Todavía no están todas abiertas, salvo una flor del rosal Elle que ya luce con esplendor, el resto son jóvenes promesas que anuncian un mes explosivo. Porque si el año pasado brillaron por su ausencia, esta temporada están dispuestas a brillar por su color y convertirse en auténticas reinas de la belleza en el jardín.

Hoy he tenido un día muy ocupado y como lo sabía, esta mañana madrugué para la sesión fotográfica…, seguro que muchos me comprendéis, el jardín en estas fechas tiene mucho tirón. Para terminar el día sólo me queda enseñaros estas imágenes, las rosas que me acompañarán en mayo, el mes de mi cumpleaños 🙂

Hasta mañana y feliz descanso.