¡Buenos días y feliz martes! Los martes siempre me han parecido días insignificantes, no están al comienzo ni al final de la semana, ni tan siquiera son los del medio. Parece que tengan menos importancia que el resto de los días: nadie dice “odio los martes”, ni “ánimo, que ya es martes”, ni “porfin es martes”. Pero hoy es martes y vengo a contaros un par de noticias que recibimos durante las vacaciones, una buena y otra mala, una que me hizo muchísima ilusión y otra que me hizo caer en el desencanto…, aunque creo que fue al revés porque ahora la ilusión es la que predomina.

El desencanto

Comienzo con lo menos bueno, que malo, malo, tampoco es. Recién comenzaba mis vacaciones a finales del mes pasado cuando alguien en Twitter me avisó que un blog copia mis contenidos de manera íntegra en su página. Accedí a la dirección y comprobé que así era, los míos y los de otros bloggers de jardinería. El día que yo me iba de vacaciones ellos decían exactamente lo mismo, también se marchaban, con las mismas fotografías y cada punto y cada coma que yo escribí.

En ese momento te embargan una serie de sentimientos enfrentados, estas personas que copian no saben el esfuerzo que supone preparar y desarrollar un tema cada día…, o mejor dicho, sí lo saben pero no lo quieren hacer…, o no pueden hacerlo. Probablemente son gente que no tiene idea de jardinería, no aman las plantas ni buscan compartir su conocimiento, tan solo quieren sacar beneficio económico de su página montando toda una estructura de banners comerciales alrededor de una información robada a otras personas.

Me he sentido muy decepcionada al descubrir la falta de honradez de esa gente, puedo entender que mis temas sean interesantes y que alguien quiera utilizar mis fotos (no pongo reparos a esto si citan la fuente) pero no consiento la copia literal. Sé que no soy la primera ni seré la última, pero necesitaba contarlo y agradecer a todos los que me seguís y me leéis que estéis ahí y que ni por un momento se me ha pasado por la cabeza dejar de escribir.

Es probable que incluso esta entrada la estés leyendo en su blog, si es así tienes que saber que en realidad pertenece a www.guiadejardin.com, el sitio original donde escribo todos mis artículos. Allí comparto experiencias auténticas, en primera persona y puedes consultarme que yo te responderé. No como en jardineriaencasa.com que lo único que hace es copiar y pegar lo que otros escriben.

La ilusión

Esta noticia me llegó también durante el verano y me sentí realmente emocionada al recibirla. Puede que ya sepáis que el año pasado recibí el premio al mejor blog de jardinería en el concurso de Dialhogar y que en esta edición quedé entre los tres clasificados gracias a vuestros votos. Finalmente un jurado decidió cual de los tres sería el ganador y me sentí muy afortunada cuando me comunicaron que Guía de Jardín había sido galardonado.

Este año no pude asistir a la entrega de premios pero en la web de Dialhogar he podido seguir todas las actividades del cuarto encuentro y comprobar que superó en entretenimiento y diversión a la tercera edición, os dejo el enlace aquí.

Gracias a todos los que votasteis por mi blog y a Dialhogar por el reconocimiento a nuestro trabajo. Estas alegrías nos llenan de energía y ganas para seguir compartiendo nuestra experiencia de jardineras con todos vosotros.

Y mientras el otoño se acerca, vamos calentando motores para recuperar nuestras actividades habituales. Me queda pendiente enseñaros fotografías de las vacaciones (llenas de flores, frutos, insectos, montaña…), pero eso será en el próximo post.