La finca l’Albarda está situada en el término municipal de Pedreguer, un pueblo próximo a Denia, en la provincia de Alicante. Pertenece a FUNDEM, fundación para la conservación de la fauna y flora mediterránea y, aunque es de reciente construcción, reproduce fielmente la imagen de los antiguos jardines renacentistas valencianos, influenciados por la cultura árabe.

En los 50.000 m2 de superficie sobre los que se extiende el parque se pueden apreciar más de 700 especies de plantas autóctonas, así como una gran colección de palmeras y rosales. Por su estilo renacentista la arquitectura tiene un peso importante en su diseño y por sus paseos abundan pergolas, templetes y fuentes.

El jardín es un modelo de jardinería mediterránea, de plantas resistentes al clima del litoral pero sin descuidar el aspecto estético. El espacioso parque se subdivide en espacios más reducidos entre los que encontramos un jardín formal, un umbráculo, un jardín de naranjos, otro valenciano y un tercero de rosas, un bosque autóctono con riachuelo, rocalla con poza y una zona de recreo cercana a la casa.

Este jardín abre sus puertas al público todos los días de la semana y es un lugar que no debes perderte…, pero sí en el que perderte y disfrutar.

En Valencia se conserva otro parque de este estilo, los jardines de Monforte, y que os mostré tiempo atrás en esta entrada. En la actualidad se reconstruyen antiguas alquerías y sus jardines, como esta otra que os enseñaba en esta otra entrada, aporte valioso a la jardinería típica de nuestra tierra.

Imágenes: l’Albarda