Lobelia cardinalis o lobelia escarlata: flores en verano

Lobelia cardinalis o lobelia escarlata: flores en verano

Lobelia cardinalis es una planta vivaz oriunda de América del Norte y Central, donde crece en estado silvestre junto a arroyos y estanques, lugares en que recibe toda la humedad que necesita. Recibe también los  nombres comunes de lobelia escarlata, lobelia roja o flor de cardenal, ya que los tallos de esta herbácea son verdes con matices púrpura. Su floración, de color rojo intenso, se produce entre finales de verano y principios de otoño. Hay diferentes variedades de Lobelia cardinalis, algunas con flores de color rosa. También las hay de tamaño más pequeño que se cultivan como planta de acuario. Por su exigencia hídricas es ideal para combinar en formaciones acuosas o en las zonas más húmedas del jardín.

Tipo de planta

Es una planta vivaz, esto quiere decir que es perenne pero pierde parte de las hojas o incluso toda su parte aérea en invierno. El colorido de sus tallos y follaje proporciona interés al jardín desde primavera, cuando retoma su desarrollo vegetativo. Hacia finales de estío, cuando otras plantas ya comienzan a decaer, las matas de lobelia florecen.

A diferencia de las populares lobelias anuales (L. erinusis), de flores moradas o blancas, y porte algo erguido o rastrero, ésta especie es una planta que puede vivir varios años. Por ese motivo también se la conoce como lobelia perenne. Aún así, a partir del segundo pierde fuerza y vistosidad, siendo preferible renovarla.

Dimensiones máximas

Altura máxima: 90 cm

Ancho máximo: 38 cm

Casi todas las variedades de lobelia son plantas de tamaño contenido, pero es importante conocer sus proporciones y dejarle el espacio que necesita para desarrollarse.

Época de floración de la Lobelia cardinalis

Son matas que florecen a finales de verano o, incluso, principios de otoño. Tienen a su favor la vistosidad del follaje, de colorido púrpura, aún cuando no tenga flores.

Flores

Las flores, de unos 2 cm de diámetro cada una, se presentan en grandes cantidades formando espigas desiguales. Cada flor consta de tres pétalos ovales y dos pétalos ligulados que asoman por encima de los primeros y apuntan hacia arriba. Casi todas las variedades de la especie florecen en color escarlata brillante, salvo alguna pocas que pueden ser blancas (L. cardinalis “alba”) o rosa (L. cardinalis “rosea”).

La forma espigada de las flores recuerda mucho a las de la salvia, es por ello, y por su hábito de crecimiento en zonas húmedas, que también hay quien la llama salvia de pantano. Al madurar, cada flor da paso a un fruto seco con forma de cápsula que se abre por el ápice y deja asomar varias semillas de pequeño tamaño.

Hojas

Hojas lanceoladas con márgenes dentados y alternas de 8 a 13 cm de largo y 2 o 3 cm de ancho, color verde oliva oscuro y matices rojo púrpura.

Cultivo de Lobelia cardinalis

Temperatura y resistencia a las heladas

La planta resiste heladas ligeras de hasta -4ºC, pero el rango de temperaturas en el que se desarrolla mejor es entre 15 y 26ºC.

Tipo de suelo

Le gustan los suelos húmedos y de pH neutro tirando a ligeramente ácido. Necesita buena nutrición con un sustrato sea ligero, fresco y rico en sustancias orgánicas.

Luz

Lo ideal para que esta planta florezca correctamente es un lugar donde reciba pleno sol. Puede plantarse a semisombra, pero la mata no será tan densa y florecerá menos. En lugares donde los veranos son muy calurosos es mejor proporcionarles una ubicación sombreada.

Riego

El riego de la Lobelia cardinalis debe ser regular para mantener la tierra siempre húmeda. Recordemos que es una planta que crece de manera natural en zonas húmedas, como corrientes de agua y charcas. Su gusto por el líquido elemento hace que, las variedades “mini”, sean plantas ideales para acuario.

Cuándo se planta la L. cardinalis

Época de plantación

La mejor época para trasplantar la lobelia al suelo del jardín es de mediados a finales de primavera.

Distancia de plantación

En grupos de 3 o 5 ejemplares a una distancia de  30 o 40 cm de distancia entre ellos.

Reproducción

Sembrar semillas al comienzo del otoño en un sustrato para semilleros y con protección contra el frío. La temperatura óptima para la germinación debe estar entre 18 y 24ºC. Cuando las plántulas tengan tamaño suficiente como para manipularlas, se trasplantan a macetas donde pueden crecer en condiciones más frescas. En primavera, después de cualquier riesgo de heladas, se llevan al exterior para que se aclimaten durante una semana. A finales de primavera ya se pueden trasplantar al suelo del jardín.

La lobelia roja también se puede reproducir por esquejes de madera blanda que se obtendrán a partir de un corte de tallo en verano.

Usos y cuidados generales

Uso en el jardín

Adecuada para borduras y arriates mixtos o perennes, parterres de flores e incluso contenedores. Ideal para combinar en una formación acuática, jardines de estanque o piscinas naturales. Las variedades enanas se utilizan en jardines de acuario.

Cuidados de la planta

Regar la lobelia púrpura siempre que sea necesario para mantener el sustrato húmedo. Alimentar con abono orgánico (humus, compost, gallinácea, etc) o fertilizante de larga duración esparcido en la base de las matas en primavera. Cortar los tallos florales cuando se marchiten y eliminar el follaje viejo en otoño. En zonas de heladas fuertes, es aconsejable protegerla en invierno esparciendo corteza de pino o paja sobre ellas.

Esta lobelia es una planta perenne de corta vida que después del segundo año comienza a decaer. Una manera de mantener su vigor es dividir las matas en invierno, consiguiendo plantas nuevas con energía renovada.

Plagas y enfermedades

No es una planta propensa a plagas ni enfermedades, solo es preocupante la presencia de caracoles y babosas en la zona, ya que los limacos pueden devorar las hojas. Pero si en algún momento detectas algún problema en tus matas de lobelia,  puedes consultar nuestro artículo de plagas y enfermedades de las plantas para identificar los síntomas.

Otros posibles problemas

Si el invierno es húmedo y templado, la planta se puede pudrir.

Variedades de interés

Lobelia cardinalis var. “Alba”

Una Lobelia de porte erguido y flores blancas.
Lobelia perenne blanca

Lobelia cardinals “Queen Victoria”

La mejor, por sus vistosos tallos rojizos, de las variedades de flores rojas
Lobelia Queen Victoria
Si eres de los afortunados de contar con esta planta en tu jardín, nos encantará que nos cuentes tu experiencia con ella.
Kniphofia uvaria, tricoma o planta de fuegos artificiales

Kniphofia uvaria, tricoma o planta de fuegos artificiales

Kniphofia uvaria es una planta herbácea, perenne y siempreverde, originaria de Sudáfrica, con unas exóticas inflorescencias de colores cálidos y vivos ideales para decorar jardines. Puede que la conozcas con otros nombres como flor del pavo, tritoma o planta de fuegos artificiales, todos ellos relacionados con su singular morfología y colorido. Si quieres un toque de color vibrante en tu jardín, ésta es una opción a tener en cuenta.

Qué tipo de planta es la kniphofia

Es una planta perenne, esto quiere decir que puede vivir muchos años, e incluso es aconsejable dividir las matas cada 4 o 5. Su follaje es siempreverde, lo que asegura que siempre se verán sus bonitas hojas alargadas, incluso cuando no sea su periodo de floración.

Dimensiones cuando la planta es adulta

Altura máxima: entre 90 y 150 cm

Ancho máximo: 90 cm

Es importante conocer las dimensiones que alcanzará la planta cuando esté plenamente desarrollada, ya que lo más probable es que llegue a ocupar todo ese espacio, invadiendo e incluso ahogando otra planta que esté a su lado.

Época de floración de la tritoma

Son matas que florecen a finales de verano

Flores

La kniphofia florece formando inflorescencias. Cada una de ellas aparece sobre tallos largos y fuertes, con forma de espiga piramidal y compuesta por flores tubulares de 3-4 cm de largo. Puede ser monocroma o bicolor, con tonalidades entre amarillo, naranja, crema y rojo.

Hojas

Las hojas de esta planta son liguladas, de 45 a 60 cm de largo y 3 o 4 cm de ancho. De color verde intermedio.

Cultivo de la Kniphofia

Temperatura y resistencia a las heladas

Es una planta bastante resistente que puede soportar heladas de hasta -10ºC. El rango de temperaturas ideal para su cultivo y buen desarrollo está entre los 15-25ºC

Tipo de suelo

Las tritomas toleran casi todo tipo de suelos, alcalinos o ácidos, siempre que tengan buen drenaje y suficiente compost.

Luz

Lo ideal para esta planta es un lugar donde reciba algunas horas de sol pleno, así no tendrá ningún problema para florecer. También puede tolerar semisombra, pero eso redundará en menor número de flores.

Riego

La Kniphofia necesita riegos regulares, procurando que el suelo siempre esté ligeramente húmedo. Es muy importante que no le falte agua durante el primer año de vida, hasta que la planta se aclimate y enraíce. En verano puede ser necesario regar un par de veces al día, mientras que en invierno se puede reducir al mínimo.

Cuándo se plantan las kniphofias

Época de plantación

Se puede plantar a raíz desnuda desde mediados de otoño hasta mediados de primavera. Si la planta está enraizada, en maceta, se puede plantar en cualquier momento, aunque hay que ser prudentes si se trasplanta en épocas de mucho calor.

Distancia de plantación

En solitario o en grupos, guardando entre 90 y 120 cm de distancia entre ejemplares.

Reproducción

La mejor forma de reproducir la Kniphofia es dividir las matas que ya están aclimatadas. La división debe realizarse entre mediados de otoño y principio de primavera. También se puede reproducir por semillas, como cualquier planta perenne, sembrando en primavera en invernaderos para mantener humedad constante hasta que la simiente germine.

Usos y cuidados generales

Uso en el jardín

Por su altura, la Kniphofia es una buena candidata para plantar en la parte intermedia o posterior de un arriate de perennes o una bordura mixta. También es adecuada para plantar formando masas, como especie aislada en puntos fijos del jardín.

Aunque donde mejor luce es en una bordura o como ejemplar, formando islas en el jardín, la Kniphofia uvaria también se puede cultivar en macetas. Lo aconsejable, es este caso, sería escoger una maceta grande y profunda donde la planta pueda desarrollar su potencial.

Cuidados de la planta

Esparcir abono orgánico (humus, compost, gallinácea, etc) en la base de las matas a finales de invierno. Así, cuando la planta salga de su letargo invernal, encontrará una buena dosis de alimento. Después de la floración, es conveniente aplicar un fertilizante líquido. Cortar las flores marchitas conforme se mustian. El otoño es un buen momento para eliminar el follaje viejo.

Plagas y enfermedades

No es una planta propensa a las plagas de insectos, aunque siempre puede ocurrir que en determinadas circunstancias sufra un ataque. Tampoco es propensa a hongos en las hojas, pero si el suelo, en su base, está encharcado mucho tiempo, puede pudrirse la raíz. Puedes consultar nuestra lista de plagas y enfermedades de las plantas si necesitas identificar algún síntoma extraño que notes en tu planta.

Otros posibles problemas

Es una planta que puede tardar un par de años en aclimatarse y comenzar a florecer.

Variedades de interés:

Kniphofia uvaria “Buttercup”

Una bonita variedad de kniphofia que se caracteriza por tener flores de color amarillo puro, sobre tallos que pueden llegar a 105 cm de altura.
 
Kniphofia uvaria "Buttercup"

 

Kniphofia uvaria “Mount Etna”

Esta variedad de tritoma exhibe grandes flores de color terracota que alcanzan una altura de hasta 105 cm. Muy llamativa por el tono intenso de las cabezas florales.

Kniphofia uvaria "Mount Etna"

 

Kniphofia uvaria “Royal Standard”

Florece en tonos naranja y dorado intenso, siendo su altura algo más baja que la anterior: unos 90 cm. Los estambres largos que sobresalen de los pétalos, le dan un aspecto despeluchado por abajo.

Kniphofia uvaria "Royal Standard"

 

Kniphofia uvaria “Yellow Hammer”

Sus inflorescencias son amarillas, verdosas en la punta hasta que las flores más altas se abren, y de 90 cm de altura máxima.

Kniphofia uvaria "Yellow Hammer"

El cultivo de Kniphofia uvaria no es nada complicado, siendo una planta de jardín muy interesante con la que se consigue un fuerte impacto visual en el jardín.