Las clemátides se clasifican en tres grupos diferentes según el tipo de poda que necesitan. También existen clasificaciones por familias, según de qué  otra variedad procede la planta y clasificaciones por hábitos de crecimiento. Pero existe cierta relación entre las familias, hábitos de crecimiento y grupos de poda. Casi todas las clemátides de una misma familia y con determinado hábito de crecimiento están englobadas en el mismo grupo de poda.

PODA DE PLANTAS JOVENES

Durante el primer y segundo año todas las clemátides se podan igual: a 30 cm del suelo la segunda primavera y a 40 la tercera. De esta manera se favorece el desarrollo de una parte aérea bien ramificada y a un sistema radicular más robusto.

clematis

PODA DE PLANTAS ADULTAS

GRUPO 1

Especies y cultivares que florecen a principios de temporada. Las más características son las Montanas y sus variaciones, plantas muy vigorosas en zonas cálidas.

También forman parte de este grupo la clematis alpina y la macropétala, que con el tiempo se convierten en grandes ejemplares, la clematis armandii y todos sus cultivares.

Todas las clematis del grupo 1 florecen en tallos del año anterior, por lo que si se podan a finales de temporada o antes de florecer posiblemente se eliminen brotes de flor. Estas clematis se deben podar justo después de la floración, permitiendo que se desarrollen brotes nuevos que florecerán el próximo año.

Montana Rubens

Clematis Montana Rubens

Armandii

Clematis Armandii

GRUPO 2

Todas las clematis de este grupo son híbridos de grandes flores. A menudo se subdividen en dos grupos: 2a y 2b. La diferencia es que las del grupo 2a florecen en primavera y luego en otoño, las del grupo 2b florecen en primavera y luego de manera intermitente durante todo el verano.

Las segundas floraciones pueden diferir de la primera en el tamaño de las flores y la intensidad del color. Para favorecer esta segunda floración, conviene eliminar las cabezas de las flores anteriores antes de que germinen, justo tras la caida de los tépalos.

Este grupo de clematis florece en madera vieja (en realidad en brotes cortos sobre la tallos viejos) y no se deben podar, salvo a principios de primavera para eliminar madera muerta.

Nelly Moser

Clematis Nelly Moser

GRUPO 3

Son variedades que florecen en verano: las viticellas, las texensis, las especies herbáceas, las orientales y las del grupo de la Jackmanii.

Las flores aparecen en la madera nueva que se ha desarrollado durante la primavera y conviene podarlas drásticamente a finales del invierno, cuando están completamente inactivas, a una altura entre  30 y 40 cm. Se dejan 2 pares de yemas en cada tallo de la planta.

Este grupo de clematis tienen un crecimiento muy rápido y llegan a alcanzar su altura máxima antes de la floración de cada verano. Si no se podan, desarrollan ramas muy largas y leñosas sin hojas y flores que afearán la planta.

Jackmanii

Clematis Jackmanii

GENERALIDADES

Una vez entendidos los principios de poda de los que hemos hablado, se puede establecer una estrategia de poda para controlar la altura de floración de las clematis de los grupos 2 y 3.

Imaginemos una clematis Jackmandii que deseamos que florezca alrededor de una ventana de un segundo piso. Si la reducimos a 30 cm cada año, nunca llegará a la altura que necesitamos, pero sabiendo que crece unos 3 metros y medio cada año, se puede cortar en una altura que le permita desarrollarse posteriormente hasta la longitud deseada.

Las clematis son plantas muy resistentes y es difícil matar una planta por una mala poda. Cuando se compran ejemplares correctamente etiquetados, en la etiqueta suele indicar el tipo de poda que necesita la planta.

suscríbete