Las dalias son plantas herbáceas, perennes y de raíces tuberosas que florecen en verano. Durante el invierno, con el frío, pierden toda la parte aérea, se quedan sin hojas y tallos, pero en cuanto llega la primavera y las temperaturas van en aumento, comienzan a desarrollarse y a crecer hasta que en verano, por fin, florecen. Si quieres disfrutar de estas bonitas flores en tu jardín, ahora es el momento de plantarlas.

Dentro del género Dahlia puedes encontrar más de 20.000 cultivares diferentes. Esto quiere decir que las hay de muchísimas formas, tamaños y colores. No siempre es fácil encontrarlas etiquetadas y saber qué variedad es la que tenemos, pero se llame como se llame, cualquier dalia es una belleza.

Las dalias, al igual que las rosas, son plantas que quieren mucho sol. Les perjudica el viento, así que mejor plantarlas en un lugar protegido. Si en invierno hiela pueden morir, de manera que si en tu zona hiela en invierno, debes desenterrar los rizomas antes de las primeras heladas y guardarlos en un lugar seco y fresco hasta la siguiente temporada.

Para plantarlas prepara un hoyo de entre 8 y 12 cm de profundidad (dependiendo del tamaño de la variedad), abónalo, coloca en él las raíces y cubre con tierra. Debe ser un suelo que drene bien, los encharcamientos de agua pueden perjudicar la planta. Si pones más de una planta, guarda una distancia de 20 cm en variedades pequeñas y de 50 cm en las más grandes.

Si la planta es de tamaño grande, puede que necesite un tutor para mantener el peso de las flores.

en mi jardín

fineartamerica

gardenofeaden

themarthablog

¿No os parecen unas flores preciosas? A mi me encantan y me parecen perfectas, tanto como planta parael jardíncomo flor para hacer ramos.

suscríbete