¡Hola! Estamos de vuelta en casa después de un mes de vacaciones en el monte. Recién llegados todavía, no hemos terminado de reinstalarnos aquí y nuestra actividad sigue siendo relajada. Poco a poco iremos retomando nuestras rutinas: vuelta al cole, trabajos, cuidados del jardín…, mientras esperamos que las temperaturas, todavía altas, se suavicen.

Este año hemos pasado gran parte de julio y agosto en Bronchales, el pueblecito de Teruel donde solemos veranear. El clima allí es más fresco y mis hijos se reúnen con sus primos y amigos para disfrutar de las fiestas del pueblo y hacer su  “Verano Azul” versión montaña.

Durante este tiempo de desconexión (allí no tenemos más acceso a Internet que el móvil, con una cantidad de datos bastante limitada) he recibido alguna buena noticia que os contaré y también alguna sorpresa menos buena. No me refiero al terreno personal, no, en ese sentido todo sigue bien y espero que para vosotros también. Son temas referentes al blog y de los que os iré hablando en los próximos días.

Hoy empezaremos con buenas noticias, os cuento que a mi regreso el jardín parecía una jungla. Las ramas del olivo, los laureles y la fotinia han crecido desmesuradamente, los rosales han debido estar llenos de rosas en algún momento por las flores marchitas que he encontrado y otros arbustos están ahora florecidos.

Mi pequeña rosaleda

Una rosa de verano

La gran sorpresa ha sido el césped, lo dejé en manos de mi jardinero automático 🙂 y a la vuelta he descubierto el buen trabajo que ha hecho durante todo este tiempo: la hierba está igual que cuando me fui: igual de corta e igual de verde. En años anteriores, cuando nos íbamos de vacaciones, el césped quedaba abandonado a su suerte y sin corte alguno durante un mes crecía tanto que era complicado recuperar su buen aspecto de nuevo.
El robot cortacésped y el riego automático son los únicos cuidados que ha tenido mi jardín durante este mes de ausencia y el resultado ha sido fantástico.

Robot cortacésped

Os dejo algunas fotografías del jardín a mi vuelta. Durante los próximos días estaré podando arbustos y quitando flores marchitas para dejarlo limpio y arreglado de nuevo. Hasta la vuelta al cole de mis hijos no retomaré el ritmo de publicaciones diarias, pero volveré a escribir pronto y os enseñaré fotos de jardines que he visitado durante las vacaciones.

Margaritas rosa

Laureles

Cica, agave y laureles

Rosas de Siria y jazmines

Rosales

Algunos arbustos

Flores de hinojo

¡Feliz fin de semana!