Uno de los grandes condicionantes a la hora de elegir una planta para el jardín es el clima, no todas las plantas soportan las mismas temperaturas y es algo que se debe tener en cuenta para asegurar el éxito de lo que plantemos. Hoy vamos a ver tres plantas trepadoras muy rústicas para cubrir muros o pérgolas y que pasarán el invierno sin problemas, aunque las temperaturas lleguen hasta -15 o -18ºC.

Plantas trepadoras aptas para zonas donde en invierno hace mucho frío

Fallopia baldschuanica (Viña del Tibet)

Viña del Tibet

Una trepadora originaria de China de lianas largas y flores blancas en verano. La he visto cubriendo grandes extensiones de muro cambiando totalmente su aspecto con sus bonitas hojas verdes y los racimos de flores blancas de aspecto plumoso en verano. Durante el invierno se queda desnuda, sin hojas. Esta planta, sin embargo, tiene un pero: está considerada invasora en España. Por tanto no debería reproducirse en nuestro territorio y si ya la tienes, procura evitar que se extienda mas allá de tu espacio.

Actinidia kolomikta

Actinida kolomikta (Gardensonline)

Lo más llamativo de la actinida es, sin duda, su follaje tricolor: verde, crema y rosa. Con hojas así nadie echa en falta las flores, pero también las produce. Florece durante primavera y verano con pequeñas flores blancas parecidas a la del kiwi, otra planta con la que está emparentada. A diferencia de la Actidina deliciosa, el kiwi, la kolomikta soporta temperaturas mucho más bajas, hasta -15ºC, por lo que es realmente resistente en climas fríos. Los tallos crecen enroscandose entre ellos y si se le procura un soporte ascenderá por él, pero también se la puede dejar crecer sobre tierra como cobertora. En altura puede llegar a alcanzar 5 metros y cubrir una superficie bastante ancha si se poda y guía convenientemente. En invierno pierde las hojas.

Clematis

Clematis

De las clematis hemos hablado largo y tendido en el blog, las hay de muchos tipos, de formas y colores diferentes, algunas más aptas para unos climas que otras, pero en su gran mayoría muy rústicas y resistentes a las heladas. Desaparecen con el frío pero rebrotan en primavera creciendo y floreciendo muy rápido. De las mías os he hablado en esta entrada, enesta otra traté de ellas más en general. Pueden soportar heladas por debajo de los -15ºC.

Hedera helix (Hiedra)

Hiedra

La hiedra es extremadamente resistente al frio, realmente lo resiste casi todo y no pierde nunca la hoja. Es una planta muy vigorosa y espectacular como cobertora, pero cuidado porque puede llegar a ser una invasión si el espacio que quieres cubrir no es muy grande. Resiste el frio por debajo de los -15ºC, en Bronchales, el pueblo donde veraneo las heladas superan los -20ºC y resiste bien. Como recomendación siempre sugiero utilizar las de hojas pequeña porque son más fáciles de controlar.

Jazmin nudiflorum (Jazmín de invierno)

Jasminum nudifolium (springfollowswinter)

Otra trepadora muy rústica de floración invernal, por eso se la conoce también como jazmín de invierno. Resiste heladas fuertes desprendiéndose de las hojas en invierno. Es de rápido crecimiento y vigorosa, necesita un soporte resistente al que agarrarse. Conviene podarla después de la floración.

Lonicera spp. (Madreselva)

Madreselva

Lonicera japonica, lonicera caprifolium, Lonicera periclymenum, etc. Existen muchas variedades de madreselva, cada una con sus peculiaridades de color, forma y hábito de crecimiento, pero todas ellas son muy rústicas y toleran fuertes heladas. Es una planta de rápido crecimiento que puede alcanzar los 20 metros de longitud. Es bastante vigorosa y muy empleada para formar setos libres enredada sobre una maya metálica, cubrir pérgolas y cenadores o crecer adosada a un muro siempre que se le proporcione un soporte. Florece en primavera y verano y las flores son muy aromáticas.

Parthenocissus quinquefolia (Parra de Virginia)

Parthenocissus quinquefolia

Recibe diversos nombres comunes: Parra de Virginia, Parra Virgen, Viña de Canadá, etc. Es una trepadora que crece rápido y muy alto, entre 10 y 15 metros de altura. Las hojas son alternas, compuestas (formadas por 5 foliolos) y en  otoño toman ese colorido rojo intenso que las hace tan llamtivas antes de caer. Se sujeta sola al muro o soporte agarrándose con los zarcillos que emite.

Soporta tanto el frío como el calor fuerte, es poco exigente respecto al suelo pero necesita riego moderado. En verano produce pequeñas inflorescencias blancas que en otoño se convierten en diminutas bayas color púrpura que contienen las semillas.

Rosal trepador

Rosal trepador Pierre de Ronsard

Las rosas son las flores preferidas de muchas personas y los rosales, muy al contrario de lo que algunos piensan, son fáciles de cultivar. Son arbustos que soportan mucho frío en invierno, yo creo que hasta lo agradecen. Pierden la hoja durante esa época pero cuando llega la primavera llenan de color cualquier rincón. Si quieres asegurarte de tener flores toda la temporada elige una variedad repetitiva. Puedes leer más sobre rosales en este enlace y si quieres conocer mi Pierre de Ronsard, que espero algún día llegue a estar como el de la imagen superior, lo puedes ver aquí.

Vitis vinifera (Parra de uva)

Parra de uva

Una planta clásica para cubrir pérgolas y cenadores que además de decorar y dar una sombra muy fresca nos regala sus sabros racimos de uva. Es una planta sarmentosa que trepa y se sujeta por medio de zarcillos llegando a cubrir una extensa superficie. Resiste temperaturas muy frías, entre -15 o -18ºC pero prefiere veranos soleados y cálidos. Además es una planta poco exigente en lo referente al suelo y crece bien incluso en suelos ligeros y pedregosos.

Wisteria sinensis (Glicinia)

Wisteria sinensis

Una de mis trepadoras preferidas con un floración realmente espectacular y follaje frondoso que la convierte en la protagonista del jardín a principios de la primavera. Es una planta muy robusta y rústica de hoja caduca que soporta heladas fuertes. A finales de invierno comienzan a engrosarse las yemas florales y las flores aparecen a principios de primavera, antes que las hojas. Es importante hacer una poda adecuada de esta trepadora para guiarla correctamente y estimular la floración, aquípuedes encontrar una entrada que escribí a este respecto. La glicinia produce ramas largas y puede alcanzar los 15 metros de longitud.

¿Conoces alguna trepadora que resista las heladas fuertes y que podríamos incluir en esta lista?