Si no habéis visto esta película os recominedo que lo hagáis, es una historia bonita, con un guión sencillo pero agradable y sobre todo, una carta de amor a Italia. Consigue que te evadas y disfrutes de los bellísimos paisajes de la Toscana, con suaves colinas, verdes campiñas y viñedos.

Bajo el sol de la Toscana

Bajo el sol de la Tosacana

Bajo el sol de la Toscana

La protagonista de la película es una escritora de 35 años que, para superar la depresión tras un reciente divorcio, decide pasar 10 días de vacaciones en la Toscana. Al llegar a su destino se encapricha de una antigua villa, una casa preciosa pero que necesita muchas reformas. Allí vive numerosas situaciones, algunas cómicas y otras más serias, que componen el transcurso de la historia.

Bramasole

La Toscana

Jardín de Bramasole

Bramasole

La película se rodó entre varios enclaves, pero las escenas de la casa corresponden a la villa de Bramasole, enclavada en una colina a las afueras de las antiguas murallas de la ciudad de Cortona. La construcción data de 1504 y estuvo muchos años abandonada. Tras el rodaje de la película se acondicionó como villa de alquiler vacacional… de lujo, ¡por supuesto!

¿Conóces la Toscana? Yo nunca he viajado a ninguna zona de Italia, pero debe ser bellísima. Si has estado me encantaría conocer tu experiencia.

suscríbete