“Las bicicletas son para el verano”, frase equivocada que escuché en algún lugar o leí en algún sitio y me la creí…, hasta escribíun post referente a tal afirmación. Nada más lejos de la verdad cuando siendo otoño bien entrado me asomo a la ventana y veo cómo brilla el sol, y salgo a la calle y la temperatura sobrepasa los 30ºC.

Yo no suelo montar en bicicleta a menudo, pero reconozco que me encantan y añoro mis tiempos de adolescente pedaleando con la bici y mi grupo de amigos. Ahora son mis hijos los que la utilizan, aunque me sigue fascinando la sensación del aire sobre la cara cuando los veo pasar con los cabellos arrastrados por el viento.

Y esta entrada no tiene más intención que ésta, hablaros de bicicletas, de otoño, y compartir unas bonitas fotografías, que además, no son mías. Un post frugal, como un pensamiento.

en el campo

en la ciudad

junto al canal

fotos:gdefon.com,fotoblography.com,shootingfilm.net,picstopin.com

suscríbete