, así como en cualquier material vegetal que queden. Es esencial limpiar todos los desechos una vez que la temporada de crecimiento ha terminado y desinfectar las zonas adyacentes. En invernaderos o el interior de casa se debe mantener cierto nivel de humedad para prevenirlas y que no hagan de nuestras casas sus hogares.

Fotografías: drgreens, greensideup, gardeningknowhow, gardenanswer, greensideup