Una pequeña cottage inglesa decorada de Navidad

Dos por el precio de una: una pequeña cottage inglesa y una gran mansión californiana son las protagonistas del post de hoy. La primera una auténtica bombonera y la segunda, una pastelería completa.

En la peli, Cameron Díaz interpreta a Amanda Woods, una chica americana dueña de una próspera agencia de publicidad en el sur de California que acaba de romper con su novio. Por otro lado, Kate Winslet da vida a Iris Simpkins, redactora de una popular columna de bodas para quien las relaciones con los hombres tapoco son fáciles.

Ambas deciden darse un respiro e intercambian, a través de Internet, sus respectivas viviendas durante unas Navidades. En ese espacio de tiempo transcurre la película, una simpática comedia llena de momentos divertidos en dos entornos fantásticos.

La casa californiana de Amanda es una maravilla, con toda clase de lujos y un jardín espectacular, pero la casa de campo de Iris, con el paisaje que la rodea y su fino estilo rústico, es para enamorarse. No me extraña todo lo que les sucede a las protagonistas durante el film.

The Holiday

The Holiday

The Holiday

The Holiday

The Holiday

suscríbete