Hoy necesito pediros ayuda. ¿Véis el azucarero de la fotografía? Pues es mi azucarero de toda la vida, un azucarero de metal esmaltado.  Lo compré antes de que nacieran mis hijos, me recuerda a los recipientes de cocina que usaba mi abuela, y le tengo un cariño especial.

Es un material delicado y si cae al suelo, del golpe puede saltar la capa de esmalte. Y eso es lo que le pasa al mío, se ha llevado tantos trastazos que ya está muy descacarillado. Quiero renovarlo, pero ya no encuentro nada de este material.

Sí que he llegado a verlo en una tienda on-line estadounidense de utensilios para camping. No era excesivamente caro, pero los portes hacían que saliera por más de 50 euros… y no, mi economía no está tan sobrada.

Así que hoy convierto mi blog en un tablón de anuncios, si lo ves a la venta en algún sitio y tienes la amabilidad de avisarme, te estaré muy agradecida. Sé que es una tontería, pero me haría muchísima ilusión.

¡Besos!

suscríbete