Tony Hisgett

En 1930, Vita Sackville-West y Harold Nicolson establecieron su hogar en Sissinghurt Castle y comenzaron a diseñar y construir los jardines que rodean la propiedad. Juntos trazaron las líneas del diseño y los planos, pero de las plantaciones se encargaba Vita quien con su mano verde y buen gusto, iba convirtiendo en un edén cada rincón del terreno por el que pasaba.

Un jardín en gris, verde y blanco

Winfried Rusch

Ya hablamos en anteriores entradas de ella y de los jardines, de la historia de Sissinghurst y de la vida y profesión de la jardinera que también fue poeta. Hoy nos centramos en uno de los espacios más emblemáticos de la propiedad, el Jardín Blanco, donde en los años 50 del pasado siglo Vita decidió hacer algo especial.

Entre sus escritos se puede leer, con fecha del 22 de enero de 1950:

“Estoy tratando de hacer un jardín en gris, verde y blanco. Es un experimento que espero ardientemente que resulte exitoso, aunque lo dudo. Las mejores ideas de uno rara vez alcanzan las expectativas previstas en la práctica, en especial en jardinería, donde todo queda tan bien sobre el papel y en los catálogos, pero fracasa del modo más lamentable cuando lo pasas al terreno. Aún así, uno tiene esperanza.”

Evidentemente las ideas de Vita para este jardín alcanzaron las expectativas e incluso las superaron. El Jardín Blanco está considerado el jardín de estilo inglés mejor diseñado y es, hoy en día, uno de los más visitados de Reino Unido.

Debs-eye

Phil Bartle

Jill Catley

Wendy Cutler

Richard White

Richard White

Simon Roberts

Y si quieres ver el resto de jardines no te pierdas esta entrada: Sissinghurst, un jardín de ensueño.